«USACA CREA DELITO SANGRE Y VICTIMIZA A DOCENTES»

0
164

Doctor
CARLOS ANDRÉS PÉREZ
Rector Universidad Santiago de Cali

Copia:

Señores
Comité de Convivencia Universidad Santiago de Cali

Señores
Ministerio del Trabajo y Regional Ministerio del Trabajo

Señores
Ministerio de Educación Nacional

Señores
Tribunal Disciplinario Universidad Santiago de Cali

Señores
Defensoría Regional y Nacional del Pueblo

Señores
Red de Universidades por la Paz – REDUNIPAZ

Señores
Federación Internacional de Derechos Humanos – FIDH

Señores
Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos – CPDH

Señores
Procuraduría General de la Nación

Señores
Centro de Atención a Víctimas Fiscalía General de la Nación CAV Cali

Señores
Medios de Comunicación masivos

 
ASUNTO:  RECUSACIÓN E IMPEDIMENTO PARA ACTUAR DEL DIRECTOR DE GESTIÓN HUMANA SEÑOR JUAN CARLOS CORDOBA ARTURO

 La Suscrita, Krupscaia Rohima Sterling Sánchez,  identificada con la cédula No.66.986.551, afirmo y certifico bajo la gravedad de juramento, como víctima de todas las actuaciones de mis superiores jerárquicos laborales de la Universidad Santiago de Cali y del declarado público, notorio y flagrante odio personal y extremo del Director de Gestión Humana señor Juan Carlos Córdoba Arturo el cual expresó en voz alta y pública contra mi padre Athemay Sterling, según lo manifestó frente a la suscrita, sus Funcionarios Gabriel Alberto Ortiz Rincón y María de los Ángeles Arce Novoa, del Delegado de Siprusaca Emilio de la Cuesta Figueroa y mi Abogado Defensor Varcan Lamartine Sterling (los cuales solicito llamar para que también bajo la gravedad de juramento certifiquen lo que él expresó y por lo cual lo recuso), al final de la última audiencia a la que asistí según mi voluntad a presentar Descargos de “Cargos”, no sólo nulita todo lo actuado contra mi persona como Abogada Defensora de Derechos Humanos y con Protección del Derecho Público Internacional por vulnerarme Derechos Universales e Irrenunciables entre Ellos el Debido Proceso, mi defensa técnica, Derecho a la Defensa y Contradicción en los términos legales, por cuanto el acusador no es objetivo frente a dirimir los cargos que pretenden endilgarme.

Yo como víctima  con todos mis derechos incólumes y la ley superior impugno legítimamente la actuación del Director de Gestión Humana  señor Juan Carlos Córdoba Arturo y de todas aquellas personas que en esa misma tónica han actuado, pues se consideran no aptas porque su imparcialidad está en duda y las amenazas expresadas pública, clara y notoriamente para castigar por el odio extremo y peligroso que este empleado con funciones de director de gestión humana tiene contra mi padre Athemay Sterling, y como consecuencia también con la suscrita abogada defensora de los derechos humanos y con protección expresa de medidas cautelares de la comisión interamericana de derechos humanos de la OEA en todas sus actuaciones junto a la vida e integridad personal, académica, de conciencia, laboral, humanitaria de mi padre a quien también lo convirtió en víctima con sus implícitas amenazas y explicitas manifestaciones de odio extremo y peligroso, que ojalá nunca llegase a ocurrir algo parecido recordando que es mi padre, y también que aquí en el recinto universitario santiaguino, él por el ejercicio de sus Funciones del Ente Disciplinario superior ahora en funciones del Director de Gestión Humana; mi padre Athemay Sterling ya sufrió atentado criminal cuando fueron a matarlo, quemaron los Archivos de su Oficina del Tribunal Disciplinario, por lo cual la Sijín y Fiscalía están abocando las acciones pertinentes, como igual el homicidio al Doctor Everth Mosquera Decano de Ciencias Económicas y Empresariales en plena Cafetería Paola dentro de la Universidad.

