0
16

Caracas, 23 de mayo de 2022

Camarada: Athemay Sterlyns Presente.- Reciba un cordial y revolucionario saludo de todo el equipo de la Dirección Nacional y todos los Regionales que conforman el Partido Revolucionario del Trabajo, (PRT), El Partido de Los Trabajadores.

Nuestro Partido tomó la decisión en reunión de la Dirección Nacional hace algunos meses de que a pesar de las difíciles circunstancias que atraviesa el país, y el movimiento revolucionario venezolano  e internacional realizar el IV Congreso de la Organización, en Homenaje al insigne y revolucionario venezolano, Daniel De León, el cual se efectuará los días 28 y 29 del mes de mayo.

  Para esta tarea un conjunto de compañeros han trabajado arduamente en la organización del evento, en la realización de los materiales, y todas las tareas que conciernen a dicho acto.

Por esta razón le notificamos de dicho evento, para de esta manera intercambiar opiniones y que de alguna forma se elaboren aportes para seguir construyendo el camino hacia el socialismo científico, el cual es el único sistema capaz de preservar la vida en el Planeta.

Sin otro particular, reciba un abrazo solidario: Por la Dirección Nacional de El PRT Otto Van der Velde

Responsable Político Nacional

Documentos políticos PRT

El papel del Partido Revolucionario de los trabajadores PRT, ante la política de la constitución del Frente Amplio antiimperialista. Cronología y propuestas.

Es bien conocido que la vanguardia política, no pueden llevar a cabo sola la lucha por la transformación de la sociedad capitalista al tránsito del socialismo, como fase inferior en al paso superior al comunismo. Hay que entender la complejidad de la sociedad y del proceso político que implica su transformación, es por eso que la tarea básica fundamental permanente de la actividad revolucionario es que las masas trabajadoras pongan de manifiesto su iniciativa, organizando para sí, la doctrina desarrollada por Carlos Marx y Federico Engels., independientemente de su nivel de desarrollo político ideológico

En nuestro país hay experiencias prácticas que permiten estudiar los aciertos o fallas, en la conformación de un frente político de lucha, con el fin de dirigir y resolver las contradicciones existente en el seno de la sociedad, la cual está directamente influida por el nivel de la lucha de clases existente en un momento dado, pero sobretodo cumple un rol fundamental la vanguardia, su doctrina, su claridad como lo justo de sus políticas y acciones ante las masas, sobre todo por la importancia dada su extracción de clase y su alta conciencia revolucionaria.

No puede haber improvisación alguna en este aspecto ya que el curso y direccionalidad revolucionaria será marcada por esta vanguardia, su éxito o fracaso dependerá ella.

 Para ilustrar el significado de lo antes dicho, realizaremos un breve análisis de varios frentes unitarios exitosos en el marco de la lucha de clases dada en Venezuela.

1.- La Junta Patriótica.

    Éste frente se constituyó en la década de los años 50, se organiza contra la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, el convocante fue el Partido Comunista de Venezuela PCV, que estaban en la clandestinidad junto a otras organizaciones políticas como acción democrática (AD), Unión Republicana Democrática (URD), Copei, junto a sectores militares descontentos con la dictadura militar y por sectores sociales exigiendo sus reivindicaciones.

   Es bien conocido la historia de las convocatorias, a concentraciones, mítines, paros, huelgas y el accionar concentrado en el objetivo propuesto: derrocar la dictadura militar, objetivo que se logra alcanzar en la fecha histórica del 23 de enero del año 1958.

   La lucha de clases no cesa en ningún momento y en su aspecto ideológicos se expresa aún más la situación, en las contradicciones de las fuerzas interna una vez que componen la Junta Patriótica y se logra el objetivo antidictadura.

   Las clases y los sectores dominantes, los representante de los sectores económicos, aprovecharon el momento estratégicamente y se colocaron el frente de la Junta de Gobierno presidida por Wolfan Larrazabal, gobierno provisional dispuesto a cumplir los acuerdos y las maniobras política pactadas con el imperialismo norteamericano en la reunión previa de Nueva York  (1957) y partidos burgueses representados por Rómulo Bentancourt (AD), Rafael Caldera (Copei) y Jóvito Villalba (URD)  la cual a posteriori sería el pacto de punto fijo (1958).             

