CABALLERO Y SU ANTIPETRISMO

0
51

Por Raúl Ramírez
Periodista

Antonio Caballero podrá ser una de las mejores plumas del país, pero de ahí no pasa. Lo conocí físicamente en los pasillos del Canal Capital a donde llegaba semanalmente para hacer un programa que ahí tenía en los años del entonces alcalde Gustavo Petro. Yo era el jefe de emisión de los noticieros de ese canal distrital y me lo topaba con su cara adusta, de pocos amigos, a su paso hacia el set de grabación. Siempre quise saludarlo pero el tipo solo emanaba antipatía. Además, no soy de rendirle pleitesías a nadie.

Por eso, solo me quedé con sus lecturas. Unas interesantes, sobre todo cuando se tratan de la geopolítica o de la situación internacional.

Hoy lo leí otra vez. Como ya se trata de volver costumbre en él, lo hizo dedicándole una diatriba a Gustavo Petro. Todo a raíz de la adhesión que a sus propuestas ha hecho la actriz y columnista Margarita Rosa de Francisco a quien resume como «es muy bella y tiene muy buena voz, y además es famosa, con lo cual es un muy buen gancho, un buen anzuelo para futuros votantes- pues de eso se trata- de la ‘Colombia humana’ de Gustavo Petro.» De los talentos intelectuales de Margarita, ni una palabra.

Luego empieza a señalar a Petro de farsante, mentiroso, politiquero profesional, demagogo; y no contento con eso, la emprende contra el Pacto Histórico (un proyecto de alianza de fuerzas alternativas para conquistar curules en el Congreso 2022) y contra su propuesta de Colombia Humana a las que no baja de farsa, ficción petrista y revoltijo politiquero y electorero.

Yo no sé qué le habrá hecho Petro a Caballero en lo personal. Desde que lo tengo referenciado en Bogotá siempre le he visto emanar ese vaho tóxico de su cerebro. Como alienado amante de las corridas de toros, ¿será que no le perdona que las haya prohibido durante su gobierno?

Yo no considero a Petro un Mesías, no lo endioso, entiendo que como ser humano y político podrá haber cometido errores; pero de ahí a descalificarlo como lo ha hecho hoy Caballero hay mucha diferencia. Me pareció sucio y con una abierta intención de enlodar a quien, como ningún otro candidato, tiene claro el país que necesitamos y ha arriesgado su vida para enfrentar a los corruptos y criminales que han llevado a Colombia a la decadencia moral y el atraso social.

Petro representa un legado de luchas populares por la paz, la democracia y la decencia. Por eso hoy el Establecimiento, la prensa corrupta y los que han vivido de la violencia lo atacan.

Lástima por Caballero. Muy bien por Petro, por Margarita Rosa de Francisco y por millones de colombianos que creemos que un proyecto distinto a la guerra y la exclusión social es posible en nuestro martirizado país.

Cali, abril 25 de 2021.

Raúl Ramírez
Periodista.