Continúa barbarie y campaña electoral armada en Colombia para favorecer al Uriboparamilitarismo

0
977

La ola genocida étnica y política del fascista Iván Duque anda suelta y sin control, estimulada por el apetito criminal del uriboparamilitarismo contra el movimiento Popular, niñez, líderes populares, estudiantes, periodistas, mujeres negras, indígenas comuneros, ecólogos, Abogados y defensores de DDHH.

Dicen que «todo silencio es cómplice»

Es así que en esta planificada y sistemática ola genocida, Duque está bien callado, sólo ejecuta su política uriboparamilitarista creando ambiente hostil con muertes sistemáticas para preparar y recuperarse de su derrota electoral el pasado 27 de octubre; y él con el fascista partido Centro Democrático desde ahora, para ganar a sangre y fuego, hacen desde ya su tétrica campaña electoral armada.

Ni la gran fosa común descubierta por la Jurisdicción Especial para la Paz JEP, y hecha pública y notoria por los medios comerciales de información burguesas, la Presidencia de la República al saber de antemano que esos  crímenes y homicidios perpetrados con ejecuciones judiciales o llamados ‘falsos positivos’ fueron ejecutados por orden de Álvaro Uribe Vélez cuando era Presidente a través de las FFMM y el paramilitarismo, hoy Duque está en silencio cómplice.

Y además ya van centenares de líderes populares y oposición política asesinados en ola genocida étnica y política por el Gobierno, Duque sólo calla y otorga creando una gran catástrofe humanitaria y social en Colombia.

Mataron antier, encapuchándoles previamente y amarrándles a árbol, con tiro de gracia a un conocido matrimonio de antropólogos y ecólogos que defendían la vida ecoambiental; y hoy es al uribismo, paramilitarismo, mafias de complejos turísticos apoyados por la vicepresidenta y contrabandistas quienes usufructúan la vida ecoambiental de la parte baja de los ríos Magdalena y Cauca y zona de la Sierra a quienes se les adjudica el homicidio a estos jóvenes ambientalistas y ecólogos, líderes populares de la zona.

Todos los días ocurre un crimen de Estado, matan en clara perfidia Estatal a exguerrilleros que entregaron sus armas a través de un Acuerdo de Armisticio, totalmente incumplido por parte del Gobierno colombiano, que amenaza con volver trizas todos los Acuerdos firmados entre el movimiento Popular en lucha y el gobierno neoliberal colombiano.

http://fezlox649.blogspot.com/2017/10/completa-con-justicia-social-es.html?m=1

Se acaba matar en Pitalito Reinaldo Carrillo a un Dirigente Popular de la Asociación  Nacional de Usuarios Campesinos ANUC; también ayer en Tumaco el paramilitarismo asesinó a la líder y artista, joven también, Lucy Villareal, mujer líder que era muerte anunciada, pues Iván Duque y su mindefensa sabían que la asesinarían.

La dejaron morir adrede para crear terror entre la población, futura votante para la próxima elección a presidente de la República que este uriboparamilitarista quiere ganar matando por anticipado a la oposición política colombiana.

Dijo Lucy Villareal al mindefensa que «…los líderes comunitarios y sociales estamos amenazados (…) estamos pudiera decirse en abandono oficial”, denunciando nuestra mártir negra el peligro y el abandono del gobierno para con su gente.

Es así la líder social y cultural del Pacífico Colombiano fue asesinada con el agravante que hace ocho días le suplicó y  pidió ayuda al MinDefensa, que la dejó morir, o le aceleró la muerte.

Es tal esta grave situación que antier mataron al joven matrimonio de líderes  sociales, antropólogos y ecólogos en Santa Marta, quienes eran líderes populares, igual como los centenares asesinados en la ola genocida étnica y política de Duque que prosigue en campos, ciudades, universidades como al joven estudiante Dilan Cruz asesinado en Bogotá por un Capitán de la Policía adscrito al criminal y nazi Esmad.

Entre los 103 puntos petitorios y de exigencia del Paro Civico Nacional Indefinido está desarticular y desmontar al Esmad y se respete el Derecho Universal y Constitucional a la Vida.

Colombia sigue martirizada, en Resistencia popular y ciudadana, pero activa en tareas diarias y diversas en Paro Cívico Nacional Indefinido, hasta vencer, caiga este mal habido gobierno ya en decadencia política y crear vías democráticas por una Nueva Colombia donde haya Vida Digna, es decir, que pueda ejercer a cabalidad la Vida, todos los Derechos, las libertades democráticas, la misma Vida Digna y la Paz pero con Justicia Social, y además se cumplan los Acuerdos todos ya firmados,  y se reanuden las conversaciones con ELN y las diferentes insurgencias armadas que se mantienen en Colombia atroz.

Por Athemay Sterling
Consejero de Paz
Abogado Internacionalista Defensor de DDHH en CPDH, ANDAS Grupo de Investigación PALENQUE, DPDH y CONAICOP.

Bogotá 25 de diciembre 2019