CONVERSA COLOMBO-SALVADOREÑA

0
7

1 COLOMBIA-SALVADOR Hoy luego de conversar con amigos y camaradas salvadoreños que nos unifica ser #comunistas, me explicaban que el error en firma de los Acuerdos en El Salvador fue no lograr cambios sociales y económicos, que hoy  les tiene en gran pobreza y en atroz violencia. 

2 En Colombia, igual se abre mismo camino, sin maratruchas pero con violencia oficial y paramilitarismo Estatal colombiano y con presencia militar yankee que empuja al gobierno fascista de Iván Duque a incumplir los Acuerdos firmados con el pueblo, para luego matarlos en ola genocida.

3 Gobierno fascista colombiano con ola étnica y política contra líderes populares defensores de DDHH, contra las FARC y contra la Oposición política construye en Colombia atroz ruta fascista que agudiza el conflicto social y armado interno colombiano. 
Mientras con valor y conciencia se levanta el pueblo a defender cambios por hacer.

4 Los camaradas del Salvador nos cuestionan sobre el proceder de las FARC-EP en esta coyuntura.

Les dije que las FARC-EP existen y son parte del patrimonio Popular, y de nadie son en particular

Y que estén donde estén, la vida los aliará para forjarse combinando todas formas de lucha por la definitiva independencia.

5 Le dije a mis camaradas que es mi deber como comunista, revolucionario y académico, siendo cuasipadre de FARC-EP, pues cuando siendo muy menor sin ser combatiente, debía y tenía que acompañar a mi padre en la cordillera donde y cuando mi madre tuvo que abandonar el magisterio formal, y así estando encumbrado iniciar desde la niñez mi proceso de formación comunista, y hoy ser y seguir siendo su maestro para que nadie decline en nuestros propósitos libertarios.

6 Pues en la FARC EP, cada quien donde aceptó y decidió luchar por una Nueva Colombia, ahí cumplirá los postulados elaborados en más de medio siglo por toda la organización y los comunistas sin excepción. 

Las FARC-EP sigue siendo patrimonio histórico Popular y nadie arriará las banderas por la Democracia y el socialismo.

7 Por ejemplo al ser de familia fariana como otros ídem, tenemos deber el histórico revolucionario y derecho ciudadano como estudioso y académico, formado en el materialismo científico, propugnar para que nunca desaparezca este valioso patrimonio histórico para que sigan sus militantes aportando al socialismo, estando donde sea.

8 Continuamos entre camaradas latinoamericanos nuestra conversa en esta mañana bañada con grata neblina, aroma de jazmines y café, saludados por gardenias y con desayuno salvadoreño de huevos revueltos entre camarones, especie de huevos pericos colombianos de cebolla y tomate, seguimos aprendiendo de las guerras y Acuerdos de Armisticio, como yo les denomino, de cada uno de nosotros Salvadoreños y Colombianos.

9 Seguimos hablando y caminando entre senderos de recuerdos de todos los colores expresados en nuestra conversa, como dicen por acá, e indicamos que las prácticas de convivencia del FLMN y de las FARC EP son objetivas fuentes consuetudinarias y jurídicas contemporáneas del Derecho Alternativo necesario para construir transformadoras teorías jurídicas y políticas con una necesaria nueva Iuris en cada uno de nuestros países, hasta cuando construyamos la anhelada nueva juridicidad anfictiónica.

10 Sigue esta fructífera conversa entre Abogados revolucionarios comunistas y estudiosos de las causas estructurales feudo-capitalistas comunes del conflicto Social y Armado Interno del Salvador y de Colombia muy útil para axiomar que los solos Armisticios sin cambios económicos nada social resuelven. 

11 Éllos estudiosos académicos centroamericanos me afirman con múltiples explicaciones que «..la creciente lumpenización de nuestra sociedad salvadoreña luego de la firma de un Acuerdo de irreal paz que supuestamente nos traería justicia social nos hunde hoy en insondable abismo capitalista (…) y así les pasará a ustedes en Colombia..» nos sentencia una compañera al estar conociendo la atipicidad colombiana.

12 Me preguntan éllas con esa dulzura y claridad académica salvadoreña: «¿pudo el pueblo colombiano en su momento liderado por las FARC EP construir un nuevo Estado llamado #NuevaColombia en el #centrosur de este magnífico país #ecuatorial?»
Yo consciente de la historia política y militar de Colombia debí responderle, que #SÍ, pues eso debió hacerse políticamente por las FARC-EP en su momento, pues era a la vez necesidad y posibilidad histórica hacerlo.

Pero primó errado un #pancolombismo marcado por sombras del panamericanismo en contradicción antagónica a nuestro Bolivariano anfictionismo tal como se predicaba, pero no se hizo lo correctamente político.

13 Seguíamos en la conversa y así continúamos entre copas de #VinoTinto combinado con #CaféTibio colombiano, primera vez que lo bebía y me gustó, cosas que se aprende de camaradas valiosos.

Les afirmé ahí académicamente que por no constituirse con el ejército fariano en ese auge del momento el Nuevo Estado NUEVA COLOMBIA como nueva república en el centrosur colombiano fue grave retroceso que oscureció la concepción de un nuevo poder llevó a Colombia al Acuerdo timado hoy en día, así estaba presagiado por este serio error de no constituir un nuevo Estado.


14 Toda la conversa fue a cada momento enriquecida políticay teóricamente bajo nuestros postulados del materialismocientífico hasta que una camarada conoció que un CAI en Soacha lo habían convertido en horno crematorio, y llorando nos dijo «…es terrorífico su País…» nos dice también abrumada otra de mis contertulias que»(…) la policía de ustedes los colombianos es peor que las maratruchas de nuestro pequeño Salvador…» así nos interpelaron las compañeras que también sollozaban…para luego apartarse y sentarse abrazando flores y elevando más nuestras conciencias vivando a Farabundo Martí y a Simón Bolívar.

Por Athemay Sterling Cordillera Andina Colombiana