Esta Recusación e impedimento para actuar que tiene el Director de Gestión Humana la presento procedimentalmente a Usted Señor Rector que es su Superior Jerárquico y también para que en el marco del Derecho de Petición indique su Señoría si es verdad, si o no, que todo lo que hace el Director de Gestión Humana es por sus órdenes como él lo ha manifestado.

Sabe Usted Señor Rector que las Normas Superiores sobre los Derechos prevalecen sobre otras y castigan cualquier agresión como las actuadas y proferidas por el Director de Gestión Humana donde él se ha arrogado ilegalmente múltiples funciones que no le corresponde, es acusador, es juzgador, es parte y ahora amenazante y vulnerador de Derechos, tanto así que al comienzo de cada una de las dos audiencias que he tenido con él amenaza para infundir temor reverencial con sus gritos e imposiciones groseras, inhumanas y degradantes. Le hace flaco favor a la Universidad que nació democrática, con Cogobierno conquistado y que es un patrimonio científico, académico y democrático de la región.

Además de ser ya nulo todo lo actuado por los vicios conocidos, por la Recusación e Impedimento, por violación también del principio de imparcialidad del recusado e impedido y todas sus manifestaciones contrarias a la Ley deben ser conocidas por las Autoridades e Instituciones como es mi deber legal como Abogada, Ciudadana y Docente de nuestra Universidad Santiago de Cali a la cual hay que preservarla de quienes actúan con ODIOS EXTREMOS Y PELIGROSOS prohibidos por la norma. Nadie podrá cohonestar este despropósito del Director de Gestión Humana quien se extralimita en sus funciones vulnerando todos los Derechos y entre ellos el Macro de toda Actuación como es el Debido Proceso, sus arbitrarias e ilegales acciones de ACOSO EXPLÍCITO LABORAL contra la suscrita, conducta también proscrita.

Como desde el inicio hubo total vulneración al Debido proceso, Derecho Irrenunciable mío y de la Sociedad es muy importante Señor Rector conozca que en “…Estas instituciones, de naturaleza eminentemente procedimental, encuentran fundamento constitucional en el derecho al debido proceso, ya que aquel trámite judicial, adelantando por un juez subjetivamente incompetente, no puede entenderse desarrollado bajo el amparo de la presunción de imparcialidad a la cual se llega, sólo en cuanto sea posible garantizar que el funcionario judicial procede y juzga con absoluta rectitud; esto es, apartado de designios anticipados o prevenciones que, al margen del análisis estrictamente probatorio y legal, puedan favorecer o perjudicar a una de las partes…” Sentencia C-365/00

Más aún cuando hay grave zozobra entre la comunidad universitaria que depende salarialmente de Usted y de las Instituciones Competentes, con la profusa circulación de un presunto “muro de la infamia” donde como en el oeste o en los organigramas de seguridad u en otras situaciones por fuera de la Ley se va tachando a la persona que ya ha sido despedida de la Universidad. Todo esto crea en el contexto general no sólo peligro para los Derechos, para la vida e Integridad Personal, la Libertad de Cátedra, la Libertad de Conciencia más aún en una Universidad, léase el artículo 18 de nuestra Constitución Política y el 29 de ella misma y verá que hay mucho por resolver en pro de la paz y la convivencia entre toda la comunidad universitaria y evitar se consuma crímenes como los ya ocurridos en el interior del Alma Máter y fuera de Ella. El papel de los Empleados es para servir a ese propósito y a la comunidad universitaria y no crear artificiales contradicciones que desgastan el aparato Administrativo de la Universidad.

Yo debiera estar sólo dedicada a mis clases, el Director de Gestión Humana a lo meramente suyo y no estar en este innecesario desgaste que afecta la Universidad por culpa de la vulneración a los Derechos en el Interior de la Universidad Santiago de Cali por parte de mi acusador, mi Juez, mi parte y mi amenazador a la vez, como es a quien recuso en este escrito.

