NARCOURIBISMO CORRUPTO PARA PODER MANTENERSE EN EL PODER SERÁ CULPABLE DE EVENTUAL ASESINATO DE GUSTAVO PETRO CANDIDATO PRESIDENCIAL

0
11

«…El siguiente parece un analisis descabellado, pero tiene su logica. Y alerta sobre la tenebrosa decision del uribismo de aferrarse al poder a cualquier precio. Incluidos, los desfalcos escandalosos como los de la Mintic y el eventual asesinato de Gustavo Petro…»
:
«LA “TURCA” ABUDINEN NO PUEDE RENUNCIAR PUES DEBE RESPONDER POR SUS CRÍMENES»

Felipe A Priast
Colombia lleva más de 2 semanas esperando que Karen Abudinen, la torcida ministra del TIC, renuncie, pero nada, la turca no se mueve de su puesto.

Se especula que podría renunciar antes de la moción de censura, o si Duque la va a aguantar hasta que se recupere la plata, pero la verdad es que yo ya me di cuenta que esa vieja no puede renunciar. Esa vieja, anclada en ese puesto, está aguantando como un tapón un dique que está a punto de desbordarse, por eso no puede renunciar.

La historia de ese tumbe en el TIC es más compleja y más sofisticada de lo que parece, y les voy a explicar por qué la vieja no puede renunciar.

Ese cruce que iban a hacer en el TIC no era para robarse el billete únicamente. Como ya expliqué hace una semana, buena parte de ese billete estaba destinado a comprar las elecciones del año entrante, y no estoy hablando de mugrientos 100 mil votos o 200 mil votos, estoy hablando de MILLONES DE VOTOS.

Como están las cosas en estos momentos para ganarle a Petro se necesitan como 4-5 millones de votos que en estos momentos no existen, según las encuestas. Incluso si un escenario de “todos-contra-Petro” se da en segunda vuelta, los de la coalición del “todos” están en déficit. Esas elecciones solo se pueden ganar comprando votos, pero no una compra dispersa, sino una compra masiva como jamas se ha visto en Colombia.

Ahí es en donde entran en juego los Char y su maquinaria política en la Costa.
Lo que yo creo es que, el grueso de ese plan de compra de votos, como siempre, se iba a dar -o se va dar- en la Costa, el emporio del voto comprado y en donde mandan los Char.
Pero a diferencia de otras ocasiones, esta sería una compra masiva de por lo menos 2-2.5 millones de votos en la Costa.

Ahora, ¿cómo haces tú para comprar 2 millones de votos? ¿De dónde sacas a la gente para eso?
Y la respuesta es, DE LA ENORME POBREZA CREADA POR LA PANDEMIA.

Esa es la razón por la cual este gobierno ha apretado tanto a los pobres. Se ha tratado de una táctica cruel y cínica planeada desde hace rato para llevar a los pobres de Colombia a un nivel de miseria tal, que al aparecer un calanchin de los Char con $200 mil pesos para comprarles el voto, el hambre los empuje a venderlo de una. Es decir, apretaron a los pobres como un hijueputa durante 2 años, para tenerlos desesperados de hambre en Mayo del 2022, la fecha de las elecciones.

Entonces, ya con una masa hambrienta dispuesta a vender el voto, lo único que hace falta es: (1) La plata para comprar los votos; (2) Una Fiscalía y una Procuraduría amigas que garanticen impunidad cuando salte el escándalo de la compra masiva de votos -porque va a saltar- que garantice y certifique los resultados de unas elecciones descaradamente robadas. Ahí es en donde entran en juego Barbosa y Cabello. El primero, ficha de Duque, que es el artífice de este robo; y la segunda, ficha de los Char, los que dirigen la operación en el terreno. La corrupta de Margarita Cabello es garantía de que nada le pase a los Char, si estos resultan investigados por compra de votos, o cualquier otra vaina que les achaquen.

Y Barbosa está ahí, con el Fiscal Jaimes, para enterrar cualquier denuncia que llegue a la Fiscalía.