   En síntesis, podemos señalar el escenario del 23 de enero: compromisos de la derecha de AD-COPE-URD con el imperialismo norteamericano en los pactos de Nueva York y Punto Fijo; unidad revolucionaria exitosa del Frente Patriótico dirigido por los comunistas, marxistas y nacionalistas. 2. Errores de vanguardia posterior al derrocamiento de la dictadura militar burguesa de Pérez Jiménez, lo que tuvo mucha incidencia en los sucesos posteriores al 23 de enero.

El hecho de no asumir el Partido Comunista la jefatura del poder derrocada la dictadura burguesa de Pérez Jiménez, hizo que en la lucha interna de las clases y sectores de clase dentro de la Junta quedasen de lado, posteriormente relegado del poder, de la toma de decisiones y reprimidos, se cayó en la visión y etapista , un sector se adhirió al discurso democrático burgués, la contradicción generada facilito a posteriori el desarrollo de la lucha armada en nuestro país en la década de los años  sesenta (60) hasta mediados de los años setenta (70)

 2.- El Pactó de Punto Fijo. Alianza anticomunista.

Este frente reaccionario se constituyó a cuatro bandas acción democrática (AD) de unión republicana democrática (URD), y COPEI y el pentágono, brazo ejecutivo del imperialismo norteamericano.    Posterior al 23 de enero de 1958, se desarrolla como pacto de élites, el cual se apodera del control político del país, se aprovecha de las fuerzas unificadas contra el pérezjimenismo y toma el poder bajo el liderazgo de Rómulo Betancourt, el cual gana no transparentemente, las elecciones  a la Presidencia de la República, en 1959.

Las medidas políticas, las maniobras y la tácticas utilizadas por esta colisión, se materializa y se concreta con el pacto de punto fijo y desemboca en el proceso de la lucha armada, que a posteriori se pierde consolidándose la dominación de los clases capitalistas lacayas del imperialismo, que se mantiene hasta la sublevación espontánea de Febrero 27-28 de 1989, Conocido como el Caracazo posteriormente los golpe de estado y el pronunciamientos militar el 4 de febrero y del 27 de noviembre del mismo año, lo cual dio el tiro de gracias al sangriento Pacto de Punto fijo ya en proceso de descomposición. El descontento popular y las valientes luchas revolucionarias de las décadas anteriores, se materializa en las elecciones del año 1998, con la victoria electoral de Hugo Chávez, se cierra el periodo histórico del punto fijismo. 

3.- Del Polo Patriótico al Gran Polo Patriótico Simón Bolívar.

Para el año 1998, materializada la victoria de Hugo Chávez se van creando las condiciones de lo que luego sería el frente Polo Patriótico. El <portavión electoral> de Chávez estaba constituido en principio por los partidos Movimiento Quinta República (MVR) , Partido Comunista de Venezuela (PCV), Patria Para Todos (PPT),  el Movimiento al Socialismo (MAS) con sectores militares retirados y provenientes algunos del golpe de estado del 4F y del 27 de Noviembre, más los grupos sociales descontentos y en ruptura con los partidos AD y COPEI y grupos oportunistas de derecha provenientes del urredismo caso de Luis Miquelena o renegados de la izquierda al estilo de Alfredo Peña y Cía. 

   Éste frente electoral  se constituye desde una visión electoral y se asume como nacionalista, no rompe con la visión democrático- burguesa, se dice nacionalista y bolivariano en contraposición a la forma del moribundo punto fijismo. .

El periodo  que va desde el año 1998 al 2003 en la presidencia  de Hugo Chávez, fue toda una prueba el sector nacionalista debido a la gran presión política al cual fue sometido el nuevo Presidente: descalificaciones, sabotaje, hubo un paro patronal que se mantuvo hasta la materialización del poderoso  golpe del estado capitalista del 11 de abril del  2002-2003 contra el proceso bolivariano y el propio presidente Chávez., reacción de los monopolios que fue derrotada en el sitio por la extraordinaria insurrección popular del 13 de abril; fue este un formidable contra golpe de masas que lanzó combativamente a la calle a más de 6 millones de venezolanos, hombres y mujeres, el día 13 de abril de 2002. Acción que dio al traste con el ensangrentado golpe cívico militar de la burguesía imperialista y sus aliados, propinándole una gran derrota al imperialismo y a la élite monopolista de Fedecámaras-Venamcham, del Episcopado, los sectores financieros, al sector militar de derecha y el lumpen. Se restituye en el poder al presidente depuesto Hugo Chávez.

