"AMNISTÍA, DERECHOS Y PAZ EN COLOMBIA, AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE" Por Athemay Sterling Acosta

Valora este artículo
(10 votos)
AMNISTÍA, DERECHOS Y PAZ
 
EN COLOMBIA, AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
Por Athemay Sterling Acosta
 
I
Valioso hecho político la Amnistía aprobada como un "paso más" por unanimidad entre los votantes, con un 72,02% del total elegidos popularmente, y con la invisibilidad del 27,98 que omitieron su Deber como Congresistas y deben por lo menos renunciar pues traicionaron a sus votantes y al Derecho tanto Internacional como Interno, pues la Amnistía como el Indulto y el Asilo no son instrumentos, ni mecanismos, menos dádivas ya que son DERECHOS UNIVERSALES.
Ahora tal como muy bien lo advierte Rodrigo Londoño es "un paso más" de muchos más; y yo que digo: es Derecho ganado en la lucha del Movimiento Popular por la conquista colectiva de todos los Derechos Universales que quedan para rescatar, unos, y conquistar más, pues quedan muchos más pasos como es toda la Implementación del Acuerdo Especial Humanitario de Paz, al igual que las reivindicaciones que tenemos el Pueblo Colombiano aún sin resolver, es tarea muy muy dura con este Congreso neoliberal, eunuco y sumiso, ya en campaña Electoral para el 2018.
Congreso quien aprobó la Reforma Neoliberal que va en contravía al Acuerdo Especial Humanitario de Paz conquistado, no por el Gobierno sólo, ni las Farc Ep solas, sino por el anhelo nacional expresado de múltiples formas ciudadanas, políticas y sociales. 
Por eso es valiosa la veeduría ciudadana al comportamiento de estos Congresistas de coimas y que a mi no me representan.
Pues nuestra lucha por los Derechos Universales Humanos y de los Pueblos es propugnar de verdad por la Vida Digna y la Paz con Justicia Social por una Nueva Colombia reconciliada y reconstruida. Cabe recordar que las Organizaciones, Activistas y Abogados Defensores de los Derechos lo hacemos en el marco de ellos, legalmente, y además recabo que somos parte del Movimiento Popular por una Nueva Colombia, paradigma para la Vida Digna del Ser Humano en todas sus relaciones entre sí y con la naturaleza. La lucha de clases no ha terminado. 
II
Ahora ejerciendo mis Derechos incólumes Universales y Constitucionales pregunto al Estado, al Congreso, a los Partidos, a sus Bancadas, a sus UTLs y a quien corresponda:
¿Qué pasó con los otros 33 Senadores y 45 Representantes? ¿Dónde estaban este 27,98% de Congresistas entre Senadores y Representantes?
Esta omisión de los 78 de 268 Congresistas, que es el total de elegidos, es traición al Acuerdo Especial Humanitario de Paz, y al pueblo colombiano y comunidad internacional también en abrupto incumplimiento al Pacta Sunt Servanda. No cumplen la Ley Interna ni la Internacional que versa sobre los Derechos, por eso estos 78 "invisibles 27,98%" del Congreso deben responder ante el Pueblo, la Juridicidad nacional e internacional; por lo menos renunciar ahora mismo, para reconfigurar consensos por gran Frente Amplio Popular que se constituya en Gobierno de Transición Democrática por una Nueva Colombia.
III
Athemay Sterling Acosta como Abogado Defensor de los Derechos, Propulsor de la Solución Política y no armada entre Partes no vencidas ni vencedoras y como Víctima del terrorismo de Estado aún sin Reparar integralmente así lo asumo: pues en esta situación política compleja y cuando versa sobre decidir si o no sobre los Derechos Universales y en especial respecto al carácter histórico, legal y humanitario del Acuerdo Especial Humanitario de Paz, pues eso es, luego de ser nula toda actuación del inócuo Plebiscito como lo caratericé en su momento, Acuerdo de Paz que versa sobre el Derecho y Deber simultáneo de dar fin a un Conflicto Armado Interno debió ser adoptado por todos, pues la Paz beneficia igualmente a todas y todos, e igual como se refiere a los Derechos de la Población combatiente con repercusión a los Derechos de cada persona en el territorio colombiano y de la zona de América Latina y del Caribe no debió ser omitido por esta fracción traidora a la patria.
