UNA EMPRESA CRIMINAL EN CONCIERTO CON FUNCIONARIOS DE LA JUSTICIA

0
71
Bogotá D.C., 29 de octubre de 2013 – Las  revelaciones hechas por Noticias
Uno el pasado 27 de octubre, indican las transacciones hechas por el
Coronel Robinson Gonzales del Rio, con el Magistrado del Consejo Superior
de la Judicatura Henry Villaraga, en las cuales se hace un concierto para
incidir en decisiones judiciales, ingresar clandestinamente a guarniciones
militares y traficar influencias para que sean llevados procesos a la
Justicia Penal Militar,  indican una degradación de la justicia.
 
Ante la gravedad de estos hechos, hacemos pública la declaración rendida
por el soldado profesional Quintana, integrante del Batallón 57 Mártires
de Puerres, que describe los procedimientos usados para la compra de
armamento, selección de víctimas,  legalización de las ejecuciones
extrajudiciales y sistemas de premios y estímulos por los crímenes,
promovidos por quienes actuaban como Comandantes, en esa entonces el
Coronel Robinson Gonzáles del Rio y el Mayor Josue Yobanny Linares.
 
… dije aquí lo que pasó fue que esto, esa gente se legalizó, esto ya lo
estaba trabajando antes de que llegara el mayor Linares, lo estaba
trabajando el mayor Gonzales, llegó el mayor Linares, siguió con la misma
política…
 
Este testimonio indica como esta práctica fue impuesta por el Coronel
Gonzales del Rio, habiéndole dado continuidad su sucesor el Mayor Linares
Hernández, militar acusado por dos ejecuciones extrajudiciales.
 
… Aaa, desde el 2007, desde el 2007 empezó eso, después de que llegó el
mayor Gonzales, cuando estaba mi mayor, daban bajas, pero de guerrilla en
el monte, pero llego Gonzales y el batallón se dañó, ya la gente no quería
salir a operación, se dañó porque él decía si quieren vivir 4 meses en el
monte los tengo, allá ustedes, pero si quieren vivir relajados en sus
casas también, y la gente se fue por el lado fácil…
 
Durante más de un año los familiares de este testigo, han demandado de las
diferentes autoridades (Fiscalía General de la Nación y Unidad Nacional de
Protección), la protección de sus derechos a la vida e integridad
personal,  a lo cual la autoridades se han negado persistentemente, a
pesar de las múltiples amenazas de que han sido objeto.
 
Además de la responsabilidad del Magistrado Villarraga, debe establecerse
la responsabilidad de los demás integrantes del Consejo Superior de la
Judicatura, respecto de los cuales se anuncio y promovió el ingreso
clandestino a los llamados sitios de reclusión, donde se discutiría y
decidiría el sentido de los fallos, pues es inadmisible que la justicia
establezca conciertos con personas señaladas de participar en crímenes
contra la humanidad. Entre los aspectos que deben ser investigados es lo
relacionado con la decisión que favoreció al Coronel Carlos Alfonso Suarez
Ortiz, quien era Comandante del Batallón Ayacucho, lugar donde tenía su
sede el Batallón 57.