   Este evento constituye una extraordinaria página de la historia política venezolana del siglo 21 y marca un punto de inflexión tanto de las masas revolucionarias y las vanguardias socialistas auténticas como entre el sector nacional revolucionario bolivariano y sus alas conciliadoras reformistas, incluyendo los jefes golpistas cívico militares del partido policlasista oficial del momento, el MVR

   En estos últimos, se oficializa la tesis de la impunidad y el colaboracionismo, se perdona a la burguesía golpista, en detrimento de la extraordinaria gesta popular. La dirigencia chavista hegemónica no da el paso siguiente hacia la verdadera revolución y transformación exigida por las grandes mayorías nacionales.

   Esto también volvió a ocurrir con el paro petrolero del año 2003, nueva ofensiva en la que los sectores populares comunales campesinos, logran, una vez más, derrotar en toda la línea a los sectores golpistas enquistados ahora en la corriente tecnocrático- petrolera de Luis Giusty y de igual forma los sectores burgueses y partidistas reaccionarios dirigentes opuestos a la transformación de la sociedad venezolana.

   Los trabajadores que rescataron la industria a sangre y fuego volvieron hacer el mismo mandado de siempre y hoy por hoy vemos el desaguisado a largo plazo de una política mediocre rellena de charlatanería, que evadió las verdaderas tareas revolucionarias planteadas.     

   Para el año 2012, se estructura un frente político y social denominado Gran Polo Patriótico Simón Bolívar (GPPSB), en función de apoyar el proceso político revolucionario y a la reelección del presidente Hugo Chávez entonces se reconstituye en este frente con las siguientes: organizaciones un total de 12, las cuales son: PSUV, UPV, MEP, PCV, PPT, PRT, PODEMOS, CRV, TUPAMARO, REDES, NCR, IPC.    Posteriormente se incorporan otras organizaciones partidistas tales como AC, ORA, y VBR para llegar a quince (15) organizaciones en total en su mejor momento.

   Con la organización del gran polo, se logra alcanzar el objetivo de la reelección del Presidente Chávez  y después de su muerte la victoria con Nicolás maduro en el 2013. Actualmente este frente se debilitó por la salida de varias organizaciones y por las intervenciones ilegales y nombramientos de juntas interventoras definidas por un ente que nada tiene que ver con las organizaciones partidistas, a las cuales han sido sometidas las mismas.

 Todo esto trae como consecuencia la vulneración de los derechos políticos  y  civiles consagrados en la Constitución de la República de Venezuela.

4.- La constitución del frente popular antiimperialista y antifascista (FPAA), a la creación de la Alternativa Popular Revolucionaria (APR).            

   Constituido el importante frente antiimperialistalos grupos nacional capitalistas dentro del PSUV y del Estado, deciden salir de los partidos no dóciles a su política dentro del Gran Polo nacionalista. La inconformidad que surge con el trato sectario y excluyente de la jefatura del PSUV, dado por parte del partido de gobierno-PSUV y sus funcionarios en instituciones estales como del CNE-PSUV, deja por fuera a los partidos revolucionarios y progresista como el PRT, REDES, VBR, CRV, y IPC. Creando condiciones adversas para mantener la coalición y de apoyo, al sector nacionalista bolivariano.             

   Es importante señalar que existe una total incomprensión por parte del sector del gobierno-PSUV, en aceptar el disenso y sobretodo la autonomía política que tienen los partidos en su ejercicio natural, que le es propio ya que trata de una alianza, así, tenemos también otros elementos como la aplicación de la tabla rasa de un criterio hegemónico con la implementación  de una aplanadora ideológica la llamada “alianza perfecta” la cual en el fondo no acepta la diversidad, si no la dominación y subordinación como el sometimiento de las distintas agrupaciones partidistas.               

