Super User

Super User


Notice: Undefined property: JObject::$description in /home2/frenteam/public_html/components/com_k2/templates/default/user.php on line 59

Esta es la providencia de la corte suprema de justicia sala de casación penal que abre investigación penal contra álvaro uribe vélez y se vinculan otras personas

 

Ver Aquí

 

Sábado, 28 Julio 2018 11:38

URIBE EL CRIMINAL PUESTO POR LA MAFIA

@eldiabloesdios

PARTE I

Jaime Lombana, uno de los tantos abogados del presidente Uribe, le mandó vía chat a un periodista la primera página del denuncio que habría interpuesto en contra de Pablo Bustos, director de la Red de Veedurías. El denuncio no aparece por ningún lado, esa primera hoja que llegó a mis manos no tiene radicado de la Fiscalía y en la oficina de reparto nadie me da razón de la actuación. En esa página suelta que el jurista le mostró al periodista, dice que el señor Bustos lo denunció temerariamente, es decir, afirmando mentiras.

El Doctor Bustos, hizo solo lo que la Constitución le ordena: Poner en conocimiento de la fiscalía el hecho público reseñado a gritos por un grupo de periodistas dentro de los que me incluyo, de que la Corte Suprema de Justicia tenía videos y audios del Doctor Lombana ofreciendole dadivas en representación de Álvaro Uribe a Juan Guillermo Monsalve, testigo ante la Corte Suprema, que ya había narrado en diligencia judicial con pelos y señales, cada una de las órdenes que había dado el señor ex presidente, cuando se desempeñaba como fundador y  comandante supremo del muy reconocido Bloque Metro de las autodefensas, el mismo que fusiló, despescuezó y tasajeó a todos esos  campesinos, hombres, mujeres y adolescentes, que durante las épocas en que supuraba el conflicto, fueron condenados a muerte por ser presuntos colaboradores de la guerrilla.

 Eso fue lo único que escribió en ese denunció el doctor Bustos: Vea, señor Fiscal General Nestor Humberto, tenga en cuenta estos artículos y mire a ver si lo que dicen es cierto. Investigue. No dijo nada más.

Lombana está asustado, sabe en el lío que está metido, por eso le envía a los periodistas esa hoja mocosa. Cadena, su colega, el que lo acompaña en la escena, ya le aceptó cargos a Daniel Coronell. Al periodista cuando lo entrevistó, no le negó su encuentro con la esposa de Monsalve y fue enfático en afirmar que el presidente Uribe le había dado poder para contactar y manipular testigos. “Algunos de ellos se han ofrecido a involucrar a críticos de Uribe en crímenes atroces como el de Álvaro Gómez” señala Coronell en su artículo. 

En ese sanduche los dos honorables juristas, vienen siendo el jamón. 

Por un lado la Corte los tiene a tiro de as y por el otro, pueden terminar contagiándose de la misma enfermedad que han contraído otros que también estaban al tanto de la historia del expresidente: Sus abogados, que tanto lo conocen, saben que a ellos los puede agarrar en cualquier esquina una de esas gripas de plomo que acaban hasta con el más fuerte.

Este par de abogados defensores de mafiosos y paracos, son personajes tragicómicos de la historia accesoria, del proceso que condensa las actuaciones criminales que tenían como finalidad encubrir las atrocidades que arrastra Álvaro Uribe amarradas a la espalda, que son sus cruces perpetuas y que le empiezan a pesar tanto que, ya casi setenton, se ha visto obligado a entrar en una campaña que le garantice a ese presidente lacayo, arrastrado y lambón que podría salvarlo de terminar pagando y quedar debiendo hasta el último de sus días, los millares de vidas inocentes que significó su ascensión al poder.

Es por eso que necesita de todos esos que lo respetan por lo que es y que, en la primera vuelta electoral, le votaron a Duque. 

Esos votantes saben quién es Álvaro Uribe y precisamente por eso lo admiran, por la forma en que chalanea el poder como si el país fuera una de esas bestias que sabe domar. 

Por su genética mafiosa, su historia de temible pacificador y por el temor que inspira entre los más malos. A Uribe lo adora un pedazo de Colombia por ser el capo de capos y con ese trozo de país no hay nada que hacer. Es a los que se aterran de su pasado mortuorio y de sus alcances, a quienes van dirigidas estas letras.

¿Por qué vienen siendo esos 7´566.698 de sufragantes un elemento esencial de la organización criminal estructurada por Álvaro Uribe Vélez, más importante incluso que sus abogados, que los funcionarios públicos y políticos corruptos que le han colaborado durante su añeja carrera delincuencial?

 PARTE II

El primero que denunció a Álvaro Uribe Vélez por mafioso, fue el papá del hoy candidato a la presidencia, Iván Duque. 

Don Iván Duque Escobar, cuando Ivancito aún era un niño, en despeño de sus labores como gobernador de Antioquia, programó viaje exclusivo para informar al presidente Turbay que el entonces joven burócrata, llegado de la secretaría general del Ministerio de trabajo Álvaro Uribe Vélez, era socio del Cartel Medellín y que desde su cargo recién estrenado como director de la Aeronáutica Civil, repartía licencias de vuelo y autorizaba las pistas de las tantas aeronaves que subían y bajaban preñadas de cocaína desde la nariz hasta el culo de aquella patria Colombiana, que en los 80 los mafiosos dominaban como si fuera una masoquista amordazada con una pelota de ping pong en la boca.

El papá de Iván Duque le llegó a Turbay con la tarea hecha, se quejó de lo que sucedía en Medellín, le dijo lo mismo que le diría a la revista Cromos en su momento, que era una ciudad decente que no gobernaba él, sino los 30 narcotraficantes que andaban rociando en cada esquina plomo y que caminaban en sus Toyotas como Pedro por su casa, a pesar de estar pedidos en extradición. Habló de los vínculos de la mafia con los empresarios, funcionarios públicos y políticos, antes de llegar al joven Uribe Vélez ochentero y hablar del historial que lo precedía. A Turbay, el Duque viejo se lo contó todo.

En palacio, el Gobernador no se limitó a hablar de las pistas y las licencias, sino que algo le dijo de su familia y amigos, le mencionó lo que todos sabían y que resalta Fabio Ochoa, el venerable abuelo del clan, en ese libro que no se consigue, que mandaron a desaparecer de bibliotecas y librerías como si fuera un sindicalista de bananera, pero que proveniente de algunas manos llegó a las mías y que no solo habla de caballos sino que, como su nombre lo delata, también habla de la vida.

