"APRECIACIONES ÉTICAS ACERCA DE CONDUCTAS CUASI DELICTIVAS ATROCES ENTRE CÓNYUGES, HIJOS Y FAMILIAS VÍCTIMAS EN LA GUERRA" Por el doctor Athemay Sterling Acosta

Valora este artículo
(6 votos)
APRECIACIONES ÉTICAS ACERCA DE CONDUCTAS CUASI DELICTIVAS ATROCES ENTRE CÓNYUGES, HIJOS Y FAMILIAS VÍCTIMAS EN LA GUERRA
Por Athemay Sterling Acosta

Luego de apreciar múltiples noticias de vida e historias contadas por las Víctimas y seres humanos ancianos, que son sujetos de Derecho con protección prevalente, he visto con suma preocupación el rechazo sistemático que sufren en sus heterogéneas formas de relaciones inhumanas como conductas sintomáticas de deformación mental del victimario/s que agrede los Derechos de la ancianidad ya víctima y revictimizada.
Además todo grito oral del victimario combinado de su histeria enfermiza, también sistemática, no es argumento del impositor, sino su impotencia para actuar en sanas relaciones generada por la impotencia intelectual derivada del modelo de educación que no es para la vida digna sino para formar mano de obra barata al capital, una forma de expresión de la guerra en la salud mental de los victimarios contra sus víctimas ya ancianas, padres, madres y familia quienes sufrieron el martirio de la guerra en Colombia.
Este tema supuestamente para resolverlo y transformar estas conductas cuasi delictivas se le encomendó al Ejecutivo Nacional a través del Programa PAPSIVI que no actúa, ni atiende como debe ser a las víctimas en el conflicto armado, pues el Estado no parece dispuesto a Implementar fielmente el Acuerdo de Paz que también aborda esta situación de las víctimas. El Gobierno engañosamente dice que todo gira en torno a las víctimas, pero no es así, pues los integrantes del PAPSIVI son profesionales tercerizados, inestables laboralmente que no pueden atender ni dar continuidad a lo mínimo que aspiran hacer.
También cuando ocurre conductas que niegan la solidaridad y las buenas costumbres agrediendo a ancianas y ancianos con el ánimo de desecharlos fuera de sus casas y/o hogares, cuando ya no le son "productivos" está prevaleciendo hoy esta malformación y pérfida historia familiar descompuesta en la guerra y el rechazo al Derecho que vulnera, en este caso: de la Vida Digna, que defendemos al anciano víctima con sus familias a nivel integral.
Sólo muestro en este instante una de tantas consecuencias de la cultura de guerra y del espíritu de traqueterismo en varias de estas parejas y familias descompuestas que el Estado no propende por su protección y menos por la prevención de estas conductas cuasi delictivas.
Aquí nadie se salva por tener mucha o poca escolaridad, pues también hay una tendencia molesta que enriquece a negociantes de "centros gerontológicos" privados que no debieran existir, pues es deber del Estado, antes y luego de la firma final de los Acuerdos de Paz, dar protección a los ancianos colombianos y también Repararlos integralmente junto a sus familias, ante conductas victimarias del Estado que omite la protección, de la sociedad permisiva y de las familias que ya tienen como paradigma no ayudar ni siquiera a sus padres ya ancianos, sino asilarlos en la indignidad de la vida de unas cárceles "hogares de ancianos" que aceleran la muerte de esta sabiduría encarnada en los mayores colombianos, quienes ya viven con miedo en sus propias casas y supuestas "mismas familias".
Mayores que son respetados en las tradiciones y en la cultura ancestral indígena y en la heterogénea y rica cultura africana de diversos lugares de este continente maravilloso.
¡ Y qué no decir de los pocos pensionados, que han podido lograr sus pírricas Pensiones, cuyas mesadas son arrebatadas y usufructuadas por sus hijos, siempre adultos y profesionales, que no son para ellos, sino para el mayor pensionado ¡
¡Y también ocurre la victimización cuasi criminal cuando hijos y otros familiares victimarios niegan el alimento a sus ancianos padres, quienes aportan para su propia alimentación al hogar con sus pensiones, esto ya raya en tentativa de homicidio por inanición ¡
Sorprende sociológicamente y en política criminal esta generación humana actual que habla de paz, casi como mero hecho de mercadeo, pero sus prácticas son antípodas a las sanas costumbres al victimizar de múltiples formas a sus padres, a sus ancianos, a sus mayores y a sus congéneres hasta minimizándoles sus sabias apreciaciones, o ridiculizándoles en claro matoneo, no generacional como dicen unos, sino en conducta cuasi criminal de lumpen, que muchas veces desencadena en violencias diversas y hasta en la misma muerte entre familiares.
Y preocupa mucho más, en plena dizque época de grandísima información cibernética, que estos victimarios familiares no conozcan los Derechos y Deberes, ni la existencia de la normativa nacional e internacional sobre los Derechos, que ellos mismos en el futuro van a necesitar cuando ya sean igualmente mayores.
Si esta dinámica social continúa podrían estos monstruos victimarios convertirse de eso que son hoy - victimarios - a futuras y fictas víctimas en un modelo neoliberal perverso contra la Vida Digna cuando los años alcancen su pasajera juventud.
Aunque la ignorancia de la norma no los exime de responsabilidad penal en sus victimizaciones recurrentes, como las practicadas también en Instituciones Educativas cuando también agreden con diferentes armas a sus docentes.
Hoy es responsabilidad del Estado transformar el contenido y paradigmas de la Educación para la Paz, para la reconciliación, para la alegría y fraternidad para que en verdad construyamos todas las condiciones que resignifique un nuevo colombiano en un País que transitemos de la implementar del Acuerdo Especial Humanitario de Paz para que haya Vida Digna para toda la población colombiana sin excepción alguna, tal como es nuestro propósito como víctimas del terrorismo de Estado que somos, como humanistas, como Abogados Defensores de los Derechos para que sean ejercidos a plenitud por toda la población colombiana, logremos de verdad la Vida Digna en un País en Paz con Justicia Social.
 
¡ Pero Qué tragedia humana ser anciano ¡
¡ Que tragedia una sociedad deshumanizada¡

¡ Por una Nueva Colombia. Adelante ¡
Athemay Sterling Acosta
 

 

Visto 458 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Escúcheme aquí

En

Vivo!

No se pierda nuestro programa todos lo Jueves a las 10:30 am
Esperamos sus opiniones y denuncias. Aquí

Recorriendo

Colombia

Cerca al ciudadano, recorriendo palmo a plamo nuestro País, para dar a conocer sus derechos
 

En las Redes

Sociales

Conectate con nosotros y sigue nuestros proyectos y gestiones minuto a minuto