   Se cae, por parte de algunos partidos del Polo, en el seguidismo, en la no discusión abierta, en no consultar a las organizaciones, que en el fondo constituye una subestimación. Se generan entonces contradicciones en el seno del GPPSB, de lo cual produce una ruptura que se hace cada vez más antagónica. En el marco de esa contradicción cada vez más antagónica, los partidos y organizaciones sociales nos constituimos en el Frente Popular Antiimperialista y Antifascista, cuyas organizaciones partidistas son: PCV, PRT, PPT, y los movimientos sociales, Voces Antiimperialistas, Bravo Sur, Movimiento Gayones REDES,        

    La dinámica política venezolana en este período de conformación de un nuevo frente  de lucha arrastra en su seno contradicciones entre los grupos que lo componen ya que algunas organizaciones mantienen una dualidad en la participación dentro del FPAA y en el GPPSB.      Esta dualidad genera fricciones internas lo cual hace que se modifiquen los actores dentro del FPAA que mantienen la dualidad y participación y en breve lapso, transcurrido el frente popular antiimperialista y antifascista sufre modificaciones y surge la APR de la siguiente forma: PCV, PPT, PRT y los movimientos sociales y políticos como Lucha de Clase, Izquierda Unida.                             

La Alternativa Popular Revolucionaria (APR). Esta organización de la Alternativa Popular Revolucionaria es producto de una visión desde el punto de vista electoral y la propuesta se constituye como un elemento distinto y como una alternativa distinta al gran polo patriótico Simón Bolívar dentro del marco revolucionario, de forma que para el año 2020,  se da una participación en el proceso electoral anunciada como <apertura> por el CNE y la posibilidad de la habilitación de la tarjeta del PRT, despojada ilegalmente por el PSUV, el CNE y la burocracia oficial. Sin embargo, no se materializa la habilitación de nuestra tarjeta por lo que se cuenta con las tarjetas del PCV, UPP89 y otras tarjetas regionales.           

La APR reproduce algunos vicios electorales del PSUV, lo cual trae muchas críticas, y separación de algunas organizaciones políticas dentro del grupo, además, del silencio informativo de las emisoras de tv y radio por no ir con los candidatos del GPPSB.               

   Es necesario señalar que este proceso electoral unitario logra llevar un diputado a la Asamblea Nacional, el PRT organiza reclamos jurídicos y de calle ante el CNE y el TSJ por violación descarada de nuestros derechos constitucionales. Se denuncia el ventajismo electoral por parte del gobierno- PSUV.                               

   Posteriormente se realiza la intervención del partido TUPAMAROS y se da la detención de su secretario nacional José Tomás Pinto. Y también se realiza la intervención del partido PPT y es despojado ilegalmente su secretario nacional Rafael Uzcátegui., tanto el gobierno de Maduro como el PSUV negocian con cargos y chantajes la tarjeta (e incluso la organización) de otros grupos del viejo Polo y con el nombramiento ejecutivo de Juntas Interventoras ad hoc, nombradas por el TSJ, se expropian sus direcciones nacionales.

   El PRT denuncia tal maniobra de los sectores derechistas dentro del PSUV-Estado y gobierno bolivariano, lo cual no compartimos en lo absoluto por menoscabar la participación protagónica de sus militantes y violentar sus derechos políticos, del cual emanan los poderes públicos, los soberanos el pueblo y sus organizaciones.   

Para el 2021 se abrió  otro proceso electoral, el cual amplía la participación de nuevos grupos dentro de la APR. Hubo mucho dinamismo, se dio una buena participación y algunos desencuentros por el manejo de una sola tarjeta para postular, como fue la del PCV, también hubo desacuerdos y sectarismo lo cual  generó distanciamiento interno.    Hay que señalar que hubo una buena disposición de trabajo muy a pesar de las condiciones económicas, la desmovilización producto de la pandemia del Covid-19, el ventajismo electoral del gobierno-PSUV, la aplicación del silencio informativo en los medios de nuestros candidatos y propuestas, el despojo de algunos candidatos por el manejo ventajista  de la Contraloría el mismo CNE, como fue el caso emblemático de nuestro candidato a la Alcaldía de Caracas, Eduardo Samán, más 30 candidatos que participaban en la tarjeta del PCV, fueron despojados  de su derecho a ser elegidos

La propuesta del frente y de la APR, es correcta, tanto es así que fuimos bloqueados comunicacionalmente, pero hay que perseverar, madurar y profundizar la organización y el llamado a las bases sociales, abrir el debate, la formación y evitar a los electoralistas, que sólo aparecen cuando hay elecciones y luego desaparecen hasta el próximo “ certamen electoral “  y por ende la caterva de oportunistas y aprovechadores que nada tienen que ver con la propuesta de la transformación de la sociedad venezolana.            .