De mi vida en el mundo de los caballos, hace un recuento del árbol genealógico de Álvaro Uribe Vélez y en didáctica narración Don Fabio nos revela que no es verdad lo que siempre ha dicho el expresidente, que a los Ochoa los conoció de pasada y por los caballos, sino que era familiar por varias puntas de todos ellos.

Su mamá era prima del Viejo Fabio que expone con lujo de detalles la relación filial de los Vélez Gonzales, de los Posada Vélez y de los Vélez Vélez y por supuesto de los Uribe Vélez, presentando desde niño a nuestro protagonista que tanto quería, a  “Varito” como solía llamarlo, como una estrella de talla presidencial.

Y de ahí nace todo, de allí de donde viene Uribe, y de esa postulación como futuro gobernante que le hace el viejo Fabio al hijo de Alberto Uribe Sierra, un hombre pobre, repleto de deudas que vivía en arriendo con su esposa y sus tres hijos, Álvaro (Varito), Santiago y Jaime Alberto (El pecoso) en un segundo piso de una casa en el barrio Laureles, para esa época un barrio de clase media emergente de Medellín.

Si. Uribe nació pobre. Fue después, en los 70´S medianeros, cuando todo empezaba a pasar que le fueron apareciendo al papá las manotadas de haciendas que llegó a tener, los caballos, las camionetas y los coches de lujo, los sembrados de arroz y palma y hasta los helicópteros, que también tienen su historia como huellas en el camino histórico de este nuestro prócer, que llegó a terciarse dos veces la banda presidencial y que va para una tercera que se las pela, así esta vez sea otro el que vaya a lucirla.

Uribe Sierra, Don Alberto, persiguiendo la visión fatídica de Don Fabio y por supuesto con la ayuda de todos esos grandes amigos que en Antioquia gobernaban a los gobernantes, ubica a su hijo abogado de la Universidad de Antioquia, como funcionario público de la administración regional en las Empresas Públicas de Medellín EPM. De allí pasa a ser secretario en el Ministerio del Trabajo durante el gobierno de Alfonso López, antes de dar el brinco al cargo que le puso dinamita a su carrera cuando fue convenientemente seleccionado para ser el director en jefe de la Aeronautica Civil, entidad que en palabras de Lara Bonilla, durante la administración de Uribe fue puesta al servicio del narcotráfico, al punto de que ordenó suspender la flota de aeronaves que desde allí, el gobierno le había permitido operar a Pablo Escobar y Carlos Ledher, quienes tenían hangares en el aeropuerto de Medellín y permiso de operación para sus 57 aviones de última tecnología.

En la Aeronautica civil nombra a Cesar Villegas, alias “El Bandí”, como su mano derecha en la oficina de planeación y relacionista público con las altas esferas de la mafia. Con Villegas monta la empresa VC Maderas, en la que, según Joseph Contreras, corresponsal de Newsweek, él era socio en la sombra.

Villegas, después de convertirse en uno más de esos multimillonarios nacientes, termina condenado por enriquecimiento ilícito, lavado de activos y narcotráfico hasta que encuentra la muerte el cuatro de marzo de 2002, cuando es abaleado el día anterior a la reunión que tenía en la Embajada Americana para declarar en contra de Uribe. He aquí al primero del reguero de muertos que, por bocones, han terminado desparramados en el oscuro camino del señor expresidente.

No fue Villegas quien le presentó a Pablo Escobar y a los demás representantes de los carteles de la cocaína en Colombia. Alpher Rojas, el periodista, en un artículo habla de las tardes doradas de la mafia y de forma explicita como testigo presencial de los hechos, a Uribe lo sienta en medio de Pablo Escobar y Rodríguez Gacha, con whisky en mano, en una feria de ganado en Armenia.

A Pablo Escobar lo siguió tratando, después de que su padre, siempre presente en el camino de su hijo predilecto, le compra a Belisario Betancourt en una subasta de arte que tenía como fin recaudar fondos para su campaña, un cuadro por 20 millones de pesos de 1982 que bien pueden ser un par de miles de ahora. Esa compra le merece a Varito su nombramiento como alcalde de Medellín, para la época en que no era el voto popular sino el guiño presidencial el que los designaba. De la alcaldía, en palabras del corresponsal de Newsweek ya mencionado, lo echa el mismo Belisario que le pide la renuncia protocolaria cuando se entera que la mafia lo había mandado recoger en  helicóptero, para que asistiera a una cumbre del Cartel de Medellín, a la que asistieron Pablo Escobar, Carlos Lehder, los Ochoa y Rodríguez Gacha.

En la Alcaldía sólo dura cuatro meses, que le bastaron para permitir que Medellín sin Tugurios, el programa social de Pablo Escobar se tomara la ciudad, en especial cientos de terrenos del distrito que eran ocupados por los habitantes y urbanizados por Escobar, cada uno con su respectiva cancha de futbol. Medellín sin Tugurios era dirigido y coordinado entre el alcalde Uribe Vélez y Pablo Escobar, que supo demostrarle su agradecimiento, con aviso de prensa en primera página invitando al sepelio de su padre, al que llegó esa avioneta que como gesto de condolencia roció de claveles rojos y margaritas blancas a los asistentes. A Pablo le agradece muy especialmente lo del otro helicóptero del que tanto se ha hablado.

El helicóptero que Pablo Escobar le prestó a Uribe el 14 de Junio de 1983, día en que le mataron al papá en la Hacienda Guacharacas, cuando llegó la guerrilla a secuestrarlo y se hizo matar, enfrentándose con una pistola a 30 guerrilleros armados hasta los dientes.

En eso hay que ser objetivos, valiente y arriesgado siempre fue Don Alberto, que había aterrizado en la mañana en otro helicóptero, uno más pequeño que el que Escobar le prestó a su hijo Álvaro, pero que era suyo, un Huges 500 Modelo 363 Matricula HK 2704, que con los años, entre viaje y viaje, termina decomisado junto con 6 aviones cuyas licencias las había otorgado el propio Uribe Vélez desde la Aerocivil, en el publicitado golpe de Tranquilandia, el laboratorio y complejo de distribución de cocaína propiedad del Cartel de Medellín, más grande que ha existido en la historia del narcotráfico y que para el día de la operación figuraba a nombre de los Uribe Vélez, “Fue que mi papá se lo había prestado a un amigo que nunca lo devolvió” con esas le salió el expresidente Uribe, a Enrique Parejo quien para la época era Ministro de Justicia.

