CONCEPTO JURÍDICO PÚBLICO Y POLÍTICO A LAS FARC-EP Y AL GOBIERNO DE COLOMBIA

0
72

 

CONCEPTO JURÍDICO PÚBLICO Y POLÍTICO A LAS FARC-EP Y AL GOBIERNO DE COLOMBIA

 

Por Athemay Sterling Acosta

Abogado Comunista, FreeLancer, Defensor de los Derechos Humanos y los Derechos de los Pueblos, ex Consejero de Paz y ex Asesor de Paz en varias Administraciones de la Gobernación del Valle del Cauca. Ex candidato a la Gobernación del Valle, Analista Político, Historiador, Filósofo, Escritor, Poeta y Sobreviviente del Genocidio Político, cometido por agentes del terrorismo de Estado contra nosotros los Comunistas Colombianos y la Unión Patriótica, Profesor Universitario y Candidato Popular al Senado de la República de Colombia.

Bogotá  Colombia Octubre 28 de 2012 

1

Cuando las Farc- Ep, Estado en embrión Colombiano y el Gobierno que regentaba el señor Andrés Pastrana Arango, Estado Constitucional de la República de Colombia, firmaron ellos el ficto Acto Administrativo llamado la Agenda Común para el cambio por una Nueva Colombia (1) que transcribo aquí, y no tener este Acto ya totalmente Administrativo, Acción Constitucional de Nulidad alguna, quiere decir que está en firme y hace parte del copioso epítome Iuris de Colombia.

 

Esta Agenda Común para el Cambio por una Nueva Colombia, además de ser vinculante para las partes, en un País reconocido por el Derecho Internacional  Público como Nación en Conflicto Armado Interno, es fuente del Derecho en el marco también de la Cláusula Martens (2)  y del Derecho de Gentes (3) en el cual se apoyó también Simón Bolívar (4) en la guerra por la primera Independencia de Colombia.

 

Es así que estas Fuentes del Derecho de la Guerra y del Derecho de Gentes que Simón Bolívar aplicó, y hoy se está empleando, es fuerza consuetudinaria y jurídica vinculantes desde su misma génesis iuris,   para construir todos los mecanismos legales para que las FARC-EP (5)  con carácter real de fuerza Beligerante y el Estado Constitucional Colombiano como Estado Parte, se reúnan en una Mesa de Diálogos en igualdad de condiciones políticas y jurídicas, para luego ese hecho y/o Acto Jurídico produzca también Acuerdos y Conclusiones totalmente vinculantes desde el punto del Derecho y también Político para cumplir el constitucional 22 que prescribe a la Paz como un Derecho Universal, y Constitucional, además de los Tratados Internaciones sobre este tópico que el Estado Parte Colombiano ha suscrito y ratificado a través de sus respectivas Leyes Aprobatorias de Tratados Internacionales.

2

El Estado Colombiano a través de sus diferentes regímenes políticos a pesar de concretar y dar vida jurídica a todas las negociaciones con las Farc-Ep, siempre vulnera esa normatividad, ya sea por voluntad guerrerista del terrorismo de Estado que prevalece en Colombia en cumplimiento sumiso a la nefasta, extranjera Doctrina de Seguridad Nacional, donde ven como fantasmas a un presunto enemigo interno, o por no tener voluntad de Paz, sino de Guerra Integral contra el Pueblo como orientó César Gaviria quien bombardeo criminalmente a la Uribe Meta e introdujo el modelo neoliberal ya constitucionalizado, traicionando los Derechos de Colombianas y Colombianos.

 

Además de este “enemigo interno” fantasmal, que antes lo llamaban el comunismo y ahora nosotros la oposición Política que somos invencibles (6, 7)), aunque el Estado Colombiano nos estigmatice, nos persiga, nos haga montajes, detenga a 10 mil personas por ejercer el Derecho de libre conciencia, como tienen ya no detenido, sino secuestrado a Joaquín Pérez Becerra, allá en la fría Picota/Eron, este Estado ya no aguanta, pues el constituyente primario quien tiene el poder de verdad le diga a estos Gobernantes prevaricadores, que ellos son simplemente poder derivado.

 

Somos entonces el movimiento popular quienes refrendemos y apoyemos esta Mesa de Diálogos entre las FARC-EP y el GOBIERNO, y estamos listos en el evento que se levante de la Mesa el Señor Santos, como amenazó hacerlo dentro ocho meses. ¡Qué irresponsable, que ya se ilegitimó, este señor Santos!