IV
Más aún ahora cuando Juan Manuel Santos, como ilegítimo y calculado geopolítico Nobel de Paz, en su doble moral aspira con la OTAN y el imperialismo incendiar con más guerras al mundo, y ser mercenario legalizado en América Latina y el Caribe, con Premio Nobel para desestabilizar Gobiernos populares y democráticos con su neoliberal y reaccionaria "tercera vía" que sigue reivindicando como "The Third Way" con Tony Blair, Felipe González y Obama, Ricardo Lagos, Fernando Enrique Cardozo, Michelle Bachelet, Anthony Giddens, Oscar Arias otro Nobel de Paz, todos "SocialDemócratas" en sus respectivas décadas socialdemócratas de querer apaciguar las luchas populares junto al terror paramilitar para imponer el dominio del capital financiero mediante la criminal acción de las transnacionales contra la Vida de los Pueblos.
Por todo esto, y evitar errores del pasado se requiere ineludiblemente por nosotros entender, también como nos enseñó y planteó, en su tiempo, Jacobo Arenas Precursor de la Paz, en cada situación de "asomos" de fictas y nuevas trascendentales realidades políticas que como él nos dijo: "...se debe en cada momento concreto conocer todas sus contradicciones como son, en su realidad integral, en un contexto concreto determinado, y a la vez descubrir y caracterizar esas contradicciones y leyes que la rigen para transformarlas en beneficio del País y del Progreso de la Nación; para así ejercer de verdad-verdad todos los Derechos: esa es la política real a que convoco
Pues no hay "terceras vías", tal como ya lo manifestó Carlos Marx en la "Crítica al Programa de Gotha  cuando él afirmó que; "...no hay alternativa o terceras posibilidades" en estos tipos de contextos de aguda lucha de clases.
V
En vez de terceras vías, es vital entender como política correcta: en la vitalidad y alternativa política constituir con la más amplia unidad un Gobierno de Transición Democrática, como manifestaron las Farc Ep para que nos conduzca Reconciliados a garantizar la Implementación del Acuerdo Especial Humanitario de Paz hacia la Paz Estable y Duradera, que no es más que la Paz con Justicia Social, donde podamos ejercer todos los Derechos Universales y Constitucionales a cabalidad, y sin exclusiones odiosas y de soberbias medievales de los duelos vetustos, que se dan en la sociedad y hasta en los mismos Partidos Políticos de Izquierda y de Derecha, donde hacen de la exclusión su arma favorita de eliminar, unas veces física y otras de sus filas, a su contradictor de ideas al no poderlo vencer en debate democrático. Y esto es lo que no se quiere repetir como error generalizado que no ayuda a la reconciliación.
                                     VI
Hoy se rescató con la lucha y apoyo popular la Solución Política y la Amnistía: estos son Derechos para ejercerlos. Vienen y se requieren más.
Pero quienes hoy en el Congreso, por una u otra razón, omitieron su Deber deben responder también por su Deber incumplido, ¡no tienen excusa política¡, deben por lo menos renunciar, ya lo dije.
Esta es la visión completa jurídica, política y sociológica de este contexto de la coyuntura política cambiante y del momento, donde por equivocado pragmatismo nada se debe excluir de su hermenéutica para no seguir siendo peligrosamente unilaterales políticos, excluyendo aristas de él.
Para evitar sorpresas políticas y militares posteriores, que ni la autocrítica les absuelve, pues la realidad les prevalece a actuar en correspondencia a estos postulados del Materialismo Científico.

Por Athemay Sterling Acosta

Diciembre 28 de 2016

 

Visto 712 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Escúcheme aquí

En

Vivo!

No se pierda nuestro programa todos lo Jueves a las 10:30 am
Esperamos sus opiniones y denuncias. Aquí

Recorriendo

Colombia

Cerca al ciudadano, recorriendo palmo a plamo nuestro País, para dar a conocer sus derechos
 

En las Redes

Sociales

Conectate con nosotros y sigue nuestros proyectos y gestiones minuto a minuto