ES DEBER DE TODO REVOLUCIONARIO APRENDER A DEFENDERSE

0
141

Nadie dijo que la tarea revolucionaria era sencilla. No puede ser fácil acabar con un sistema él que  en palabras del Comandante Raúl Castro R., es “agresivo, dominante y traicionero” a esto podemos agregar que  ataca, miente,  descalifica; afirma que los postulados de la izquierda no son más que populistas y califica a los opositores como bandoleros terroristas.  ¿Cuál debe ser la actitud del revolucionario? ¿Quejarse? ¿Lloriquear?    ¿Actuar?

 Es una obligación ética de todo revolucionario aprender a defenderse,  para esto le sobran argumentos; nada más y nada menos que se  dispone de la Ley universal del desarrollo social descubierta por Marx; ésta, como toda  Ley, es irrefutable; podrán existir los que no la entiendan, y así como la gran mayoría de la población no entienden  la “Ley de la gravitación Universal”, no por ello deja de manifestarse.

 De otro lado, se cuenta con la práctica y la acción revolucionarias, argumentadas  en la ética revolucionaria.   Para hablar con claridad sobre el significado de la ética de un revolucionario, miremos la vida y trayectoria del Che, el guerrillero heroico, quien con su acción y práctica mostró cuales son las cualidades necesarias y suficientes para que nadie pueda atacar, y a la vez necesarias y suficientes para no sentirse atacado, al respecto Narciso Isa Conde, Político ensayista Dominicano nos dice: “Rebeldía  e insumisión, Apertura de mente,  Aferramiento a la verdad, Correspondencia entre su prédica y su práctica, Indiferencia ante los bienes materiales, el prestigio personal y la fatuidad, Aversión al poder para sí, Militante de todas las causas justas, Crítico implacable y mordaz de sí mismo, Reflexivo y crítico temprano de los problemas que aquejaban al llamado socialismo real, Innovador y creativo en la búsqueda de un tránsito al socialismo de profundo contenido humano, Internacionalista a toda prueba, Adversario del burocratismo y del dogmatismo, Preocupado por la necesidad de forjar seres humanos nuevos, Enemigo de la autoafirmación y partidario del ensayo que confirmara el acierto o el error, Enemigo de los privilegios y del uso abusivo del poder, Solidario, humano, desprendido de todo egoísmo en la relación con sus compañeros/as de lucha y sus familiares y amigos, Portador de una moral y una honestidad inconmovibles, Apasionado en la búsqueda científica y en el estudio superador, Enemigo de la copia y esforzado en la creación teórica ajustada a la realidad de América Latina y del llamado Tercer Mundo, Defensor intransigente de un orden mundial justo y equitativo, Practicante de un profundo amor por la humanidad y sus causas emancipadoras”.  Si cumplimos con esto nos debe resbalar cualquier ataque.

 Bien vale la pena traer a la memoria la clara y contundente defensa de Lenin ante los ataques anticomunistas de Trotski, en diciembre de 1911, en su artículo titulado “Acerca de la diplomacia de Trotski y de una Plataforma de los defensores del Partido”, Lenin se refiere a Trotski en los siguientes términos[1]: “La tarea de Trotski, consiste en encubrir el liquidacionismo, arrojando arena a los ojos de los obreros.”… “Con Trotski no se puede discutir a fondo, pues carece de toda opinión. Se puede y se debe discutir con los liquidadores y los otzovistas convencidos; pero con un hombre que juega a ocultar los errores de unos y otros no se discute: se le desenmascara como… diplomático de la más baja calidad”.

