¿AMINISTÍA IURE O AL GOTEO?

Valora este artículo
(18 votos)

El Acuerdo de Paz en referencia a la Amnistía e Indulto, fue boicoteado desde el Congreso y el Ejecutivo, y hoy desde el Fiscal trizador, como lo advertimos en su momento, pues al no emanarse de forma expresa, clara y explícita una Ley General de Amnistía, sino al menudeo, como se prescribe ínfortunadamente en el Decreto 277 de 2017 que en vez de desarrollar la Ley 1820 del 30 de Diciembre de 2016 con el principio de favorabilidad en el marco de un Acuerdo General y Especial Humanitario de Paz, lo deja todo cercado por el santanderismo punitivo de guerra para que la Implementación en este caso de la Libertad de Prisioneros de Guerra no haya Amnistía de IURE sino remedo de ella como se está hoy advirtiendo notoria y públicamente, cuando se hace gota a gota y al inhumano menudeo de seres humanos.

Hay que reconocer sin soberbia fundamentalista que hubo confianza excesiva en la Legalidad vigente totalmente adversa a la Implementación fiel del Acuerdo de Paz, y que el Estado supo y así lo está aprovechando en su crisis de gobernabilidad y de baja credibilidad al incrementar la violencia Estatal aplicando la premisa presidencial de "...dar garrote con el ESMAD y zanahoria..."con  promesas incumplidas a los Acuerdos con las comunidades en protesta social reivindicando los Derechos Universales conculcados por el mismo Estado y actual régimen político neoliberal de doble moral.

Y peor aún dejar todo sin seguridad jurídica, pues no la hay, en este régimen legal burgués ni para los amnistiables que siguen privados de su Libertad, en contravía al Acuerdo de Paz, en un Estado totalmente en crisis en su bloque de poder oligárquico mafioso, pues así es la corrupción colombiana: ¡mafiosa¡

Donde además de los Prisioneros de Guerra, hay otros miles de presos políticos y de Conciencia, ilegal y arbitrariamente detenidos por pensar diferente.

Muchos líderes sociales, estudiantiles, activistas y Abogados  Defensores de DDHH que también deben ser liberados, pues el régimen colombiano les detuvo como supuestos "enemigos internos" en su política criminal, política y militar contrainsurgente.

Y además en esta inseguridad jurídica y política, que no la da el Decreto 277 de 2017 que mal reglamenta la Ley 1820 de Diciembre de 2016, hoy si no se les asesina, se sigue deteniendo a excombatientes de la insurgencia con órdenes de captura levantadas, pero con "otras" montadas a los amnistiados, sin armas, y ya población civil indefensa, con supuestas nuevas órdenes de captura y de ficta petición de extradición, sin importar que quien les detenga copen militarmente, en "fuego amigo" a la Policía como ocurrió en Timba Cauca.

Igual preocupa en el Cauca Departamento que luego de firmado el Acuerdo Especial Humanitario de Paz estemos sufriendo asesinatos, hoy con el mayor número de líderes sociales y Defensores de DDHH con "muertes violentas iure" de Colombia entera.

Que los Presos deban en desobediencia civil y en huelga de hambre deban recurrir a esta protesta ante el incumplimiento del Estado, del boicoteo de operadores judiciales a la PAZ, a pesar de toda la solidaridad NACIONAL e Internacional recibibida da de nuestras aseveraciones y obliga a las Partes firmantes a también explicar y resolver esta crisis humanitaria que atenta contra nuestro anhelo de Paz.

La Comisión de la Verdad y la JEP tendrá labor y deber de patria para establecer responsabilidades y resarcir a la sociedad de todo este perjuicio que Colombia está afrontando.

De la soberbia nada bueno queda. Se requiere se afronte como Estadistas y buenos hijos de la Patria esta desazón.

No queremos más muertes de líderes sociales y Defensores de DDHH, ni más presos políticos, ni de guerra ni de Conciencia, y menos por ser oposición jurídica.

Pues ya indique que si la palabra y el lenguaje son la más bella expresión del pensamiento y de la cultura, no pueden ser armas, como tampoco la justicia seguir siendo arma de guerra del Estado oligárquico neoliberal mafioso contra la Población Civil indefensa. 

Pues la Historia política y militar ha demostrado que las armas nunca más deben estar al servicio de la delincuencia, ni de la corrupción, ni de mafias y menos para dirimir conflictos y contradicciones políticas. Las armas de la República son para garantizar la Soberanía Nacional, la LIBERTAD y la Vida Digna para colombianas y colombianos reconciliados en pro de una Nueva Colombia donde podamos ejercer cabalmente los Derechos Universales. 

¡ Queremos vivir con DIGNIDAD en el contexto del Acuerdo Final de Paz que debe ser para el progreso de toda la población colombiana sin excepción ¡

Por Athemay Sterling 
Santander de Quilichao 
Julio 06 de 2017

Visto 1969 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Escúcheme aquí

En

Vivo!

No se pierda nuestro programa todos lo Jueves a las 10:30 am
Esperamos sus opiniones y denuncias. Aquí

Recorriendo

Colombia

Cerca al ciudadano, recorriendo palmo a plamo nuestro País, para dar a conocer sus derechos
 

En las Redes

Sociales

Conectate con nosotros y sigue nuestros proyectos y gestiones minuto a minuto