   En síntesis, el frente de lucha -que no es sólo electoral- es una necesidad organizativa y de carácter político. La organización de un frente amplio antiimperialistas es fundamental para la lucha de clase venezolana hacia el socialismo, igual que la estructura dirigente del partido proletario. Este agrupamiento se constituye con diferentes clases y sectores de clases revolucionarias y progresistas, las cuales se agrupan en un programa de lucha común nacional antiimperialista, para defenderse del enemigo común imperialista y de las malas políticas que lesionan los intereses populares.

 El Frente sirve pues de herramienta para abrir nuevos causes y respuestas a los conflictos sociales. Estos presentan en su interior la lucha de clases que permea toda actividad humana. Cada clase busca realizar sus propios intereses. El objetivo del mismo debe estar bien definido por el programa político de acción. Debe tener clara conciencia en el manejo y dirección del frente político, evitando el dogmatismo, el sectarismo infantil que no son más que desviaciones subjetivas de los cuadros.

  VI

TEMA POLITICA INTERNACIONAL

IMPLICACIONES POLITICAS DE LA CRISIS ESTRUCTURAL DEL SISTEMA

CAPITALISTA MUNDIAL Y SU RELACION CON LA CRISIS EN VENEZUELA.

Material presentado por el camarada: Jesús Williams Niño Sánchez; a la Dirección Nacional y al Partido todo para su discusión como línea política de la organización.

Un cordial Saludo a todos los militantes, simpatizantes, amigos y allegados del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT); este año 2022, en los días 28 y 29 de mayo, se llevará a cabo el IV CONGRESO DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES (PRT). Un evento dedicado a Daniel De León, un venezolano nacido en 1852, insigne luchador y defensor de los intereses de la clase obrera, fundador del movimiento sindical norteamericano y organizador de los obreros industriales del Mundo y este 11 de mayo de 2022, se conmemoran 108 años de su deceso en 1914, en la ciudad de Nueva York. De allí nuestro más sentido homenaje a tan honorable militante revolucionario.

Nuestro Congreso, se da bajo unas condiciones históricas de extraordinaria significación, debido  no solo a las condiciones de salud, sino a la pandemia de COVID-19, que se abate sobre el mundo en su totalidad y cuyo impacto hizo aún más pequeño nuestro planeta Tierra; nada está aislado o separado, todo significativamente todo, esta interrelacionado, de allí el impacto que tiene igualmente la crisis estructural e histórica del sistema capitalista mundial, en su fase superior, el imperialismo.

La lucha es de vida o muerte, lo cual se evidencia en unos de los conflictos que se está desarrollando actualmente en los territorios de Rusia y de Ucrania. Guerra cuyo origen de fondo, son  los intereses imperialistas de Norteamérica, y sus lacayos europeos como Inglaterra, Francia, Alemania, con Alemania y demás países agrupados en OTAN, más sus epígonos dentro de Ucrania.

Una guerra, cuyos motivos están siendo azuzados contra Rusia, por los capitalista por el control de los mercados, los recursos naturales y especialmente los energéticos (petróleo y Gas) y por elevación  del control político y la dominación poblacional, tanto de Rusia, Ucrania, dentro del los intereses estratégicos de corto, mediano y largo plazo de la OTAN, brazo ejecutor del imperialismo, y su posible proyección sobre Europa del Este y marchar sobre Asia y controlar posteriormente a China.

El imperialismo norteamericano junto a sus lacayos europeos, se constituyen hoy día en los enemigos históricos de los pueblos del mundo y por ende de la humanidad  toda. Estos realizan un ataque sistemático contra los países que no aceptan, no se doblegan ante ellos, en consecuencia sufren el embate y las consecuencias de sus acciones desde este marco apoyamos a Rusia y al pueblo víctima de Ucrania, quien sufre en carne propia, el fuego, el dolor, la destrucción, los daños y la muerte, todas consecuencias de la guerra pero es la clase obrera ucraniana quien podrá sostener, mantener y recuperar el bienestar de su pueblo.