 Otro gran defensor de los verdaderos ataques anticomunistas fue Mao Tse-tung, en el libro “LA SITUACION DESPUES DE LA VICTORIA SOBRE LA SEGUNDA CAMPAÑA  ANTICOMUNISTA[2]. Les dice: “Esta política de luchar con razón, con ventaja y sin sobrepasarse fue totalmente necesaria para repeler la última campaña anticomunista y ha dado ya sus frutos. Hasta que no haya una solución razonable para los principales puntos en disputa entre el Kuomintang y el Partido Comunista, debemos, sin ningún relajamiento, proseguir nuestra campaña de severa protesta contra el Incidente del Sur de Anjui, fraguado por los elementos projaponeses y anticomunistas del Kuomintang, y contra toda forma de opresión política o militar, e intensificar nuestra propaganda en favor de la primera exigencia de doce puntos”.

 Para no ir muy lejos, los ataques difamatorios contra la UNIÓN PATRIOTICA por parte de algunos  periodistas colombianos fueron respondidos contundentemente. Ver la respuesta  a la Luciérnaga de Caracol Radio en http://unionpatrioticadecolombia.org/2013/03/24/carta-enviada-a-la-lucierna-de-caracol/ y a la columnista María Isabel Rueda, en: http://unionpatrioticadecolombia.org/2013/06/25/carta-maria-isabel-rueda/ también la pueden encontrar en: http://www.anncol.eu/index.php/anncol-debate/3080-junio-26-no-solamente-se-hace-masacre-con-armas-las-opiniones-tambien-matan-respuesta-a-una-columna-de-maria-isabel-rueda.

 Otra defensa contundente y argumentada se encuentra  en las demandas interpuestas por militantes de Base de la UP, exigiendo la restitución de la Personería Jurídica, y para que se investigue lo acontecido contra la UP como genocidio de Estado que también pueden leer en: http://unionpatrioticadecolombia.org/NOSOTROS.

 Ante los ataques nadie lloriqueó, no es digno de un revolucionario mostrarse débil y tampoco se debe limitar a contestar que “eran provocadores, elementos al servicio de las causas anticomunistas y divisionistas” o que existe “una campaña  infame contra el Partido Comunista contra la Unión Patriótica…”, a veces también se oyen voces de dolor como: “la derecha nos ataca” “uy me van a pegar” “me mira mal” “nos van a quitar el poder”  un sinnúmero de quejas, sin indicar cuáles son los “ataques”  ni quién los hace; y mucho menos se atreven a dar respuestas.

 No olvidemos diferenciar que un “ataque” es una acción anticomunista mientras que las críticas (al interior de los Movimientos) son acciones necesarias para la construcción del socialismo. Hay  algunos “revolucionarios” faltos de ética quienes  justifican las críticas evadiendo la respuesta, por ejemplo, el argentino Jorge Enea Spilimbergo critica  al “revolucionario”, muy parecido a algunos de nuestros “revolucionarios” colombianos, Oscar Alende[3],  éste simplemente evade la realidad, miremos el episodio: “Ante nuestras acusaciones, el doctor Alende se rasgó las vestiduras considerándose “calumniado”. Le enviamos un telegrama instándolo a una polémica pública, que “Izquierda Popular” y todos los diarios publicaron y que él no contestó. Recientemente, por TV, tuvo la osadía de afirmar que él había desafiado a una polémica y que el FIP no había contestado.  La polémica con el doctor Alende, el inventor de la “flota fantasma” de 1955, el gobernador de Frondizi, Frigerio, Alsogaray, el amigo de Gelsi y de Onganía, el hombre del abrazo a Levingston antes de que el “Vivorazo” cordobés lo desnucara, está, por nuestra parte cerrada. Estas son las pruebas. Que el doctor Alende las desmienta… si puede”. Cualquier parecido con nuestra realidad es pura coincidencia.

 Es hora de actuar como verdaderos revolucionarios.

 Para concluir cómo no recordar el Manifiesto del Partido Comunista: “Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo. Todas !as fuerzas de la vieja Europa se han unido en santa cruzada para acosar a ese fantasma: el Papa y el zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes”. Y Karl Marx les contestó con los dos tomos del Capital.
 *Militante de Base UP