"Para que la JEP y/o CPI aboquen y avoquen lo que corresponda"

Valora este artículo
(7 votos)

Para Señoras y Señores Magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz JEP y/o Corte Penal Internacional CPI

Este militar con sus subalternos me torturaron en la Remonta caballeriza del Batallón Pichincha en Cali Valle del Cauca

MEMORIA SÍNTESIS HISTÓRICA DESDE 1979-1985 a 2015 DE ATHEMAY STERLING

Todo lo aquí narrado está  en poder de la Fiscalía, Instituciones y Órganos Competentes sin resolver aún, [ es decir: estamos sin Reparar Integralmente ] aunque dice esta Fiscalía  que todo se resolverá con algoritmos fantasmas en una metodología de la Macrocriminalidad y Contexto, pero que teniéndose las judicicializaciones ya hechas y sin actuar, con la Justicia Ordinaria, pues parece que todo quedará impune.

Por eso espero la Comisión de la Verdad y la Jurisdicción Especial de Paz JEP acordadas en los Diálogos de Paz en la Habana Cuba entre las FarcEp y el Gobierno Colombiano para que sea efectiva nuestra Reparación Integral, y no se repitan estos  actos criminales de agentes del terrorismo de Estado Colombiano contra la indefensa población civil quienes sufrimos sus hechos victimizantes contra nosotros.

El Coronel Luis Carlos Sadovnik quien interlocutó con el General Cabrales, cuando le dijo “espero que si aparece la manga no aparezca el chaleco" fue jefe,  antes de 1985 en 1979 del B2 de la Tercera Brigada en Cali.

Siendo él Jefe del B2 de la "inteligencia militar" fue cuando con su Superior Nacional el General Ramón Gil [ luego Comandante del Ejército y también Ministro de Defensa] y jefe nacional del mismo fatídico B2 el 3 de Enero de 1979 allanaron brutal e ilegalmente mi casa residencial, robaron toda mi Biblioteca aún sin devolver, hurgaron todos los rincones de mi amplia casa en Cali sin hallar más que libros y mis escritos de investigación científica, junto con las corresponsalías de Prensa que hacía para el Semanario VOZ y otros Medios de Comunicación Alternativos.

Me detuvieron arbitrariamente y por orden del Coronel Sadovnik y de su superior Ramón Gil me condujeron fuertemente custodiado por muchos soldados quienes participaron allanando mi residencia agrediendo mis Derechos para conducirme a la Oficina de Sadovnik de la Tercera Brigada que quedaba en la Calle 18 norte con Avenida 4 norte en Cali, donde hoy funciona un Hotel de la Cadena transnacional Explorer GHL Sheraton.

Desde ahí ese macabro lugar militar del B2 me llevaron en un Renault 4 arrojado al piso con botas de militares contra mi cabeza hasta la zona de ladera de Cali dizque "...para ablandarme..." y luego de cruentos maltratos me condujeron ya anocheciendo a los calabozos del Batallón Pichincha en Barrio Nápoles Cali donde estaban decenas de personas supuestas de ser del M19, quienes todas y todos fuimos torturados física y psicológicamente de múltiples e infames maneras.

Ya al otro día en pésimas e inhumanas condiciones fuimos llevados algunos a las caballerizas del mismo Batallón Pichincha que llaman La Remonta a seguir sufriendo con sus torturas tanto hombres y mujeres las mismas agresiones.

De tanta tortura condujo a que varios de los presos políticos ahí secuestrados intentaran el suicidio.

Recuerdo que Ramón Gil se desplazó desde el B2 en Bogotá hasta Cali entre las dos primeras semanas de Enero de 1979 a interrogarme con el supuesto de ser Yo dizque el teórico "...creador de la combinación de todas las formas de lucha en Colombia...", interrogatorios ilegales sin fórmula de juicio , aunque hechos dentro de ese Batallón legal de la Ignominia al Ser Humano.

Me amenazaba ahí con matar a mi hija menor en ese año con sólo tres años de nacida cuyo llanto me hacían escuchar de una grabadora de ese entonces para presionarme lo indecible y organizar la "inteligencia" militar más montajes contra nosotros, y a mí "...por ser comunista y alto dirigente de la intelectualidad..." al decir de estos militares claramente fascistas.