Un tiro en la cabeza se le llevó la vida a Alberto Uribe Sierra. Santiago, su hijo que lo acompañaba, recibió uno el pecho que no lo mató, dejándole el trozo de existencia necesario para llegar hasta la carretera, en la que más muerto que vivo lo recogió un camión que lo llevó al hospital. Hasta donde pudo llegar el ex alcalde gracias a ese aparato con hélices que había puesto a su servicio el Capo más poderoso y peligroso del mundo, el único que podía tener esa aeronave como no había otra en Colombia, cuya tecnología le permitía llegar a donde ninguna podía llegar y a la hora que a ninguna otra le era permitido, a menos de que tuviera ese permiso especial de vuelo, expedido especialmente para ese viaje que a las 7 noche culminó con un Uribe bajándose del aparato enceguecido del odio, ese odio que lo generó todo.

El odio unido a esa personalidad tan megalonamana como sociopática, deslinderada en su afán de poder, formada y deformada entre los valores de una comunidad clandestina y sangrienta, hacen del expresidente Uribe lo que es: El gestor del aparato organizado de poder criminal más devastador en la historia de latinoamerica. El mismo que los abogados de Uribe pretenden que los magistrados pasen por alto. Aquél que quiere ocultarle a la Corte a como dé lugar, para lo cual monta una empresa delictiva anexa, cuya finalidad es silenciar cualquier boca que se atreva a mover los labios.

Empieza a gestarse en quien hasta ahora había sido una pieza más del engranaje mafioso en Colombia, la idea de organizar entidades rurales dedicadas a matar guerrilleros, que como eran difícil de agarrar en el monte, había que hacerlos sufrir como él sufrió, matándoles a sus familiares y conocidos que venían siendo todos esos campesinos que en la frente llevaban el inri de colaboradores de la subversión.

Con la muerte de su padre empiezan los asesinatos selectivos en el municipio de San Roque al noreste de Antioquia, lugar donde se edificó la hacienda que fue la génesis de todo pero cuando a Alvaro Uribe Vélez lo eligen de Gobernador, es cuando el infierno cae a la tierra. Los hitos históricos se entrelazan de tal forma que el 2 de enero, al otro día de su nombramiento, los guerrilleros vuelven a Guacharacas, asesinan al administrador de la hacienda, le prenden fuego y se roban más de 600 cabezas de ganado.

Bien caro pagó Antioquia dicha afrenta: Vino la retaliación de aquellos grupos que durante mucho tiempo se denominaron solo “Fuerzas Oscuras” porque para esa época los paramilitares eran los mismos hacendados asociados narcocriminalmente con el ejército.

De los asesinatos selectivos vinieron las masacres. 14 muertos en Valdivia, 10 en Cáceres, 15 en Segovia, 10 en Apartadó, 32 en Chigorodó, en Uraba 6 masacres que sumaron 86 muertos, más de 100 cadáveres pertenecientes a miembros de la UP, en el nororiente a machetazos 26 personas, 952 asesinatos selectivos …y más y más y más, podría llenar paginas infinitas con aquellos números despersonalizados que terminan regados en las estadísticas.

Cuando eran bondadosos los agraciaban con un tiro en la nuca, a algunos, padre e hijo, marido y mujer, hermanos o a la familia entera, los cogieron de blanco en prácticas de polígono, a  muchos los rebanaron con motosierras en presencia de su familia, jugaban con sus cuerpos aún estando vivos en extensos rituales de tortura que no perseguían ningún fin, nadie sabía nada de nada, no eran guerrilleros, eran campesinos que los conocían, que quizás los habían engendrado, pero que como se lo explicó Carlos Castaño al filósofo francés Bernard Henri Levy, todos eran culpables, “si un hombre tiene aunque solo sea una vaga vinculación con la guerrilla, dejan de ser civiles, para convertirse en guerrilleros vestidos de civil y, por lo tanto, merecen ser torturados, degollados, o son merecedores de que les cosan un gallo vivo en el vientre

 

No me extraña la conclusión a la que llega el francés, con la que terminó descifrando nuestra realidad al afirmar que Colombia estaba en manos de una banda de crueles mafiosos locos, después de estar sentado con Castaño a quién describe como un ser desequilibrado, de ojos chisposos que a veces se le querían salir y que durante el encuentro parecía montado en un vagón que subía y bajaba sobre una montaña rusa construida sobre esa personalidad bipolar y psicótica.

Uribe de gobernador, parado ya en ese cargo omnipotente que lo hacía dueño de las fuerzas armadas y de la policía de todo el departamento, estructura una serie de aparatos de poder regional, amparándose en el marco jurídico de un decreto perdido proferido por Cesar Gaviria. Viste de legalidad la criminalidad. Institucionaliza los ejércitos homicidas de sus amigos mafiosos, muchos de los cuales lo habían apoyado en su vertiginosa carrera política, transformándolos en bandas de asesinos en serie auspiciadas por la Gobernación de Antioquia a través de las Convivir.

Nadie podría describir mejor el fenómeno que el propio Castaño en Mi Confesión ese libro en el que se autodescribe como el Mesías redentor, pacificador de esta patria picha y despernancada en la que cometí el error imperdonable de nacer “No voy a negar que a las autodefensas les sirvieron a las Convivir, pero quienes más las aprovecharon fueron los narcotraficantes, que se dedicaron a montar pequeñas Convivir en sus fincas. Era habitual ver cinco camionetas Toyota con un “narco” adentro escoltado de manera impresionante y sus guardaespaladas portando armas amparadas por el Estado”

Nos lo advirtieron a gritos. En el 94 Amnistía Internacional conoció del decreto y profirió una sentencia profética: “Amnistía Internacional teme que el resultado final de esa labor de “Vigilancia rural” no sea otra cosa que una repetición de la historia: La formación, nuevamente, de grupos de autodefensa moldeados por las fuerzas armadas para asumir un papel central en la guerra sucia”

En efecto así terminó siendo todo, estas bandolas de asesinos armados hasta los dientes como guerreros apocalípticos adornados de poncho y carriel, jeans desteñidos, sus ojos calzados con gafas negras y sus pies con Adidas, fueron entrenadas en la mítica y tan mentada hacienda Guacharacas de los Uribe Vélez con el apoyo del ejercito que por temporadas la tenía como base militar. El ejercito recibía ordenes directas del secretario del Gobernador, Pedro Juan Moreno, que se comunicaba con el comandante de la 17 Brigada, Rito Alejo del Rio, quien fuese condenado a 25 años de cárcel por todos estos hechos en los que todos sabían quien dictaba las ordenes, aunque solo hayan sido condenados quienes las ejecutaban.

