TD 78446 Picota ERON Patio 12 extraditables

0
71

Respetables señores

Representantes de la F.A.R.C. E.P.

Mesa de negociación del “PROCESO DE PAZ”

Habana – Cuba

Primeramente reciban un respetuoso y cordial saludo.

Nosotros los internos en vías de extradición ubicados en la penitenciaría ERON-Picota de la ciudad de Bogotá, acudimos a este medio para hacer manifiestas nuestras inquietudes en cuanto al trámite general y tratamiento que se nos infringe en todo nuestro proceso de extradición, además aprovechar para manifestar nuestro total respaldo a este gran paso dentro de la búsqueda de una igualdad social en Colombia, sin la utilización de las armas y gastos económicos, sociales y humanos, que han afectado décadas a nuestro sufrido pueblo.

Para argumentar lo antes referenciado expondremos a continuación algunos hechos y ejemplos de cómo se negocian las vidas de colombianos con las grandes potencias, utilizando una cortina de humo llamada “extradición”.

Puntos de consideración:

1- Violación de la presunción de inocencia.

2- Trato, desigualdad por parte del INPEC.

3- Violación de derechos fundamentales por parte de los estados requirentes.

4- Montaje indiscriminado de procesos y total indefensión contra los mismos.

5- Persecución política argumentando narcoterrorismo.

6- Interpretación arbitraria de normas legislativas y leyes para dar conceptos favorables a extradiciones.

7- Incumplimiento de condenas proferidas por nuestras cortes al extraditar personas que llegan a acuerdos con los estados requirentes que les proporcionan inmunidad violentando la soberanía colombiana.

Por todo lo anteriormente expuesto y por muchas otras situaciones, nos sería interminable esta misiva; pero a groso modo les trataremos de informar

nuestra difícil situación actual y a la que están expuestos muchos otros colombianos que en cualquier momento pueden ser víctimas de estas atrocidades.

Primeramente es irreal el hecho de que los muy estigmatizados “extraditables” sean grandes “capos” con grandes fortunas, ya que de los aproximadamente 180 internos en nuestra condición el 95% somos personas de escasos recursos, muchos de los cuales somos víctimas de montajes orquestados en los Estados Unidos de Norteamérica para justificar capturas de responsables de cargamentos incautados, mientras los verdaderos dueños son protegidos por su corrupto sistema de “justicia”.

Desde el principio del proceso de extradición , ósea nuestra captura, se nos violenta la presunción de inocencia, ya que somos tratados con más restricciones que los internos de alta seguridad de cualquier centro penitenciario del país, por ejemplo: en el centro donde estamos únicamente nosotros trasladamos a visita de abogados, visitas familiares, atención médica (casi nunca) y demás, con restricciones “esposas en las manos”, nuestras celdas se mantienen cerradas durante el tiempo que estamos en áreas comunes exponiéndonos a bajas temperaturas sin tenca donde reposar, a diferencia de todos los demás patios del ERON, donde por acuerdo con los internos de alta seguridad sus puertas permanecen abiertas; y que más del tiempo de visita íntima donde se nos reduce a 15 minutos y en los demás patios no se lleva control horario, etc.

Cuando se extradita a una persona que mueve los medios de comunicación, en la noticia el día se pronuncian muchos jerarcas argumentando tanto que X número de extraditables serán enviados a cumplir sus condenas en EEUU, casi siempre un promedio de entre 12 a 25 son enviados todos los meses e inmediatamente más de ese número son capturados, pero nunca se da información veraz sobre la gran cantidad de víctimas de montaje de procesos en Norteamérica y mucho menos se comenta que estas personas gozan de presunción de inocencia.