Ahora, ahí también iban a robar para beneficio propio. Ese era el “plan de retiro” de Duque. Yo calculo que, de esos $2 billones de pesos de ese contrato se iban a robar $1 billón de pesos, de pronto $1.2 billones. Un billón iba para el fondo anti-petrista, y los otros $200 mil millones para el fondo de retiro de Duque, los Char y sus asociados. En otras palabras, Duque esta metido de cabeza en ese tumbe, por eso está aguantando a la Turca Abudinen.

Si esa vieja se cae y los $70 mil millones no se recuperan, nadie le garantiza a Duque que la vieja no cuadre un arreglo con una Fiscalía post-Duque en donde él termine pringado, por eso el man está como loco tratando de recobrar la plata y repartiendo mermelada que da miedo para que la moción de censura no pase en la Cámara. La defensa de Duque a su ministra es lo que lo incrimina. Esa vieja es indefendible, pero Duque tiene que tirar sus restos porque ¡PARTE DEL TUMBE ERA SU BILLETE!.

Y por último está Varito quien, coincidencialmente, suelta en su entrevista-confesión con el padre De Roux la idea de una amnistía general.

Caído el “embarque”, porque este tumbe en términos uribistas no es otra cosa más que un embarque, Uribe se da cuenta que la jugada se le ha caído, y ya sin más cartas para detener la victoria de la izquierda en el 2022, saca una bandera blanca y pide una amnistía general. El man ya se sabe derrotado el año entrante, pues su última posibilidad de voltearle las tablas a Petro era este “embarque”.

Fuera de eso, el General Montoya se acoge a la JEP, y con casi una segura condena en su contra por los falsos positivos, al man ya no le queda sino la carta de la amnistía general. Varito sabe que Montoya lo va a pringar, que ya la vaina es inocultable e imborrable.

Y los americanos, que estaban esperando a ver qué pasaba con la vuelta, tan pronto vieron que el plan se le cayó a Uribe y a su combo, se cambiaron de lado.

Por ahí contó en Twitter Gonzalo Guillen que la Embajada Americana en Bogotá le dijo a la Ministra Abudinen que ese contrato estaba raro, pero que dizque la ministra no les paró bolas.
Yo creo que ese era el “boxing clever” de los americanos, por si las cosas salían mal, como, efectivamente, salieron. Los americanos siempre hacen “hedging”, siempre se cubren a ambos lados de una ecuación.

Y si toda esta historia se ha desarrollado así como yo estoy diciendo, el próximo movimiento también es predecible: a Uribe le cae la garrapata. Sin posibilidades de revertir el curso de los acontecimientos futuros, lo más conveniente para los americanos será bajarle el pulgar definitivamente, aunque el gobierno Duque todavía tiene una carta: robar por otro lado para recoger el billón de pesos necesario para robarse las elecciones del año entrante.
Como quien dice, se vienen más “embarques”. Estos “traquetos” de la política colombiana no van a descansar sino hasta el 30 de Mayo del año entrante.

Y como los Char se quemaron con este embarque, van a buscar por otros lados. Hay que poner la lupa sobre contratos en Antioquia, Córdoba y Sucre, los fortines uribistas, aunque ahora les va a quedar más difícil robar.
El lado negativo de este cuento es que, sin modo de voltear el curso de los acontecimientos, la opción de quebrar a Petro vuelve a emerger. Esa es la última carta que les queda.

Creo que ya están preparando el terreno. Ese cuento de que al Gobernador Caicedo del Magdalena lo tiene amenazado el Cartel del Golfo es preparar el terreno para un magnicidio aún mayor, echándole la culpa a ese mismo cartel.

No coman cuento del Cartel del Golfo. Será Uribismo el que mate a Petro, si es que lo matan, disfrazado de Cartel del Golfo o no se que más. Aunque decir Uribismo, Cartel del Golfo y DEA es casi hablar de lo mismo. Misma esencia, diferentes caretas.

He aquí la radiografía de un régimen narco, y como se iban a robar las elecciones más trascendentales de los últimos 70 años.

«Yo lo único que lamento es que en Colombia no haya guillotina…»