Asolados

0
26

Asomó sin oídos su luz desdentada
No venía del gobierno del infierno
Caminó sin ojos para verla vestida

Así la encontró con rojos corpiños
Pues desde su altar desnuda vino

Para saciar imágenes perdidas
Se encontraron revividas
Sin saber cuál moriría.