Entendemos, que el modelo económico predominante en Rusia, es el capitalismo nacional, cuyo desarrollo está justificado históricamente, y aglutina sectores progresistas dentro de una lucha de liberación, sin embargo, debemos señalar que los países y pueblos del mundo, no tienen, ni tendrán salida alguna dentro del capitalismo. Es necesario e imperioso dar el salto al modelo de producción socialista y como acción para abolir el sistema capitalista y sus cómplices. Los pueblos del mundo solo tienen salida al socialismo científico como instrumento político, ideológico para salir del capitalismo en su fase superior, el imperialismo.

Otro caso,  lo constituye en el Medio Oriente, el pueblo sancionado y bloqueado de Irán, (recordemos la invasión de Irak y Afganistán), el pueblo iraní, es sujeto a sanciones y bloqueo pero se mantiene de pie, erguido ante las oprobiosas presiones imperialistas, cuyo único objetivo es el control de los inmensos yacimientos de petróleo liviano bajo sus arenas.

Ante el panorama internacional nos toca señalar, que nos quedamos cortos ante la realidad avasallante de los distintos conflictos existentes en el medio Oriente como son los casos actuales de Irak, Yemen, Arabia Saudita. En África son incontables los conflictos armados más de 20, lo cual amerita desarrollar un estudio profundo para identificar con precisión los territorios y sus consecuencias.

Podemos señalar que se está librando una lucha en  todo el planeta, lucha cruenta entre las grandes mayorías de los pueblos oprimidos y las minorías opresoras quienes defienden, auspician y financian un sistema económico cuyo vencimiento histórico está en pleno proceso.

Es necesario denunciar las sanciones y presiones del imperialismo Norteamericano, sus lacayos europeos y sus servidores nacionales en los pueblos Latinoamericanos, el caso Cuba, es emblemático el valiente pueblo cubano, es quien resiste, el terrible bloqueo que llega a mas de 50 años, cuyos efectos económicos y sociales sobre la población impactan negativamente en sus desarrollo humano, además, perjudican la solución de los problemas por parte del gobierno en el ámbito de salud, educación, servicios públicos y en general el bienestar de la sociedad.

El bloqueo criminal aplicado sobre  Cuba por el imperialismo, es repudiado y rechazado por las mayorías de los pueblos del mundo, como es el caso dentro de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en más de una ocasión, han sido derrotados masivamente por el voto mayoritario de los países afiliados, pero hacen caso omiso de la mayoría y de las decisiones de los pueblos.

El caso Venezuela, el imperialismo a desarrollado sobre nosotros todas sus tesis de guerra, las presiones, el sabotaje, el golpe de estado, el terrorismo, el intento de magnicidio, la devaluación de la moneda, inflación, el boicot, la migración y pare de contar. Lo que antes conocíamos de manera indirecta, ahora lo sufrimos en vivo, en directo, en carne propia, el ataque ha sido demoledor, se puede palpar en las calles y avenidas, en la vida cotidiana, la pauperización acelerada, al que nos han sometido cubre y arropa a las grandes mayorías de la población.

Hay que resaltar, que la clase obrera venezolana, es quien carga sobre sus hombros el mayor peso de la crisis capitalista como las grandes mayorías populares del pueblo y las causas tienen dos aristas o vertientes a nuestro entender.

En primer lugar: es debido al imperialismo norteamericano, sus lacayos europeos y sus servidores dentro del país. Estos han desarrollado y aplicado todos sus planes o recetario de conflictos y medidas coercitivas sancionatorias y de bloqueo sin ninguna restricción, la brutal explotación aplicada sobre los trabajadores se efectúa sin ningún miramiento, el aumento de precios de los alimentos, de las medicinas, de  partes y repuestos, entre otros que  hacen cada vez más difícil su adquisición.