Porque eso es lo que caracteriza un aparato organizado de poder. Se gesta como una organización Estatal amparada por una legalidad ficticia que tiene como finalidad violar el Estado de Derecho y atentar en contra de los derechos humanos con total impunidad. Las organizaciones de este tipo, persiguen las finalidades de quien ostenta la dirección y dominio de los hechos dentro de un organigrama criminal estructurado de forma vertical. Es precisamente porque quienes las estructuran son agentes del estado que ostentan el poder, que por lo general han sido el mecanismo por excelencia para la ejecución de los más grandes genocidios de la historia. El holocausto judío y el régimen del terror que impusieron los militares en Argentina, son solo algunos ejemplos de las formas que han tomado estos aparatos organizados de poder.

Álvaro Uribe Vélez, a través de las Convivir amparó a los paramilitares y sabía perfectamente  lo que hacían. Las declaraciones abundan, a la gobernación llegaban las cartas desesperadas que narraban los hechos, además de las que ya dio Monsalve y los demás testigos que alcanzaron a declarar antes de que los mataran, existe la voz de campesinos que recrean las palabras de los paramilitares después de las masacres: “ni modo de denunciar porque nosotros venimos directamente pagados por el gobernador de Antioquia Álvaro Uribe Vélez; nosotros somos (sic) directamente mandados por él

Las Convivir de Álvaro Uribe, fueron sindicadas de múltiples delitos, crueles asesinatos y masacres planeadas y ejecutadas bajo el amparo de aquella corporación delictiva en que se había convertido la Gobernación de Antioquia. Con permiso estatal, papeles en regla y el beneplácito de aquellos ojos tenebrosos de monaguillo que lucía el gobernador detrás de los lentes, la Convivir los Girasoles, extorsionaba campesinos, asaltaba los camiones antes de que llegaran a la plaza y se corroboró su participación en decenas de asesinatos. Las denuncias hablan del ingreso frecuente de camionetas a las poblaciones en las que obligaban a subir jóvenes campesinos, que aparecían regados en trozos a la orilla del camino.

Los miembros de la Convivir Acepal fueron llevados a juicio por una masacre frente a la iglesia La Veracruz de Medellín. Convivir Las Garzas, de acuerdo con la Seccional de Fiscalías de Antioquia, fue la responsable del asesinato de varias familias en el Municipio de Amaga. Del paramilitar José Alirio Vásques Arcila se obtuvieron extensas declaraciones en las que narraba el accionar de la Convivir los Sables, perteneciente al municipio de ciudad Bolívar ubicado al sureste antioqueño. Diligencias ante un fiscal aterrado en las que el paramilitar dio fe de su participación directa en más de 40 asesinatos y en las que sindicó a dos militares, el capitán Ciro Alfonso Vargas y un sargento Castro, de haber participado en la elaboración de una lista de 60 campesinos, jóvenes adolescentes, hombres trabajadores y madres de familia, con direcciones y hasta algunas fotografías, personas que fueron torturadas, asesinadas y desaparecidas.

El paramilitar dejó en claro dos hechos relevantes: Que todas las Convivir y las autodefensas de Carlos Castaño eran prácticamente lo mismo, operaban de forma conjunta, sostenían reuniones periódicas, eran entrenadas al tiempo, intercambiaban y se prestaban personal, y que sus acciones eran reportadas previamente a los comandantes de la IV Brigada del Ejército, específicamente al Mayor Oscar Zuluaga y al Sargento de Inteligencia B-2 Miguel Salinas.

A Luis Alberto Villegas Uribe, uno de los mejores amigos de Álvaro Uribe Vélez, hacendado vecino de Guacharacas con quien había hecho negocios durante más de media vida, también le fue otorgada su licencia suscrita directamente por el señor Gobernador.

Villegas monta la Convivir las Garzas implicada en decenas de masacres, antes de que lo mandara a matar Julián Bolívar, ex jefe del Bloque Central Bolívar, por montar un laboratorio de procesamiento de cocaína sin su autorización, durante el juicio en que Bolívar acepta el homicidio, se dictamina que Villegas es un miembro más de las autodefensas, un participe activo de la organización paramilitar y que la Convivir Las Garzas era una entidad con personería jurídica que servía para delinquir. El hermano del difunto Luis Alberto, es Juan Guillermo Villegas, el mismo al que graban hablando con Uribe cuando lo intercepta la Corte manipulándolo para que diera una declaración.

Y allí sobre tanta sangre y coca, entre las sábanas de normas socarronas y de una constitución que le servía solo a aquellos que la violaban todos los días, gobernaba una sola persona, aquel ser envenenado que jalaba los hilos y que lo observaba todo, que lo supo siempre todo, antes incluso de que sucediera. Uribe no puede negar las denuncias de los defensores de derechos humanos que con precisión alquímica predijeron con anterioridad muchas de las masacres. José María Valle, presidente del Comité de Derechos Humanos de Antioquia le avisó al Gobernador de las dos de las matanzas por las cuales hoy se le investiga, el Aro y La Granja, y lo que recibió como respuesta gubernamental fueron dos balazos en la cabeza y uno en la mitad del pecho.

Uribe hubiera podido evitar todo. Pero cómo iba hacerlo si él mismo fue el que lo generó. Podían haber faltado todos los sicarios que empujaban en las Toyotas, igual la mafia los generaba como si fueran el producto de una fábrica de salchichas. Podían no haber estado ni Castaño ni Mancuso, igual se hubieran conseguido a otros para envalentonar las tropas. Todos en la organización eran piezas de poner y quitar. Solo había alguien esencial, quien de verdad dominaba los hechos: Álvaro Uribe Vélez. El era la razón de ser del aparato organizado. Y en este sentido, así como lo han concluido tribunales de todo el mundo cuando se juzgan genocidios estatales, es como si el Gobernador hubiera entrado a las poblaciones y hubiera escogido desde su caballo a los campesinos, como si hubiera prendido las motosierras y las hubiera dirigido al pescuezo, cómo si al palo hubiera amarrado al papá junto al hijo, hubiera caminado de vuelta los 100 metros con el fusil terciado y hubiera alcanzado a escuchar el grito de dolor del campesino descamisado al ver como a su hijo el primer impacto le desbarata vientre.

