Palestina. La resistencia avanza contra el sionismo

0
64

Por Valeria Rodríguez *

El 7 de mayo, cuando se conmemoraba el día de Al Quds, que traducido es el día de Jerusalén, el ejército de ocupación israelí bloqueó el ingreso de los palestinos que se disponían a ingresar a la Mezquita de Al Aqsa para rezar e inició una ola de violencia contra los creyentes que estaban dentro del santuario.

Todos los años el ejército de ocupación aprovecha este momento para atacar y amedrentar a los palestinos que se acercan a la Mezquita de Al Aqsa. Pero particularmente este año lo han hecho de una manera más violenta, utilizando bombas de gas y balas de goma en el interior y en la explanada de la misma.

Además de la represión en la Mezquita de Al Aqsa, Israel envió a colonos ocupantes a desalojar el barrio de Sheik Jarra, que se ubica en las inmediaciones del santuario y fue creado por 28 familias musulmanes.

Está acción fue llevada a cabo el pasado 6 de mayo, coincidiendo con Laylatul Qadr (la noche del decreto), que es una noche especial durante el mes de ramadán en el cual los musulmanes se quedan despiertos toda la noche realizando plegarias. Sin respetar las creencia de los palestinos, el ejército de ocupación intentó desalojos masivos y violentos amparándose en una declaración de la justicia israelí.

La violencia y represión contra los palestinos no cesó y alcanzó a herir al menos a 300 personas y otras 10 perdieron la vida en los enfrentamientos. A pesar de esto, los palestinos continuaron en pie de lucha y muchos medios de comunicación lo consideraron como la tercera intifada.

Por su parte, y ante el aumento de violencia por parte de Israel, las fuerzas de resistencia palestina le dieron un ultimátum para que retirara sus fuerzas de ocupación de la explanada de la mezquita y del barrio Sheik Jarra. Ante la negativa iniciaron una serie de ataques defensivos.

Entre el domingo y el lunes, las fuerzas de resistencia lanzaron más de 100 cohetes de última generación, mostrando que existe un músculo importante en la resistencia a pesar de que países como Arabia Saudita están bloqueando la ayuda económica por parte de activistas pro palestinos para la causa de la resistencia.

De hecho, hay que recordar que el mes pasado el sistema de seguridad israelí falló cuando un cohete palestino llegó muy cerca de la central nuclear de Dimona en los territorios ocupados. Esto de alguna manera demostró la capacidad militar y el desarrollo técnico de la resistencia.

Reunión Cumbre

El sitio web Al Nujaba News, la agencia oficial de la resistencia iraquí, publicó una nota que da cuenta de una reunión cumbre entre los líderes de Hamas y la Yihad Islámica. El Shéij al-Kaabi anunció su plena disposición a cooperar con la Resistencia Islámica Palestina en los campos militar y de seguridad, afirmando que la Resistencia Islámica Iraquí tiene acceso a las profundidades de los Territorios Ocupados.

El secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica al-Nujaba declaró en esta reunión: “El pueblo iraquí siempre ha apoyado sus esfuerzos del pueblo palestino hacia la liberación del salvaje y ocupante régimen sionista. Personalmente deseo luchar contra los enemigos en la tierra santa de Palestina”.

El Shéij al-Kaabi hizo hincapié en el desarrollo del Eje de Resistencia Islámica, al tiempo que manifestó la unidad de los objetivos y sostuvo: “He declarado repetidamente que la guerra con Israel ya no se limitará a un país del Mediterráneo oriental, sino que los sionistas se sorprenderán cuando se enfrenten a un frente formado por guerreros que creen en las fronteras celestiales y en las nacionalidades no palestinas”.

El alto comandante de la Resistencia Islámica Iraquí señaló: “Estamos listos para cualquier cooperación militar-de seguridad con nuestros hermanos palestinos. Estamos monitoreando todos los movimientos informales de los sionistas en Irak al norte del país. La Resistencia Islámica tiene la capacidad de alcanzar las profundidades de los Territorios Ocupados”.

El shéij al-Kaabi también hizo referencia a la ocupación de Irak por parte de Estados Unidos. “La retirada de los ocupantes estadounidenses de Irak tendrá su primer impacto en la ecuación palestina, el régimen sionista es el hijo ilegítimo de las potencias arrogantes occidentales. La humillación de un Estados Unidos en declive servirá para liberar la tierra santa de Palestina”.

Por otra parte, los grupos de resistencia palestina Hamas y Yahad Islamico, instaron al pueblo palestino a que no se dejen amedrentar por el ejercito de ocupación y se acerquen a la Mezquta de Al Aqsa, teniendo en cuenta que se conmemora la celebración del Eid Al Fitr ( final de Ramadán).

“La movilización y marcha hacia Al Aqsa es una promesa de lealtad a la sangre de los mártires, y una afirmación de continuar el camino de la liberación, y de no dejar solo a Al Aqsa” dijo Mohammad Hamedeh, el portavoz del movimiento de resistencia Hamas.

El sesgo mediático

Desde que iniciaron las acciones represivas por parte de Israel hacia los palestinos, la información sólo fue compartida a través de las redes sociales. Fue recién el domingo, cuando venció el tiempo que le habían dado los movimientos de resistencia a Israel para que retire sus tropas de Al Aqsa, cuando se hicieron virales las noticias en los grandes medios de comunicación.

Lo llamativo es que la información difundida es completamente sesgada ya que se sostiene que los grupos de resistencia son considerados como grupos terroristas, impulsando de esa manera la “teoría de los dos demonios”.

Cabe destacar que los grupos de resistencia palestina no están incluidos en el listado de grupos terroristas de Naciones Unidas. Por lo tanto, considerarlos como tal es un error ya que el listado de Naciones Unidas representa a la comunidad internacional. Que aunque algunos países como Estados Unidos y sus aliados los consideren como terroristas no significa que la comunidad internacional los reconozca también.

Palestina desde 1948 está siendo ocupada por una entidad que viola categóricamente las resoluciones de la ONU, desconoce el Derecho Internacional desoyendo cada uno de los señalamientos que le hace la comunidad internacional como es el caso del régimen especial de la ciudad de Jerusalén.

Según la ONU, Jerusalén se considera como “Corpus separatum”, que es un término utilizado para describir a la zona correspondiente a Jerusalén y sus alrededores en el Plan de las Naciones Unidas para la partición de Palestina de 1947. Según el plan, la zona en cuestión sería puesta bajo un régimen internacional debido a su importancia religiosa.

A pesar de ello, y haciendo caso omiso, se declaró a Jerusalén como la capital de Israel, algo que generó un gran repudio a pesar de que países como Estados Unidos y sus aliados trasladaron sus embajadas de Tel Aviv a Jerusalén.

Además de ello, Israel que se vende al mundo como la “democracia de medio oriente” viola la resolución 181 así como el libre acceso visita y transito sin restricción de lugares sagrados para los fieles de las tres religiones monoteístas más importantes (Judaísmo, Cristianismo, Islam) lo cual quedó claro durante estos días en los cuales las fuerzas de ocupación iniciaron el halo de violencia.

Por otra parte, también violan la convención de Ginebra, principalmente en su artículo 54 sobre la protección de los bienes indispensables para la supervivencia de la población civil que refiere principalmente a los hospitales e instituciones públicas.

A pesar de esto, en el contexto de pandemia en el cual nos encontramos muchos medios de comunicación ponderan los “avances” en términos de vacunación y ponen a Israel como un ejemplo. Pero no dicen que evitó vacunar al pueblo palestino y solamente permitió el acceso a la vacuna al 0,4 por ciento de los palestinos.