No debe existir el acoso laboral pues no está permitido, no debe existir censura a lo indicado en la Constitución Política, la Universidad se debe atemperar a Ella y a los Derechos Universales expresados en Tratados Internacionales que prevalecen sobre toda pretendida norma autónoma, o imperativo odio extremo, que se convierte en peligro inminente y que puede generar un daño irremediable, léase Señor Rector por favor el constitucional 93 y verá que los Convenios de la OIT y demás Tratados Internacionales que desde Gestión Humana se vulnera hace quedar muy mal a la Universidad y no puede actuar con sus caprichos, sus inexactitudes, sus odios y venganzas contra nadie y menos contra mi padre y la Suscrita que ante las Autoridades Competentes nos constituimos en VÍCTIMAS y la Universidad no puede REVICTIMIZAR, su Misión, Visión y su PEI dicen lo contrario.

La misma Sentencia ya aludida plantea que “…La imparcialidad e independencia judicial, como objetivos superiores, deben entonces ser valoradas desde la óptica de los demás órganos del poder público – incluyendo la propia administración de justicia, de los grupos privados y, fundamentalmente, de quienes integran la Litis, pues sólo así se logra garantizar que las actuaciones judiciales estén ajustadas a los principios de equidad, rectitud, honestidad y moralidad sobre los cuales descansa el ejercicio de la función pública…” proceder todo vulnerado contra la suscrita y ahora contra mi Padre por parte de este empleado recusado y las personas que le llegaren a cohonestar, pues repito para el bien de la Universidad, para el bien de todas y en especial para la Suscrita Krupscaia Sterling y mi Padre Athemay Sterling quien como VÍCTIMAS CONSTITUÍDAS estamos en peligro inminente hacia un daño irremediable, y el primer determinador es el Actual Director de la Oficina de Gestión Humana y quienes le cohonesten en su pretensión dolosa como ya él mismo ha actuado frente a los nombrados y que participaron en la primera y última e ineficaz audiencia citada por él y que Yo por respeto y de manera voluntaria asistí con mis abogados.

Sírvase entonces señor Rector aceptar en los términos de ley esta impugnación donde Recuso al Director de la Oficina de Gestión Humana y quienes le cohonesten por vulneración desde el inicio al debido proceso, y por lo tanto nulitar todo lo actuado.

A las Autoridades nombradas a quienes copio aquí en este escrito como destinatarias para que intervengan y puedan actuar de conformidad a su competencia y sus funciones en Defensa de los Derechos Universales e Irrenunciables de la Persona Humana, de las y los Abogados Defensores de Derechos Humanos y más a mi Padre quien tiene otorgadas a su favor Medidas Cautelares de Protección Integral por Orden de Tribunal Internacional la CIDH-OEA, pues ambos a raíz de estas anomalías vulneradoras nos hemos constituido y ratificado como víctimas,  no queremos ser re victimizados por quienes nos agreden, pues ya se configuró un peligro inminente para que presuntamente se genere por el contexto y la historia de la USC, ojalá no, un daño irremediable, con los dos antecedentes criminales cometidos al interior de la Universidad Santiago de Cali cuando asesinaron al Decano Everth Mosquera e iban a matar, y asesinar en el Tribunal Disciplinario a su Presidente y mi Padre Athemay Sterling.

Termino este escrito solicitando a Ustedes muy respetuosamente toda la Protección a todos nuestros Derechos Vulnerados y amenazados y la procedencia de la recusación y de impedimento del señor Juan Carlos Córdoba Arturo de acuerdo a lo antes expuesto, según lo consagrado en el capítulo VI artículo 60 y Capitulo VII artículo 61, ambos del acuerdo CS 12 / 9 Oct. / 2000 publicado en la página Web de la Universidad Santiago de Cali.

Atentamente,

KRUPSCAIA ROHIMA STERLING SÀNCHEZ