En segundo lugar: señalamos las desacertadas políticas económicas o contramedidas aplicadas por el gobierno-psuv, que lejos de contrarrestar las sanciones de los imperialistas, las han magnificados y profundizados y por ende los males que ellas mismas encierran. No se han desarrollados, ni aplicado políticas verdaderamente revolucionarias, que las hay, ni siquiera han continuado con las políticas acertadas y correctas desarrolladas en el gobierno de Hugo Chávez, no tocan los intereses de los países opresores, no les aplican alguna contramedida sancionatoria, ni se les da o procuran un trato reciproco ante sus desmanes.

Los monopolios  comerciales, industriales y financieros, denunciados ante  el país por los medios públicos y redes sociales por el Presidente Nicolás Maduro, en más de una ocasión, no son sancionados, hay una actuación cómplice del Estado.

Las políticas que está empleando el gobierno, son de corte liberal o mejor dicho son neoliberales, sin lugar a dudas podemos enumerar las siguientes: liberación de Precios, disminución de los salarios, Precarización de los sitios de trabajo, criminalización de las justas luchas sociales, disminución de la influencia del Estado, Incremento de los servicios públicos, privatización de empresas del Estado.

Podemos apreciar una vez más que el sujeto a las restricciones es la clase obrera y la mayorías populares, sometidos a una brutal explotación, y bajos niveles de bienestar social, expresados en bajos salarios, deficitarios servicios públicos de agua, gas, electricidad, telefonía fija y móvil, transporte, educación, salud, además, alimentos calzados, ropas, medicinas, y recreación, un cuadro dantesco.

El descaro de algunos personeros político, un diputado a la Asamblea Nacional expreso a viva voz, lo siguiente: …»Venezuela es atractiva para las empresas extranjeras, por los bajos salarios que devengan los trabajadores «… pero no quedan hasta allí las cosas, veamos las leyes aprobadas: Ley de Inversión Extranjera; Ley de Zonas Especiales Económicas; Ley Antibloqueo.

La primera ley: permite que los inversores extranjeros puedan repatriar el 100 % de sus capitales y sus ganancias, entonces, cual es el beneficio al país? quedarían los pasivos laborales, los ambientales y los enfermos y explotados trabajadores, además del agotamiento de los recursos explotados.

La segunda ley: crea enclaves territoriales, fuera de la protección de las Leyes de la República, posibles escisión del territorio nacional, violenta las vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), debilitamiento del Estado y una mayor explotación de los trabajadores.

La tercera ley: lejos de crear mecanismos para palear las sanciones y los graves problemas sociales que estos ocasionan, se otorga la autoridad nacional, la potestad de gestionar, enajenar y gravar directa y secreta del manejo de los activos del Estado, cuando el verdadero mandatario es el pueblo venezolano en quien reside intransferiblemente la soberanía. Como quedamos con la CRBV ???

Otro elemento legal , cuyo «gazapo» quedo en total silencio por el gobierno-psuv y que es totalmente contrario a la independencia económica, el desarrollo nacional, la constituyen las empresas mixtas en el sector petrolero y gasífero, o sea, en los hidrocarburos donde la contradicción se da en el artículo 303 de la CRBV: «…el Estado se reserva por razones de soberanía económica, política y de estrategia Nacional, el Estado Venezolano conservará la totalidad de las acciones de petróleos de Venezuela SA…» pero de manera maniquea se efectúa a las filiales, asociaciones estratégicas que se constituyan; lo cual abre de manera expresa la privatización por abajo de Petróleos de Venezuela SA. y se hace socio el enemigo histórico del país, tan cacareado y denunciado una y mil veces en ruedas de prensa, por los canales de tv, radio y redes sociales públicas y privadas en cadena nacional.

Otro aspecto importante de resaltar y que determina el rumbo político ideológico del gobierno-psuv, la constituyen las declaraciones del ministro Castro Soteldo y apoyadas por el Presidente Nicolás Maduro, las cuales defienden y reivindica la «burguesía revolucionaria». Parece algo inocuo, sin embargo, hay que señalar que históricamente es errado realizar tal señalamiento, rebatido en su momento por Carlos Marx y Federico Engels, en el libro del Manifiesto del Partido Comunista, ubica a la burguesía en ese periodo de 1789-1799, como revolucionaria cuando derroco el feudalismo y toma el poder en la revolución Francesa, posteriormente al desarrollarse se convirtió en reaccionaria y opresora, esa misma clase es la que hoy se encuentra la fase superior del capitalismo, el imperialismo.

