«LAS FFMM DEBEN CONSTITUCIONALMENTE APOYAR LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL Y NO LA PAX»

0
128
Por Athemay Sterling
Abogado Defensor DDHH
CPDH Filial de la FIDH y Consultores en DDHH de la ONU
 
Para preservar y defender las Libertades Democráticas, los Derechos Universales Humanos y los Derechos también Universales de los Pueblos, conquistas de la Humanidad, junto al apoyo que doy al necesario y avanzado Proceso de Diálogos de Paz entre el Gobierno de Colombia Presidido por el Doctor Juan Manuel Santos y las Farc Ep que se lleva a cabo en la Habana, que van por buen sendero hacia su firma final por el Fin del Conflicto para una Paz Estable y Duradera, y para evitar malos ejemplos, y como se dice no cometer los errores del pasado, como cuando el otrora Ministro de Defensa Rodrigo Lloreda Caicedo en una reunión con Mandos de las FFMM en protesta de sables pretendieron un golpe de Estado, y ante la columna que leí en el Diario Bogotano el Tiempo ayer escrita por un Coronel, expreso que primero es la Vida Digna, la Democracia, la Soberanía, las Libertades Democráticas, los Derechos y la Paz pero con Justicia Social lo que debe prevalecer hoy en Colombia, y no propiciar elementos nocivos ni a la Paz ni a la Reconciliación y menos al Progreso Social, por lo tanto indico mis consideraciones respetuosas producto también de mi Formación Intelectual y Académica para hacerlo.
 
Peligrosa estrategia militar de mano de la Doctrina de Seguridad Nacional es la que expone en su último escrito en el Diario El Tiempo Pedro J. Rojas G. Coronel que parece ser que le atrae mucho y educa a sus subordinados en los ejemplos militares y paradigmas políticos de los EEUU y de CHILE y no en los de Colombia Soberana, laica y de nuestra América pluricultural y pluriétnica toda.
 
Coronel Rojas en plena deliberación política y pública, que es un Derecho a conquistar para las FFMM y de Policía, deja a un lado olvidado con preocupación para la Historia y para la Verdad la rica experiencia patriota y popular de nuestros Libertadores decimonónicos militares e intelectuales de la época.
 
Patriotas latinoamericanos y ayuda internacionalista quienes fueron con el Pueblo mestizo, indígena, negro y de mujeres los que organizaron en difíciles condiciones, y traiciones también como ahora, desde la lucha de la Gaitana y nuestra Población Indígena, con la cimarrona y palenquera a la comunera de José Antonio Galán en 1781 y luego a la libertadora con los principios anfictiónicos de Simón Bolívar y de Alejandro Petión quien dirigió y conquistó la primera República liberada del Colonialismo francés, para acá lograr Bolívar y nuestras y nuestros Patriotas ya militarmente la Independencia en 1819.
 
Proceso Revolucionario de la Independencia que se venía cuajando desde el mismo momento de la explotación y colonización deformada colonialista esclavista feudal, quedando inconclusa en sus reivindicaciones sociales, políticas, económicas y culturales, en contradicciones que aún continúan expresándose de diferentes maneras: desigualdades sociales agudizadas por las relaciones, primero dependientes amorfas capitalistas-feudales, y luego constitucionalizarse el Modelo Liberal económico Inglés con la Constitución de 1863 o Radical de RíoNegro, también llamada Librecambista, hasta hoy ya en pleno auge de la dependencia total a los intereses foráneos neoliberales, que el señor Coronel desde su posición de fuerza militar y de mano Doctrinal norteamericana caracteriza este momento importante de los Diálogos de Paz como la pax que según la concepción Institucional de ls FFMM Colombianas y la Doctrina de Seguridad Nacional Norteamericana y del Ejército del Chile de Pinochet que tanto defiende expresa que el Plan Institucional en los tiempos es: "1.0 “Victoria militar para alcanzar la paz”, 2.0 “Transición, proyectar el Ejército hacia nuevos escenarios” y 3.0 “El Ejército del futuro, con capacidad de enfrentar nuevos retos con una visión clara al año 2030”, cuando lo dijo el 17 de Septiembre de 2015 también en el Tiempo.
 