Así tendría que construirse el fallo de la Corte, porque se lo debe a la humanidad que no puede tolerar estos hechos. El fallo no tiene relación exclusiva con esta esquina tropical, el fallo en este caso, con la declaratoria de lesa humanidad, tiene como principal finalidad amparar a la raza humana del auto exterminio.

Y es por esto que Álvaro Uribe Vélez tiene ahora que montar otra empresa criminal, una filial, la otra sucursal que está investigando la Corte y que se relaciona con el concierto para delinquir en el que está implicado Lombana, funcionarios públicos y hasta políticos y que ya no tiene como finalidad el genocidio indiscriminado de campesinos, sino silenciar testigos a como dé lugar, matándolos, comprándolos o amedrentándolos, tal y como lo dan a conocer las entrevistas, videos y grabaciones que guarda la Corte en el expediente… y es por eso que Álvaro Uribe Vélez necesita de todos esos que le votaron a Duque y de aquellos que van a votar en blanco que viene siendo lo mismo, porque como en la Alemania Nazi, necesita del apoyo legitimador de los crímenes que cometió y de aquellos que tendrá que cometer para mantenerse donde está. Por eso es que a él solo le basta el todo, porque todo es lo que necesita. No menos: Todo el Senado, una constituyente que le entregue toda la justicia, toda la fiscalía para que persiga y hostigue a los que nos atrevemos a hablar y para que no haga nada si nos matan. Todo un ejército a sus órdenes que siembre el terror. Todos los empresarios, ganaderos y terratenientes, enriqueciéndose con la corrupción para así solventar su régimen que siempre se ha nutrido de la desigualdad.

Con Duque de presidente, no habrá nada que hacer. Será su marioneta en Palacio. El Senado, con la puñalada que le pegó Gaviria a los ideales liberales, es de él. Al ejercito puede ponerlo a degollar cristianos como lo hizo en el pasado. Los empresarios le limpian las botas con la lengua. La mitad de las tierras del país son de él y la otra mitad de sus amigos… y ya se entregaron a sus pies rendidos, en esa primera vuelta electoral, esos 7´566.698 de coautores morales que le votaron a su calanchín.

Espero poder votar para la segunda vuelta, antes de que me acaricie esa ráfaga o de que no se vuelva a saber de mí. Igual ahí les dejo mis letras que son más fuertes, ellas si van a poder llegar a viejas.

 

¡Todo un peligro nacional!

Las directivas de la Unidad Nacional de Protección (UNP), entidad encargada de salvaguardar la vida de las personas amenazadas en Colombia, mantienen en reserva la captura de un presunto sicario y secuestrador infiltrado como escolta en el esquema de seguridad del periodista que lo investigaba desde 2016 y que también tuvo a su cargo la "protección" de funcionarios públicos, congresistas, un reclamante de tierras y un sindicalista, entre otros ciudadanos en situación de riesgo.

El hecho, que prende las alarmas en momentos en que arrecian los ataques contra líderes sociales en el país, ha permanecido oculto pese a las posibles repercusiones en la seguridad de quienes fueron infiltrados por una temida banda sicarial de Medellín, y se suma a graves irregularidades documentadas por el Equipo Nizkor que involucran a escoltas al servicio de la UNP en acoso y violación sexual, tráfico de drogas y vigilancia contra los "protegidos", y a la Unidad en acciones de control que rayan en el espionaje y recuerdan las prácticas del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), organismo del que heredó las funciones de protección.

El pasado 20 de junio, durante un operativo de los Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA) en varias ciudades colombianas, fueron detenidos nueve policías -cinco activos y cuatro retirados- sindicados de conformar la banda "Los Magníficos", un peligroso grupo de secuestradores y sicarios que operaba en Antioquia.

Entre ellos se encontraba Jefferson de Jesús Sangregorio Esquea, alias "Mi Sangre" o "Sangre", escolta de la Unión Temporal Seguridad Integral 2016, empresa contratista de la UNP para cuatro zonas de Colombia y encargada de los esquemas de miles de ciudadanos amenazados en el país.

El último de los "protegidos" por el supuesto sicario fue el periodista e investigador social Luis Fernando Quijano Moreno, director de la agencia de prensa Análisis Urbano y presidente de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social (CORPADES), quien desde septiembre de 2016 había denunciado la existencia de "Los Magníficos" y mencionado directamente a "Mi Sangre" como uno de los responsables del secuestro -en marzo de 2015- del ingeniero Alejandro Ramírez Acosta, cuyo cadáver fue encontrado 20 meses más tarde, en noviembre de 2016.

Jesús Sangregorio Esquea, "Mi Sangre"

Según fuentes de la Policía Nacional, Sangregorio Esquea fue retirado de esa institución a finales de 2016 y en enero de 2017 fue contratado como escolta de Seguridad Integral, donde tenía como función relevar a sus compañeros cuando salían de vacaciones o se encontraban de permiso.

En tal calidad, durante los últimos dieciocho meses alias "Mi Sangre" escoltó, entre otros, al procurador regional (e) de Antioquia y expresidente del Sindicato de la Procuraduría General de la Nación, William Millán Monsalve; al subsecretario de Derechos Humanos de la Alcaldía de Medellín, Carlos Alberto Arcila Valencia; al líder indígena Juvenal Arrieta Gonzálezy al congresista Juan Felipe Lemos Uribe, sobrino del exsenador Mario Uribe Escobar, condenado en 2011 por vínculos con grupos paramilitares, primo del expresidente y actual senador Álvaro Uribe Vélez.

En los registros oficiales de la UNP -que pese a tener reserva legal se encuentran abiertos al público en el portal de la contratación estatal en Colombia- consta que entre 2017 y 2018 Sangregorio Esquea también estuvo en el esquema de seguridad del director de la Escuela Nacional Sindical (ENS), Carlos Julio Díaz Lotero; y del excombatiente del EPL, analista político e intermediario en la desmovilización de pandillas urbanas en Medellín Mario de Jesús Agudelo Vásquez; así como el de una mujer de nombre María Nohelia David Guisao.

Igualmente, entre los escoltados por el señalado sicario y secuestrador se encuentra Gerardo Vega Medina, director de la Fundación Forjando Futuros y Premio Nacional de Paz en el año 2012, quien hace pocos días denunció en rueda de prensa en Medellín la existencia de un plan para atentar contra su vida y la de otros defensores de derechos humanos y reclamantes de tierras.

