«¿DIRIGENCIAS NATURALES?: ¡ESO NO EXISTE¡

0
87

El concepto mesiánico de "dirigencias naturales" es serio peligro contra la necesidad de ampliar la Democracia, restringida históricamente, pues cierra el camino a la formación de dirigentes y nuevos Cuadros Políticos tanto colectivos e individuales.

Ese concepto fundamentalista de "dirigencias naturales" es iusnaturalismo ubicado en el solipsismo que excluye y comienza estigmatizando la transformación de la sociedad y del pensamiento.

Y que peligrosamente puede terminar en fusilamientos intelectuales similares a la atroz y vetusta práctica de los "Tribunales de Inquisición" como los practicados por el fascista Ordoñez destituido por eso y por su corrupción desde la Procuraduría. Él se creía ser eso: dizque "dirigencia natural".

Desde la izquierda y desde el Materialismo Científico nunca se debe auspiciar ese concepto de atrasada derecha de pose pseudo político y aprisionado por la estrechez intelectual, cultural. filosófica y política que conlleva al caudillismo impuesto y/o por creerse único y arrogado "dirigente natural" que no existe.

Los "ordénese y cúmplase" ya están en la vida política derogados por atentar contra la Democracia Popular y contra la Conciencia Libertaria de los Pueblos, contra el ejercicio completo de los Derechos que no surgieron por obra y gracia de "dirigencias naturales" sino como conquistas de disímiles luchas históricas de la humanidad.

Las creencias fundamentalistas de falsas y arrogadas "dirigencias naturales" hoy atentan contra el mismo Acuerdo Especial Humanitario de Paz y contra las Libertades Democráticas tan golpeadas por la fusión del terrorismo de Estado con el paramilitarismo, y también infortunadamente existe en todos los espacios políticos, populares, culturales, sociales y hasta familiares.

"Dirigencias naturales" es adefesio que se debe erradicar, pues nadie es cordero de alguien que se crea pastor.

Athemay Sterling Acosta