ROSA SIGUE DESPEDAZÁNDOSE Y ES PELIGRO PARA EL MOVIMIENTO POPULAR COLOMBIANO

0
24
"...timochenco y sus testaferros, fuera de ser rémoras, están eliminando a un sector de las FARC EP, actúan como los igual traidores del régimen político de Duque, cuyos agentes se cohonestan con la rosa para también asesinar a exguerrilleros libres y revolucionarios que son leales al pueblo y al movimiento popular y no a personas corruptas como al traidor timochenco y compañía..."

05 de junio de 2020

Señores
CONSEJO POLITICO NACIONAL
Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común
LC

Señores;

En mi condición de ex combatiente de las FARC EP y firmante del Acuerdo Final de Paz y como revolucionario integral y convencido que el momento político que vive el país amerita darle la mejor oportunidad a la construcción de la paz, y haciendo parte de la mayoría crítica que ve derrumbarse las aspiraciones política del Partido por el infantilismo de las decisiones inconsultas de la Dirección, me veo en la necesidad política de expresarles mis consideraciones.

He sido fiel militante desde tiempos lejanos ya, a las directrices de mis superiores siguiendo el dictado de los principios marxistas-leninista de Organización que plasman en Dirección colectiva; el centralismo democrático, la crítica y la autocrítica y la vida partidaria, todo el quehacer de la militancia revolucionaria.

Desorientados como andamos, y sin el faro ideológico que nos alumbró en la vida guerrillera, al abandonar los postulados ideológicos el partido en que nos convertimos, no tenemos asidero político para la práctica partidaria de dichos postulados.

No me hallo en alguna militancia activa. Fuera de la victimización y la carnicería de que somos blanco los de abajo. Desde diferentes flacos acechan francotiradores del propio partido que nos destrozan sin piedad a la mejor manera de los enemigos de clase que tanto combatimos.

Esta antropofagia interna y tiro a tiro, es más maléfica para los antiguos guerrilleros que creímos en el proceso de paz, que las ráfagas que a diario vienen desde la derecha colombiana. Ésta es abierta y sin tapujos en el ataque, sin asomos de reconciliación por lo que fuimos; aquella proviene del odio interno enquistado en el corazón de nuevos dirigentes que se adueñaron de los cargos del mezquino poder con que nos contentamos. Qué bajo caímos.

La decisión política que toma el Consejo Político Nacional al apartarme de las funciones que desempeñaba en Unidad Nacional de Protección, está viciada de error y sólo para acomodar a sus familiares y aduladores en las direcciones de las estructuras. Jamás se había visto, ni siquiera en los partidos social demócratas del país que tanto criticamos en alguna época, semejaste aberración.

Razón han tenido los críticos más mordaces de la Rosa al afirmar que la intención de la Dirección, al sumar a personas que nunca fueron verdaderos guerrilleros y tampoco revolucionarios integrales, se extendería peligrosamente a las estructuras ganadas en el proceso de paz, marginando poco a poco a los antiguos comandantes y guerrilleros, (campesinos orgullosos de lo que somos), que con su sacrificio y tozudez, construimos el Movimiento que desaparecimos.

¡Bravos campesinos que jamás aceptamos esta derrota!

He sido víctima, al igual de muchos mandos y guerrilleros del oportunismo de tal Dirección, que con manipulaciones se hizo al poder del nuevo partido en la Asamblea constitutiva del la FARC.
Nuestra malicia campesina advertía que inflar de participantes las delegaciones de Bogotá y Arauca, era para hacerse al poder del Partido por parte de las personas menos esclarecidas, ambiciosos de acomodamiento, parásitos y oportunistas.

Culpables de la división que padecemos al relegar a un lado los antiguos comandantes que forjamos con sangre y sudor la guerrilla de las FARC EP. Ese pecado se refleja en lo que son ustedes, como dirigentes de la Rosa.

Ya en los últimos años de mi vida y con la experiencia y la razón que me dan casi 39 años de vida guerrillera, aprendiendo de los hombres mejores que nos comandaron y avizorando la catástrofe a la que ustedes nos condujeron, y con un tufillo de derrota saboreando amargamente entre mis labios, hago entrega de mi cargo y demás responsabilidades que pueda tener en el Partido de la Rosa, renuncio a la militancia que ni siquiera se practica en su interior, y hago pública mi libertad de volver a la militancia comunista en las filas de mi amado Partido Comunista Colombiano.

Ustedes, pasarán a la historia como los únicos capaces de derrotarnos.
Quédense con semejante y despreciable rémora.

A toda la antigua militancia de las FARC EP, olvidados Y estigmatizados por la Rosa; marginados del proceso de paz navegando en el incierto mundo de la pobreza y el rebusque; a mis antiguas tropas que le sirvieron a las FARC EP bajo mi mando, jamás serán culpables de este fracaso. A todos ellos, fraterno saludo revolucionario.

Atentamente,

RAFAEL GUTIEREZ
Reynel Guzmán Flórez