En Venezuela se revela fundamentalmente teóricamente una ideología social-demócrata, con una marcada tendencia social y predomina en su dirección elementos de la pequeña burguesía, lo cual lo sitúa en el plano del capitalismo nacional, dependiente y oprimido y atrasado. Este en su desarrollo no puede, ni podrá desarrollarse por las condiciones históricas del desarrollo de las clases. En Venezuela este desarrollo fue cortado, intervenido y modificado por dos grandes procesos:

El primero: lo constituye el periodo que se abre con la llegada de Cristóbal Colon en 1492.

El segundo: arranca con la llegada al poder de Juan Vicente Gómez 1908 a 1910, la llegada del imperialismo norteamericano y europeo en Venezuela con la explotación petrolera.

No es poca cosa lo que se está señalando, es un aspecto medular para la compresión del problema nacional o sobre la cuestión nacional, vital para dilucidar las contradicciones y dar la debida respuesta a las mismas. El otro elemento por esclarecer que se desprende es el tema de la «Patria», la patria que está coligada a los grupos económicos dominantes, parasitarios que han medrado de la renta nacional, producto del ingreso generado por el petróleo, agentes de los intereses del imperialismo, o por una verdadera Patria Socialista, que defienda los intereses de la clase obrera.

Observamos que el gobierno-psuv, está plagado de contradicciones, al igual la dirección política, en su seno existen corrientes ideológicas diversas, que se bambolean entre el discurso antiimperialista, anticapitalista, obrerista, revolucionario y socialista del siglo XXI, pero, de telón de fondo, la política económica implementada evidentemente favorece a la burguesía y por ende a los agentes del imperialismo mismo. La implementación de las políticas obedece a un plan premeditado y muy taimado en su ejecución en favor de sus intereses de clase.

En contra parte, las políticas aplicadas  van en detrimento de la clase obrera y de las grandes mayoría populares, las cuales sienten en carne propia, bajo condiciones de feroz explotación, con una disminución del salario por debajo de los niveles para recuperar la fuerza vital del trabajador como de su familia, se violenta olímpicamente, las conquistas alcanzadas por las justas luchas de la clase obrera, se violenta el marco legal y constitucional, además, de obviar los contenidos políticos e ideológicos que los sustentan en el poder.

Ante este panorama, caracterizado por la deriva, la confusión, el distraccionismo, los errores políticos y las carencias ideológicas producto de una visión pragmática, cortoplacista con un alto contenido de subjetivismo, como el desconocimiento de la teoría y praxis revolucionaria, marcará el derrotero del proceso revolucionario venezolano a corta, mediano y largo plazo.

En contra posición al escenario anterior, que debemos hacer para transformar verdaderamente la sociedad venezolana:

Entender y descartar el nuevo viejo salto al capitalismo, dependiente y atrasado que pervive en nuestro país, Apéndice del imperialismo Norteamericanos, sus lacayos europeos y servidores dentro de Venezuela,

Hay que dar el salto al Socialismo Revolucionario basado en el materialismo histórico y dialectico.

Abolir el estado burocrático, rentista al servicio de las clases dominantes y construir un nuevo Estado en función de la clase obrera y de las grandes mayorías populares y oprimidas del país.

Abolir y socializar los monopolios, comerciales, industriales y financieros, quienes son los verdaderos responsables de la aplicación del ataque y sanciones al país, ya que estos aumentan, disminuyen la producción, cartelizan los precios de la materia prima, partes y repuestos, los mercados y los salarios entre otras acciones.

Las fuerzas progresistas, revolucionarias,  honestas deben unirse ante las fuerzas reaccionarias y mantenerse junto a las masas para transformar la sociedad para esto es necesario  desarrollar y fortalecer una gran alianza entre los obreros, los campesinos y los sectores comunales.

Desarrollar una política amplia sobre todos los países hermanos de Latinoamérica y potenciar los órganos multilaterales tales como: EL ALBA, LA CELAC, UNASUR; CARICON, MERCOSUR; y otros que permitan romper la dependencia y fortalecer la solidaridad entre los pueblos.

Entender y asumir el rol histórico de la clase obrera y la dictadura del proletariado para así terminar con la agonía generada por el sistema capitalista en su fase superior, el imperialismo.