Como “gran noticia” el gobierno se pronuncia indicando las garantías que se le solicitarán al estado requirente, donde deben protegerse y ampararse los derechos fundamentales del solicitado en extradición pero nunca se da

seguimiento a que se cumplan las garantías solicitadas y mucho menos se solicita que se garanticen todos nuestros derechos fundamentales porque si bien es cierto se piden que se nos respete nuestro derecho constitucional de mantener contacto con nuestra familia, se nos desvincula de ella al enviarnos tan lejos sin tener los medios necesarios para que no le sean vulnerados los derechos a nuestros hijos de tener una familia y a no ser separados de ella; además nuestra corte constitucional se ha pronunciado en múltiples ocasiones que la visita íntima o conyugal es un derecho fundamental ya que va ligado completamente a otros derechos constitucionales tales como la vida digna y la salud, y al ser enviados a estados donde no se nos brinda la mínima posibilidad de contar con ese derecho, el mismo se está vulnerando; por lo que la solución salomónica sería confiar en nuestras cortes y sistema de justicia proponiendo la no extradición para nacionales; y para que no se crea que esto significara impunidad, que el estado requirente encime nuestros expedientes (procesos), para que se nos brinden todas las garantías y seamos juzgados en Colombia y en caso de ser condenados cumplimos una condena en condiciones dignas dentro de un proceso de resocialización del penado, piedrangular en la que se cimente un sistema penitenciario moderno.

Porque para ejemplo traigo a colación el caso de Álvaro Cortes Moreno TD: 63719 de ERON, compañero que fue extraditado al Perú hace algunos meses, donde a pesar de su avanzada edad y pésimo estado de salud, se extradito y se le solicitaron las garantías al Perú donde debía permitírsele la comunicación periódica con su familia, pero en contraposición lo internaron en una cárcel donde no tiene acceso al teléfono y haciendo uso de medio externo logro informarle esto a su esposa que también es de avanzada edad y tiene una enfermedad terminal ¿Qué hace Colombia para que se cumplan las garantías exigidas?, nada.

Por la nefasta estigmatización que se nos ha montado las autoridades excusan sus violaciones a nuestros derechos como sistemas de seguridad extremos para “capos” esto lo podemos vislumbrar con la negativa recurrente a nuestras remisiones de salud, donde estando en condiciones de urgencias médicas, exámenes y demás, se pierden porque supuestamente el ministerio de relaciones o cualquier otro jerarca, debe firmar una

autorización que dura varios días, sin importar que por esto peligre la vida del interno, que como el mismo gobierno se ha pronunciado, su estatus no es de sindicado, ni sentenciado sino de guardado, porque al no haber sido juzgado debe respetársele la presunción de inocencia y el trato nunca debería de ser el actual.

Dentro de lo relacionado y para aclarar parte de lo que somos víctimas, tomare como referencia el “entrampamiento” procedimiento que no se tipifica dentro de nuestra legislación, pero, consiste en que después de capturada una persona llega a un acuerdo con la DEA, fiscalías de EEUU y con la cooperación de autoridades locales para incitar al delito a otras personas y luego de que se concreta la entrega o negociado del producto, se venden estos positivos para que sirvan de descuento a otra capturas y al mismo que fue utilizado.

Dentro de las garantías supuestamente debe cumplirse con el debido proceso, el que únicamente es maquillado con el hecho de que se nos asignara un abogado en caso de no tener los medios y que seremos juzgados por un tribunal competente en un juicio justo pero la realidad es otra, debido a que se ofrecen desiventos por declaraciones a personas condenadas o que pueden llegar a acuerdos para descuentos en sus procesos, lo que vuelve esto en un comercio de mentiras fáciles de montar por el que tiene el control absoluto de los procesos y le ofrece a los inocentes dos caminos, el primero aceptar una condena mínima al hacerse confeso de algo que no hizo o tratar de comprobar su inocencia luchando contra el mayor poder de corrupción Judicial del planeta, porque así el imperio norteamericano evita las demandas multimillonarias que podrían plantearse al absolver de los cargos a los inocentes sindicados y además calma la opinión pública presentando cifras exorbitantes de falsos positivos.

Señores “para muestra de un botón” como un gobierno envía a sus compatriotas a un estado ante la muda comunidad mundial mantuvo “secuestrados” a más de 100 personas, torturadas por más de 12 años sin ni siquiera tener acceso a un abogado y sin ni siquiera tener una prueba contra ellos, solamente utilizar el título de “terroristas” contra lo que no pueden explicar, a esto es lo que nos exponen nuestros gobernantes.