Al mes de privación arbitraria de mi libertad y ser tan agredido me liberaron, presionados por la protesta del pueblo contra el fatídico Estatuto de Seguridad de Turbay Ayala, por la valiosa solidaridad popular y política exigiendo la libertad de nosotros los presos políticos y de conciencia en 1979.

Me liberaron condicional a presentarme todos los días a la Sede de la Tercera Brigada en el Barrio Versalles de Cali.

Luego de menos de una semana de presentaciones ilegales a esa "oficina" militar, ahí mismo y nuevamente me privaron la libertad y de nuevo a las caballerizas de la Remonta donde estaba nueva gente igualmente torturada como el suscrito.

Fue la denuncia pública, la movilización popular por las Libertades Democráticas suspendidas por el nazi Estatuto de Seguridad turbayista y por la acción valerosa profesional de mis Abogados Defensores de DDHH quienes lograron mi liberación.

A la fecha y posterior a ese hecho cobarde de las FFMM contra el suscrito como Población Civil Protegida, abogado Defensor de DDHH y con Medidas Cautelares otorgadas a mi favor por la CIDH OEA la persecución política contra mi persona nunca cesó, amenazas, nuevas detenciones, hostigamientos, atentados, estigmatizaciones, despojado forzado de mi tierra, hoy víctima y reclamante de ellas pero sin reparación integral, ni para Athemay Sterling,  ni para el Partido Comunista Colombiano, tampoco a nosotros la Unión Patriótica, ni a quienes somos Educadores, Abogados y Activistas Defensores de los Derechos Humanos y de los Derechos de los Pueblos, pues serlo es peligro mortal en Colombia.

Hoy sin reparar, con el paramilitarismo intacto como arma del terrorismo de Estado contra la Paz con Justicia Social y la Reconciliación Nacional tal como se dialoga en la Habana Cuba por el Fin del Conflicto hacia la Paz Estable y Duradera, sigo y continuamos el Movimiento Popular revictimizados diariamente y sin reparar integralmente pero con nuestro paradigma intacto por una Nueva Colombia.

Será entonces la JEP o la CPI quienes, una u otra, aboquen y avoquen las respectivas acciones según corresponda.

Como el suscrito hoy sigo victimizado cruentamente debo acudir a sus Despachos a presentar in situ los hechos victimizantes y los fictos y también seguros víctimarios quienes no tienen perdón ni olvido por ser hechos y conductas tipificadas en el Estatuto de Roma, establecidos en el Acuerdo Final de Paz y otros en la Justicia Ordinaria como planteé en otro escrito petitorio mío a ustedes, como Fundador, Integrante del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos en el Valle, de Derecho Preventivo y Derechos Humanos DPDH, Grupo de Investigación Palenque y otras Organizaciones del Movimiento Popular colombiano que sufrimos la criminalidad del terrorismo de Estado y del paramilitarismo que actúa como política de Estado de la República de Colombia. 

Cuando sea citado por la JEP y/por la CPI indicaré todos los hechosvictimizantes que hemos sufrido a la fecha.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

@AthemayGobernad 
  
Athemay Sterling 
Víctima del terrorismo de Estado Colombiano
Abogado Defensor de los Derechos 
Candidato 2011 Gobernador Valle del Cauca
Escritor, Abogado, Historiador, Geógrafo Analista Político, Periodista, Docente y Profesor de toda la Vida 
Consejero de Paz
Alto Asesor de Paz en varias Administraciones Gubernamentales

Santander de Quilichao Mayo de 2018

.........................................

Anexo importante escrito de Ex Rector de nuestra Universidad Libre de Colombia

http://viva.org.co/cajavirtual/svc0471/articulo02a.htmlhtmlhtmlhtml

Visto 191 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Escúcheme aquí

En

Vivo!

No se pierda nuestro programa todos lo Jueves a las 10:30 am
Esperamos sus opiniones y denuncias. Aquí

Recorriendo

Colombia

Cerca al ciudadano, recorriendo palmo a plamo nuestro País, para dar a conocer sus derechos
 

En las Redes

Sociales

Conectate con nosotros y sigue nuestros proyectos y gestiones minuto a minuto