La actual Política exterior Argentina es ¿Continuación o ruptura?

0
252

Alberto Fernández fue el único presidente latinoamericano que asistió al Foro Mundial del Holocausto en Israel, lo cual es bastante polémico para muchos ya que es la primera visita fuera del país que a pesar de no haber sido una visita oficial, es absolutamente simbólica.

El simbolismo de los viajes al exterior durante el inicio de una gestión permiten al menos, poder analizar cuáles serán las alianzas políticas y comerciales durante su gobierno, a pesar de que pueden llegar a cambiar dependiendo de los intereses que se primen.

Durante el gobierno de Mauricio Macri, las relaciones con Israel fueron fluidas, incluso fue el primer mandatario en invitar al primer ministro Benjamín Netanyahu a visitar Buenos Aires,donde incluso se lo declaró visitante ilustre y se firmaron acuerdos de seguridad y tecnología.

La ex ministra de seguridad Patricia Bullrich, viajaba asiduamente y fue la encargada de materializar las onerosas compras de armamento y radares de seguridad para la “lucha contra el narcotráfico”.

Asimismo, Mauricio Macri, en julio de 2019, incorporó al grupo de resistencia islámica Hezbollah a la lista de movimientos terroristas nacional lo cual le valió el respaldo del gobierno sionista, e incluso su felicitación.

Por otro lado, el macrismo se había comprometido con el Comando Sur en la lucha contra el terrorismo y otras amenazas como el narcotráfico, además de permitir la instalación de bases “humanitarias” tanto en el norte del país como en el sur.

Con respecto a la relación con los Estados Unidos, Macri mantuvo una relación bastante similar a la que tenía el ex presidente Carlos Menem que durante los años noventa se denominan “relaciones carnales” .

Respecto a Venezuela, Macri apoyó a Juan Guaidó como “presidente encargado”e incluso se reunió con la supuesta embajadora nombrada por Guaidó para Argentina, Elisa Trotta Gamus incluso se le otrogaron credenciales diplomáticas.

Unas semanas antes de que llegara Donald Trump la reunión del G20 en Buenos Aires, Macri, a través del ministerio de seguridad armó una causa de manos de una denuncia anónima impulsada por la Daia, que llevó a arrestar a los hermanos Salomón, en un operativo ridículo y cuyo principal excusa era la “lucha contra el terrorismo”.

La idea de lucha contra el terrorismo fue impuesta en 1994 después de la voladura de la Amia y hasta el día de hoy no se pudo demostrar con exactitud si realmente fue una “célula terrorista” o no.

Una de cal y una de arena

Con la llegada de Fernández al poder se esperaba un tipo de política exterior diferente al macrismo, por lo ,menos en algunos temas escabrosos.

Durante su candidatura, en agosto de 2019, durante una entrevista en el programa “Corea del centro” de Net tv, sostuvo “lo que creo es que debemos recomponer la institucionalidad en Venezuela ya que Maduro no la está garantizando” y además dijo que apoyaba los dichos de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos en la Onu, Michelle Bachelet, en relación a las violaciones a los Derechos Humanos en el país caribeño.

Por otra parte, algunas señales como la incorporación al grupo de Puebla, antes de ser Presidente daban de alguna manera una ilusión de una reforma en las relaciones internacionales.

Ya como Presidente, le otorgó el estatus de refugiado a Evo Morales, tras el golpe de Estado que lo destituyó y luego de regresar de México, teniendo en cuenta que en Argentina se encuentra la colectividad boliviana más grande de América Latina.

Estados Unidos e Israel

Durante su candidatura, Fernández, apoyó la idea de mantener una “relación madura” con Estados Unidos, lo cual es entendible ya que es necesario renegociar la deuda que dejó el macrismo y hay que destacar que Estados Unidos cuenta con poder de veto en el Fmi.

Por lo tanto no se puede pedir que patee el tablero y todo vuele por los aires pero, cuando uno negocia con Estados Unidos sabe muy bien que hay que ceder algunas cuestiones.

La embajada norteamericana celebró la victoria electoral de Fernández que fue demostrada en las redes sociales del embajador norteamericano en Argentina, Edward Prado, que subió a sus redes sociales una foto comiendo choripanes, todo un símbolo.

El mismo Edward Prado se reunió la semana pasada con la Ministra de Seguridad, Sabina Frederic, para mostrarle el trabajo de la embajada en materia de terrorismo, narcotráfico y en torno a las organizaciones criminales trasnacionales, además de expresar su intención de trabajar de “manera conjunta” con el Ministerio de Seguridad.

Tras el asesinato del General Suleimani, Fernández, mandó a reforzar la triple frontera en vez de salir a criticar la flagrante violación a la soberanía de Irak, tras el bombardeo sin permiso y el posterior asesinato de dos funcionarios militares tanto de Irán como de Irak.

Tampoco se pronunció en relación a la negativa de los Estados Unidos de retirar sus bases militares de Irak, aunque el parlamento de éste país árabe lo haya solicitado y las multitudinarias manifestaciones se hallan eco de ello y piden respetar su soberanía.

Sin dudas el símbolo más fuerte hasta ahora fue el viaje a Israel y principalmente su discurso con Benjamin Netanyahu, en el cual sostuvo que trabajará para el esclarecimiento de la causa Amia y que le gustaría continuar con la cooperación en materia tecnológica.

A su vez, el Primer Ministro lo felicitó por mantener a Hezbollah en el listado de agrupaciones terroristas, es decir, continuar vigente el decreto firmado por la administración anterior.

Durante su visita, también se reunió con el presidente de Israel, Reuven Rivlin, y con el opositor Benny Gantz quien se enfrentará a Netanyahu el próximo 3 de mayo en las elecciones parlamentarias ya que no se pudo conseguir formar gobierno.

Durante está visita también estuvo presente Vladimir Putin, quien supuestamente se iba a reunir con Fernández pero no sólo suspendió la reunión sino que llegó tarde y se fue sin pena ni glora del foro.

Las próximas visitas oficiales serán al Papa Francisco, luego visitará Francia donde se reunirá con Emmanuel Macron que también estuvo presente en Israel, durante el Foro Mundial de Líderes en Conmemoración del Holocausto y realizó una performance poco convincente contra los soldados israelíes que no permitieron que ingrese solo a una iglesia en Jerusalén. Cabe destacar que Macron, el año pasado fue uno de los primeros líderes europeos en igualar el concepto de antisemitismo y antisionismo.

La gira de Fernandez continuará por Italia, donde se reunirá con el Primer Ministro italiano Giuseppe Conti y finalizará, con el viaje a España donde se reunirá con el presidente Pedro Sánchez.

Luego de la primer visita se podrá apreciar si la política exterior argentina continúa o si finalmente cambia de dirección ya que la palabra del Papa Francisco es de especial importancia para el Peronismo.

(*) Columnista de Feas, Sucias y Malas Fuente: https://radiografica.org.ar/2020/01/27/politica-exterior-continuacion-o-ruptura