Decía atrás refiriéndome a Joaquín Pérez Becerra, hombre luchador popular, de la población civil y preso político de conciencia que está secuestrado en una cárcel yankee en territorio colombiano, y que en este Concepto Jurídico Político como consultor ídem internacional a las Farc-Ep y al Gobierno en este caso, igualmente a otras situaciones tanto fácticas como legales en Colombia y en el Exterior, y en el marco de mis funciones legales, exijo la Libertad Inmediata para todas y todos los Presos y Presas Políticas y de Conciencia que están arbitrariamente e ilegalmente privados de su libertad y otros extraditados en las mismas condiciones, que resumidas son la acción criminal de agentes del Estado en Crímenes de Lesa Humanidad, crímenes de Guerra, de Agresión y acciones genocidas, en lo que llamamos terrorismo de Estado aplicando el Código Penal del Enemigo, vulnerando el Estado todos los Derechos a la Población Colombiana e internacional que no comulgamos con este régimen corrupto y narco paraco y de doble moral con el apoyo vulgar del Departamento de Estado de los EEUU (8).

   3

Por estas razones, las que están en la ciber links abajo indicadas, y otras,  las que aparecen en mis Libros, Artículos, Escritos, entrevistas por Radio y Televisión, etc. que he expresado desde hace más de  cuarenta y cinco  años a hoy de lucha popular desde lo ideológico, literario, político y jurídico, sostengo y le indico a los integrantes de la Mesa de Diálogos que el Acuerdo General para el Fin del Conflicto y por una Paz Estable y duradera (*)  que en primer lugar publiqué en www.athemaysterling.org  (9) (10) (11) es totalmente vinculante, como lo es su predecesora la Agenda Común por el Cambio para una Nueva Colombia.

 Ni las Farc-Ep y ni el Gobierno pueden ya que está ejecutoriado y en firme con el anhelo nacional e internacional y de Gobiernos extranjeros, y por lo tanto, además de Jurídicamente Viable, es también histórica y políticamente legítimos para cumplir o cumplir, como lo ordena la Convención de Viena o Tratado de los Tratados y la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos o Declaración de Argel que establece como Derecho de los Pueblos  la Rebelión cuando se vulnera y agrede a la población.

Agresión criminal que no tiene perdón ni olvido, como lo ha hecho ya casi centenariamente el Estado Colombiano, sus Instituciones y Servidores Públicos en el más cruel terrorismo de Estado generando la más grande catástrofe humanitaria y social del hemisferio occidental.

Por lo tanto las equivocadas e inocuas declaraciones desde Santos, el gomelo Pinzón que juega a la guerra, los negociadores del Gobierno, medios de información colombianas que desinforman y se vuelven tanques de guerra para informar unilateral e irresponsable a su amaño clasista el tema del Conflicto Social y Armado Colombiano, prevarican, y sino subsanan lo mal actuado contra Compromisos Internacionales que ya son Actos Vinculantes Jurídicos en Colombia, debieran de renunciar por anticipado para nosotros el Movimiento Popular asumir las riendas del Poder Político y reconstruir y reconciliar a Colombia, donde su población pueda ejercer sus Derechos, es decir, que haya real PAZ CON JUSTICIA SOCIAL.

No vamos a cometer los errores del pasado como dijo cínicamente Santos, ni los cometidos en el Territorio Nacional, ni los errores de otros Conflictos Internos.

Sólo la PAZ CON JUSTICIA SOCIAL ES LA NUEVA COLOMBIA.

Lo otro es doble moral como la de Santos y quienes le cohonestan (12).

Bogotá  Colombia Octubre 28 de 2012

Por Athemay Sterling Acosta

Abogado Comunista, FreeLancer, Defensor de los Derechos Humanos y los Derechos de los Pueblos, ex Consejero de Paz y ex Asesor de Paz en varias Administraciones de la Gobernación del Valle del Cauca. Ex candidato a la Gobernación del Valle, Analista Político, Historiador, Filósofo, Escritor, Poeta y Sobreviviente del Genocidio Político, cometido por agentes del terrorismo de Estado contra nosotros los Comunistas Colombianos y la Unión Patriótica, Profesor Universitario y Candidato Popular al Senado de la República de Colombia.

 

 

(*)  http://athemaysterling.org/content/view/239/

 

(1)  http://athemaysterling.org/index2.php?option=com_content&do_pdf=1&id=159   

(2)  http://old.kaosenlared.net/noticia/como-santos-no-quiere-paz-movimiento-popular-impulsaremos   

(3)  http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/1/27/8.pdf   

(4)  http://tesis.udea.edu.co/dspace/bitstream/10495/406/1/BolivarDerechoGentes.pdf  

(5)  http://farc-ep.co/   

(6)  http://athemaysterling.org/index2.php?option=com_content&do_pdf=1&id=232   

(7)  http://athemaysterling.org/content/view/262/1/   

(8)  http://athemaysterling.org/content/view/265/

(9)  http://athemaysterling.org/content/view/254/1/  

(10)              http://athemaysterling.org/content/view/244/1/   

(11)              http://athemaysterling.org/content/view/239/1/  Acuerdo General

(12)              http://athemaysterling.org/content/view/265/