Según funcionarios de la Dirección de Investigación Criminal (DIJIN) de la Policía, de la banda sicarial también hacían parte otros dos ex uniformados que se desempeñaban como escoltas: Charles Antonio Argumedo Villaba, alias "Villa", y Juan Pablo Martínez Velásquez, alias "Ñame". No obstante, el Equipo Nizkor no pudo confirmar que éstos trabajaran en empresas contratistas de la UNP y esa entidad aseguró que los demás detenidos no tenían vinculación alguna con ella.

Juan Pablo Martínez Velásquez, alias "Ñame"

También quedaron a disposición de las autoridades el subintendente Francisco Javier López Carmona, alias "López", asignado a la Policía Metropolitana de la ciudad de Pereira; el patrullero Mauricio Andrés Ariza Morales, alias "Poli", en servicio en la región del Urabá antioqueño; así como los agentes Sebastián Machado Moreno, quien laboraba en el departamento de Bolívar, y Luis Eduardo Torres Valencia, quien se desempeñaba en el Valle del Cauca.

Asimismo, fueron capturados Hernán Mauricio Meneses Villa, alias "Súper", y Juan José Flórez Morales, alias "Juan El Negro", sindicados de ser los autores intelectuales de varios secuestros y cabecillas principales de "Los Magníficos".

Juan José Flórez Morales, alias "Juan El Negro"

De forma inexplicable, "Mi Sangre" fue asignado de al esquema de seguridad del periodista Luis Fernando Quijano el 13 de junio, una semana antes de que fuera detenido.

Para el periodista, este hecho da cuenta de varias irregularidades tanto al interior de la Policía como de la empresa Seguridad Integral, que al firmar el contrato para el manejo de los esquemas de la UNP se comprometió a realizar estudios de confiabilidad a todos sus escoltas.

"Esa banda está denunciada desde 2016 y desde entonces sabemos que tanto Policía como Fiscalía los venían investigando, ¿cómo puede ser que nadie haya advertido que estas personas fueron retiradas mediante facultad discrecional y se les haya permitido entrar a empresas de seguridad que protegen a líderes sociales, periodistas, defensores de derechos humanos y gente amenazada en Colombia?", cuestiona el director de Análisis Urbano.

Miembros de la banda "Los Magníficos"
al momento de su captura el 20jun18. Policía Nacional

Al ser consultado sobre esta grave situación, el director de la UNP, Diego Fernando Mora, guardó silencio y delegó la respuesta en su subdirector de Protección, el coronel retirado de la Policía Nelson Aceros Rangel, que tampoco respondió. 
Quien sí lo hizo fue el subdirector de Evaluación del Riesgo de la UNP, coronel Álvaro López Pabón.

Según la UNP, la Unión Temporal Seguridad Integral 2016 "es absolutamente autónoma e independiente en los procesos de selección que realiza", los cuales deben basarse "en unos requisitos establecidos en el contrato" suscrito con ese organismo.

"Una vez se tuvo conocimiento de la captura del escolta relevante, la Subdirección de Protección en ejercicio de la supervisión técnica y operativa del contrato, solicitó aclaración sobre la irregularidad tan grave que se estaba ventilando en medios de comunicación y se adoptaran las medidas preventivas y/o correctivas a las que hubiera lugar".

Para Quijano Moreno, las investigaciones que emprendan las autoridades deben establecer quién dentro de Seguridad Integral envió a Sangregorio Esquea a su grupo de escoltas "a última hora, en reemplazo de un relevante que fue enviado a otro grupo.

Esta persona había sido denunciada hace dos años y con seguridad él sabía quién lo había hecho. ¿A qué vino? ¿A atentar contra mi familia o contra mí, a plantar pruebas en mi contra?".

El periodista recuerda que dos días antes de la captura de "Mi Sangre", hubo un operativo de cinco miembros de la Seccional de Investigación Judicial (SIJIN) de la Policía al frente de su oficina."

¿Acaso lo iban a capturar mientras se encontraba conmigo para poner en tela de juicio mi labor?".

Vehículo de la SIJIN y el CTI de la Fiscalía
que vigilaba la sede de Análisis Urbano y CORPADES
días antes de la captura de "Mi Sangre"

El mismo 20 de junio, según dice Quijano, hubo personal del GAULA del Ejército y la Policía alrededor de su sitio de vivienda, lo que para el investigador es una muestra de la irresponsabilidad con que operan los organismos de seguridad, pues "hubieran armado un show diciendo que cogieron a un secuestrador en mi casa, lo que habría servido para desprestigiar mi labor".

No es un "hecho aislado"

El caso de Luis Fernando Quijano no es el primero ni el único en que queda al descubierto la infiltración de personas que podrían resultar relacionadas con investigaciones sensibles de periodistas en riesgo en Colombia, y compromete la responsabilidad directa de la UNP ya sea por acción u omisión en su deber de garantizar la no repetición de hechos que puedan incrementar la situación de inseguridad de quienes debido a graves amenazas contra sus vidas se ven obligados a recurrir a la protección del Estado.

En marzo de 2016, el periodista y escritor Javier Osuna, autor del libro "Me hablarás del fuego" -que documenta la existencia de los hornos crematorios de los paramilitares en Norte de Santander, a raíz de cuya investigación y publicación recibió fuertes amenazas e incluso fue víctima de un incendio controlado en su apartamento- denunció que su escolta, un sargento retirado del Ejército, le preguntó por Armando Rafael Mejía Guerra, alias "Hernán", uno de los comandantes del Frente Fronteras, sobre quien Osuna escribió en su libro.

El guardaespaldas le informó al reportero que había sido instructor de "Hernán" en el Ejército e incluso le mostró una foto en compañía del jefe paramilitar.

Carátula del libro del periodista
Javier Osuna sobre los hornos crematorios 
de los paramilitares en Norte de Santander

Este hecho, añadido a que Osuna se había percatado de que el escolta en reiteradas ocasiones reportaba vía telefónica a personas desconocidas las novedades en el esquema, llevó al periodista a solicitar una investigación para determinar cómo una persona relacionada con un jefe paramilitar sobre el cual él había investigado había sido infiltrado entre quienes le brindaban seguridad.

En abril de ese mismo año, Diego Fernando Mora, director de la UNP, se comprometió ante la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) y la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Derechos Humanos (OACNUDH) a realizar una indagación al interior de ese organismo para determinar cómo ese "hombre de protección" había sido asignado al periodista.