Ahora tratando de ser imparciales observemos las estadísticas y preguntemos cuantos norteamericanos han sido enviados a nuestro país por delitos o deudas pendientes en Colombia o porque no existe tratado bilateral de extradición con los E.E.U.U. y sí, con México, Panamá, etc., donde en esos tratados no se puede extraditar a nacionales; y si bien el tiempo ha transcurrido desde que se pensó que no habían cárceles en Colombia para los “capos” y el sistema penitenciario colombiano ha evolucionado y ya no es necesario seguir vendiéndole vidas colombianas a los E.E.U.U.

Además muchos de nosotros somos solicitaos por el delito de conspiración el cual no está dentro de nuestro ordenamiento y la ley es taxativa al especificar que para ser extraditado debo ser pedido por un delito tipificado como tal en ambas naciones, para lo cual nuestras autoridades interpretan de forma arbitraria y equiparan la “conspiración” con “concierto para delinquir” a sabiendas que son en fondo y forma diferentes.

Es fácil observar como siempre las “interpretaciones” para emitir conceptos favorables a las peticiones son dadas o amañadas a favor de las grandes potencias, caso reciente, el caso del homicidio del señor agente de la DEA por parte de unos taxistas, que después de invitar a los magistrados a los EEUU y mantener reuniones con ellos se emitió el “amañado” concepto.

Otro caso digno de análisis es el de la persecución de algunas personas por tener familiares dentro de las FARC EP; al montarle procesos por narcoterrorismo, como es el caso del señor Eduardo Cabrera C.C. 6681622 hermano del señor Fabián Ramírez actualmente sentado en la mesa de negociación, quien después de 13 años de persecución política de los cuales lleva 8 en la cárcel, es llamado en extradición por un delito de narcoterrorismo.

También es bueno observar que se deben garantizar los acuerdos obtenidos, porque en contraposición de la información que se emite por varios medios a los guerrilleros que si se desmovilizan obtendrán un sinnúmero de garantías, podemos exponer el caso del señor Diego Alfonso Navarrete C.C. 17265409 quien después de 19 años de guerrillero por cuestiones de salud decide desmovilizarse después de 3 años de cumplir a cabalidad todo lo estipulado dentro del proceso de desmovilización es pedido en extradición por los

E.E.U.U. por varios delitos como el secuestro de los 3 norteamericanos rescatados en la operación jaque, a sabiendas que únicamente cumplía ordenes como militante custodiando a los prisioneros de guerra del conflicto.

Por ultimo sería sano llegar a un profundo análisis de no solo el nefasto caso de “tuso sierra” que debe tener otro objetivo político al ventilarlo a la opinión pública, porque esto nunca ha sido un secreto, cientos de personas de ese perfil después de llegar a acuerdos con los EEUU entregando dinero y prestándose para sus montajes, son protegidos, para que no tengan que pagar sus condenas en el estado colombiano; entonces si la misma ley 906 establece que se debe primero cumplir la condena en Colombia y luego ser extraditado, porque? Se siguen extraditando personas que deben altas condenas por diversos delitos.

Señores a sabiendas de que se meta es la igualdad social y que muchos de nosotros, aunque hallamos cometido delitos los mismos son producto de la desigualdad social, les solicitamos que se analice la posibilidad de ser tenidos en cuenta en el punto referente a las víctimas que estamos seguros ustedes argumentaran sin ningún tipo de parcialidad.

Como cierre de esta humilde petición quisiera solicitarles humildemente que en caso de analizarse la probabilidad de la no extradición para nacionales se tuviera consideración de plantear la repatriación para los ya enviados victimas también de lo aquí referenciado.

Johnny Alberto Glenn Calvo

TD 78446 Picota ERON Patio 12 extraditables

CC 1658342 San José – Costa Rica

 

Si fuera necesario tendríamos más comunicación directa o nos ponemos enteramente a sus órdenes.

Si fuera posible montar esto en la página de internet de ustedes como pronunciamiento y petición de los extraditables sería magnífico.