Me preocupa esta ruptura entre líneas y matices de lo defendido por el Sr Coronel Pedro Rojas donde para las FFMM pareciera ser según sus escritos deliberantes, le entiendo a él que no tienen al Presidente realmente reconocido como su Comandante en jefe sino a Dios, Colombia y su Ejército en otro Artículo escrito por él mismo en el mismo Diario bogotano El Tiempo del 18 de Diciembre de 2015, y no la Paz con Justicia Social como pretendemos los Demócratas, los civilistas y Defensores de los Derechos Humanos y Derechos de los Pueblos, la Mesa de Negociación, los Países Garantes, de los Países Acompañantes,de la OEA, la ONU, la CELAC, UNASUR, el ALBA, la ALPA y la comunidad internacional como el mismo Reino Unido y los EEUU como cuando el Presidente Obama llamó a la Paz y John Kerry habló con las Delegaciones de las Farc Ep y el Gobierno, y al mismo Francisco Papa de la Iglesia que tanto coloca de primero el Coronel, en un un País Laico, algo irregular pero con su Derecho Personalísimo a profesar con la total libertad de Cultos y de Opinión y Conciencia que tenemos quienes no deben y  quienes sí somos líbremente deliberantes.
 
Planteamiento muy peligroso del Coronel que impediría la Implementación de los Acuerdos que se desprendan de los Diálogos de Paz en la Habana entre las FARC EP y el Gobierno del Señor Presidente Juan Manuel Santos, de quien no hace referencia atendiendo que es su Comandante Supremo, es como si hubiera tres discursos, uno del Ejército por la pax romana, otro Institucional prevalente del Presidente de la República y otro el de la Mesa de Diálogos de la Habana todos con apoyo del Congreso de la República, por una Paz Estable y Duradera, y no la pax romana del Coronel, quien debe aclararle a la Mesa de Diálogos de la Habana, a nosotros los Académicos y Abogados Defensores de Derechos Humanos y a la opinión pública, ¿qué es lo que quiere, si la Paz con Justicia Social o la pax romana de él?
 
Aquí ya preocupa, pues comienza o sigue este militar de la oficialidad colombiana a alinearse, dice él que todas las FFMM, con la Doctrina Militar extranjera de los EEUU y Chile, y a alejarse de nuestro patrimonio raizal militar, soberano y político libertario contra el colonialismo por una República Democrática Libre y Soberana.  
 
¿Dónde le queda la Soberanía nacional?
 
Por eso es que no entienden lo que es su misión constitucional: defender la soberanía en un País donde las transnacionales arrebatan la riqueza tanto del trabajo humano como la vida eco ambiental parte de nuestro Territorio que el capital financiero arrebata a Colombia con la mirada omisiva y/o permisiva de protección al capital financiero extranjero.
 
Y como supuestos enemigos internos persiguen de todas las maneras al pobre campesino, al trabajador, a los estudiantes, a nosotros los Abogados y Activistas Defensores de DDHH, al vendedor ambulante y desempleado colombiano a quien considera repetidamente como su enemigo interno, según se desprende con pavor de lo que dice este Coronel en la parte superior derecha de la página 5 del Diario El Tiempo de Bogotá.
 
En el escrito peligrosamente infringe el Derecho Internacional Público y en especial el DIH expresado en Tratados Internacionales sobre los Derechos, que Colombia ha suscrito y acogido en nuestra norma superior a través de sendas Leyes Aprobatorias de Tratados Internacionales, cuando él plantea el "Plan Institucional en los Tiempos de las FFMM", y no hace distinción entre los combatientes como ellos mismos, diferente a nosotros la indefensa y sufrida Población Civil, quienes merecemos la protección del Estado, y no seguir siendo considerados enemigos internos como dice la Doctrina que defiende y coloca como paradigma eterno y divino el Coronel, en un País laico y no confesional, ni fundamentalista.
 
Los fundamentalismos de todo tipo y los enemigos de la Paz siempre ven e insisten equivocadamente al escribir, decir y hacer apología a la violencia que a los problemas sociales hay que darle soluciones policiales de orden público; y no logran entender que la mejor Doctrina para los postAcuerdos, para implementar la Paz con Justicia Social y para que haya progreso en Colombia es cuando cambien esa innecesaria opinión de guerra implementada hace décadas por el Plan Cóndor, por la Doctrina sana de la Paz con Justicia Social que dice que: a problemas sociales, soluciones sociales, y nunca policiales.
 
Por Athemay Sterling