No obstante, dos años después la UNP admite que no realizó investigación alguna, pues ésta corresponde "a las autoridades judiciales competentes en la materia".

Según respuesta al Equipo Nizkor, la Unidad se limitó a solicitar a la empresa contratista adelantar "las diligencias pertinentes con el fin de establecer dicha información" y nuevos "estudios de confiabilidad de los integrantes del esquema".

En la Fiscalía, por su parte, la investigación también está estancada, pese a que -según lo estableció el Equipo Nizkor- cada día son más los interrogantes a resolver en el caso de Javier Osuna, pues su ex escolta se presenta en las redes sociales como suboficial activo del Ejército y no como un sargento retirado de esa institución.

Cabe preguntarse entonces ¿cómo un militar activo terminó siendo asignado como escolta del periodista que investigó y denunció a uno de sus subalternos, a la postre convertido en jefe paramilitar?

Para Osuna, es claro que las autoridades deben responder a ese y otros cuestionamientos, como el porqué la justicia colombiana no ha llevado a cabo hasta ahora una investigación real sobre la existencia y número de víctimas incineradas en los hornos crematorios; las circunstancias en que fue asesinado "Hernán" el año pasado, tan sólo dos semanas después de haber salido de prisión; y las razones por las cuales su caso lleva dos años paralizado.

Escoltas al servicio de "Kiko" Gómez

Otro caso preocupante, que también compromete la responsabilidad del director de la UNP, Diego Mora, es el del veterano documentalista e investigador independiente Gonzalo Guillén, cuyas denuncias llevaron a la cárcel al exgobernador de La Guajira, Francisco "Kiko" Gómez Cerchar, por homicidio y concierto para delinquir, entre otros delitos.

Según las investigaciones del periodista, "Kiko" Gómez podría tener a su haber la comisión de más de 130 homicidios en la Costa norte del país.

Amenazado de muerte y conocedor de varios planes de asesinato en su contra -el más reciente de los cuales fue denunciado hace un par de semanas- en agosto de 2016 Guillén solicitó el cambio de uno de sus escoltas, de nombre Alejandro Renzo, a quien señaló de espiarlo "de manera detallada" y distribuir fotografías de todos sus movimientos tanto afuera como "a la UNP y a la empresa que lo tiene contratado".

Guillén también dejó constancia expresa del "altísimo grado de peligrosidad en que ha sido aumentada mi difícil situación de seguridad personal debido a la actitud del referido señor Alejandro quien, lejos de actuar en beneficio de mi protección como ciudadano colombiano y periodista, lo hace abiertamente en contra de ella".

En aquella oportunidad, el director de la UNP respondió personalmente al periodista a través de una carta en la que le expresaba que "desde el día viernes 5 de agosto se procedió al retiro del hombre de protección del cual usted hace denuncias muy graves, ya que ante todo, para mí como director es muy importante no solo lo que tiene que ver con su seguridad e integridad, sino también, lo que tiene que ver con la protección de su intimidad e información; de igual forma di instrucciones al subdirector de protección, para que este escolta fuera marginado del programa de protección, ya que no puede existir la más mínima duda del comportamiento de cualquier integrante de un esquema de protección".

Pese a ese anuncio explícito por parte del director de la UNP, el pasado 17 de abril el escolta Alejandro Renzo fue asignado al esquema de seguridad de la también periodista Diana López Zuleta, cuyo padre, Luis López Peralta, fue una de las víctimas de "Kiko" Gómez.

Por este caso, el exgobernador fue condenado a 40 años de prisión en enero de 2017, al tiempo que la reportera fue gravemente amenazada de muerte y por ello la Unidad debió asignarle un esquema de seguridad.

Una vez más cabe preguntarse, ¿cómo un escolta que había sido denunciado por vender información sobre el periodista Gonzalo Guillén a la organización criminal de "Kiko" Gómez terminó "protegiendo" a una de las víctimas del exgobernador?

El Equipo Nizkor no obtuvo respuesta a estos interrogantes, pues el director de la UNP decidió bloquear a la autora de este reportaje de su red social de Whatsapp.

A cambio, delegó las respuestas en el subdirector de Protección, coronel Nelson Acero, quien tampoco respondió, pese a ser uno de los supervisores directos de las empresas contratistas y responsable de los esquemas de protección.

Por su parte, el subdirector de Evaluación, coronel Álvaro López Pabón, se limitó a responder que "la Unidad Nacional de Protección realiza seguimientos al personal que va a ser asignado a los diferentes esquemas de protección con el fin de ejercer la supervisión técnica y operativa que corresponde en el cumplimiento de requisitos, y de esta forma exigir al Operador para que de forma inmediata adopte las medidas preventivas y/o correctivas a las que haya lugar, siendo el caso por ejemplo la desvinculación de dicho personal por el incumplimiento de los referidos requisitos."

No obstante, el Equipo Nizkor documentó varios casos más de escoltas contratistas al servicio de la UNP involucrados en labores de espionaje, seguimiento o persecución e incluso violencia sexual contra las personas cobijadas en los programas de ese organismo.

Próxima entrega: violación y acoso sexual a mujeres "protegidas": el fracaso del enfoque diferencial de la UNP.

[Fuente: Por Claudia Julieta Duque, Radio Nizkor y Equipo Nizkor, Primera Entrega, Bogotá, 16jul18]
http://www.derechos.org/nizkor/colombia/doc/unp14.html

http://fezlox649.blogspot.com/2018/07/sicarios-y-espias-al-servicio-de-la-unp.html?m=1

Lunes, 16 Julio 2018 09:02

RUPESTREANDO

Por Athemay Sterling
 
Crece y araña espacios
Como anda el viento
 
Sin límites ríe y mira
Cada resquicio de aire
 
Bebiendo toda la luz
Endulza cada noche
 
Cuidando la historia
Besa piedras y quiebres
 
Guía líticos caminos
De amores y sufrires.
 
