LIBERTAD PARA EL LIDER IBRAHIM ZAKZAKY – BASTA DE PRESOS POLITICOS

0
158

El líder popular, Ibrahim Zakzaky, estudió Derecho y Economía negándose a su grado para dedicarse al Islam, también conocido como el “Gandhi Nigeriano”; cuenta con más de 10 millones de seguidores, fue encarcelado injustamente en el año 2015, bajo la dictadura de Buhari.

En diciembre del mismo año, activistas sociales del Movimiento Alternativo
por la Justicia,los Derechos y la Inclusión (MAJDI) lanzaron la campaña «Libertad Zakzaky».

La misma fue iniciada con un informe enviado a Naciones Unidas, a lo que luego sumaron una serie de artículos, cartas, denuncias, conferencias, exigiendo la liberación inmediata del líder popular Nigeriano, su esposa y cientos de seguidores del Movimiento Islámico Nigeriano, que
permanecen hasta la fecha, injusta, ilegal y arbitrariamente detenidos por el Gobierno.

El presidente Buhari hace oídos sordos a los reclamos de organismos de DDHH internaciones, como también, a un fallo de la Corte Suprema de Justicia de su propio país, que ordenó la liberación inmediata del líder.

Posteriormente, en diciembre del 2016, se elevó ante ONU un reclamo de justicia por la
Masacre de Zaira, donde fueron asesinados cientos de seguidores pacíficos de Zakzaky, y
exigiendo que se cumpla con el fallo de la Corte Suprema, ya que se encuentra en abierto desacato y contravención al estado de derecho nacional e internacional.

El gobierno Nigeriano, masacra a diario a los seguidores de Zakzaky que piden pacíficamente por su liberación, y el pasado 25 de julio la Corte Federal Nigeriana de Abuja, declaró al Movimiento Islámico de Nigeria como «organización terrorista», proscribiendo toda clase de manifestación popular, todo esto bajo un blindaje mediático total, nacional e internacional.

Por medio de la campaña “Libertad Zakzaky” se busca visibilizar y denunciar, el nivel de
opresión, injusticia y violación de los derechos elementales de Ibrahim Zakzaky, que al igual
que otros líderes populares de Latinoamerica, son perseguidos políticamente, enfrentando la
persecución y encarcelamiento.

Desde CONAICOP, como comunicadores populares, nos sumamos a este reclamo, exigiendo justicia y liberación inmediata del líder Zakzaky.