Por Athemay Sterling
 
Lunes, 09 Julio 2018 08:13

INFECUNDOS: ASÍ LES VIERON

Por Athemay Sterling
 
Si nunca existe la edad pues feliz toda la tiene el tiempo
No fueron vanas las ilusiones en resistencias probadas
 Aislados con soberbias sin llegar a ejercer zafarrancho
Temerosos hasta portar banderas e incapaces izarlas
 
Así conversaban las rosas rojas que sí portaban flores
Mientras pusilánimes inventaban supuestos acuerdos
 No se sabe si era eludir compromiso común a fertilizar
O era verdad ese temor sin probarse pero sí inventado
 
 Así dilucidaban sobre éllos rosas en noche de velatones
Me lo dijeron a media voz para éllas seguir sin creerles.
Miércoles, 04 Julio 2018 20:26

VERDAD HISTÓRICA Y ARMISTICIO

Por Athemay Sterling Acosta 
Julio 4 de 2015
Día de David, Documentos: Grupo Universitario de Investigación Palenque 
 
Recuerdo hace 8 años cuando realizamos y dirigimos en Washington en la Sede del Congreso de los EEUU el Foro Internacional por la Paz en Colombia buscando apoyo para propiciar fundamentalmente caminos hacia Diálogos por la Paz en Colombia, e igual el día anterior cuando aún reivindicábamos el Acuerdo Humanitario para el Intercambio de Personas arbitrariamente Privadas de su Libertad como consecuencia del Conflicto Interno Social y Armado, pero con la muerte de los 11 Diputados cambió parte de objetivos para pedir nosotros la entrega de los cuerpos mortales de los Diputados fallecidos estando éllos en manos de las Farc-Ep. 
 
Es valioso recordar este escenario nuestro y construido por nosotros de Diplomacia Internacional para, en ese tiempo,  disminuir la intensidad de la guerra, y que ahora se propugna por el #CeseBilateralYa , y que las Partes en beligerancia no han podido concretar este Acuerdo Humanitario por ser objetiva, política, jurídica y militarmente casi imposible.
 
Difícil y complejo por la incapacidad y falta de unidad Estatal es que propongo como hace más de 30 años lo he venido explicando de muchas formas para que según los Tratados internacionales y el mismo Derecho de Gentes donde coinciden hoy tanto el Estado como hoy la Insurgencia según el mismo Acuerdo General para el Fin del Conflicto hacia una Paz Estable y Duradera, ratifico al Gobierno y las Farc-Ep mi Petitum para que Ustedes Acuerden un ARMISTICIO y no sólo  un cese al fuego .
 
El ARMISTICIO da garantías mayores para que las Farc-Ep y el Gobierno Colombiano cesen no sólo la propia guerra 《armada》, sino el cese de hostilidades integrales contra los Derechos Universales e Irrenunciables que tenemos toda la Población Colombiana tanto Nacional como Extranjera.
 
Por yo ser Víctima real del terrorismo de Estado y del mismo Conflicto Interno Social y Armado, desde antes que existiera la controvertida y limitada Ley 1448 de 2011, y ahora muchísimas veces revictimizado con mi familia y con el Movimiento Popular Colombiano, por los mismos victimarios, sigo consciente, jurídica y políticamente propugnando por la VIDA, LOS DERECHOS Y LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL aunque haya hoy más victimarios estigmatizándonos, atentando material y de múltiples formas combinadas con las amenazas diarias de muerte y cobardes agresiones, que nunca harán desistir de nuestro propósito histórico por una Nueva Colombia. 
 
Entre estas y muchas razones reproduzco para la Sociedad está Declaración Humanitaria de Washington y recordar - reivindicar nuestra Historia y parte de la VERDAD HISTÓRICA. 
 
Athemay Sterling Acosta 
Julio 4 de 2015
Día de David
 
DECLARACIÓN HUMANITARIA DE WASHINGTON 
JUNIO 29 DE 2O07
 
Con asistencia de medios de comunicación, personalidades demócratas, jóvenes, mujeres, iglesias, del abogado defensor de Derechos Humanos Athemay Sterling, del doctor Julián Hoyos Salcedo y familiares del Diputado Vallecaucano Jairo Hoyos Salcedo, quien perdió la vida en un intento de rescate 
frustrado, expresó y coincidió con los asistentes al Foro Internacional Por Colombia en Washington D.C. realizado en VI-29-07, 
 
en las siguientes consideraciones:
 
1- Rendimos sentido y profundo homenaje póstumo a los once Diputados quienes perdieron la vida en un intento militar frustrado de rescate. 
 
2- Rodeamos solidariamente a los familiares de todas las víctimas como consecuencia del conflicto social y armado colombiano. 
 
3- Seguimos considerando viable, necesario y vigente el Intercambio Humanitario entre las personas privadas de su Libertad como consecuencia del conflicto social y armado,unas en poder de la insurgencia de las Farc en selvas y cordilleras sufriendo los 
rigores de la naturaleza y la incertidumbre de posibles y nuevos intentos de rescates militares, y otras en poder del Estado en 
cárceles, al igual que las extraditadas por razones políticas. 
 
4- Con el respeto que se merecen las partes beligerantes, Gobierno y Farc , les solicitamos propiciar las condiciones necesarias para concretar un acuerdo de carácter humanitario inmediato y urgente que permita la entrega de los cadáveres de los once Diputados del Valle del Cauca muertos en el intento frustrado 
de rescate militar, al igual que el cadáver del Oficial Guevara. 
 
5- De igual manera esclarecer todo lo referente a las personas desaparecidas y presuntamente ejecutadas extrajudicialmente. 
 
6- Para disminuir la intensidad del conflicto armado interno colombiano no creemos favorable otros intentos militares como los 
ocurridos y conocidos de manera notoria y pública.
 
7- Valoramos altamente toda forma que conduzca a resolver politicamente el actual conflicto colombiano, pues la guerra agrava 
y agudiza la crisis humanitaria. 
 
8- No bastan los llamados gestos unilaterales de desconocimiento del contradictor, se requiere entender que los acuerdos son necesariamente bilaterales o multilaterales. 
 
9- Llamamos al cumplimiento de la normatividad internacional sobre Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario suscritas y ratificadas por Colombia mediante las respectivas Leyes 
Aprobatorias de esos Tratados que prevalecen sobre toda otra norma, según prescribe la misma Constitución Colombiana y la Convención de Viena sobre los Tratados Internacionales, que obliga al Estado no 
sólo a la difusión, sino a su cumplimiento para que la protección y el ejercicio de ellos sea real. 
 
10- El respeto a las ideas políticas contrarias, a los defensores y organizaciones de derechos humanos que propugnan por la paz y la convivencia en el marco del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, las buenas costumbres y las creencias en favor de la paz, son condición para propiciar el entendimiento. 
 
11- La búqueda de la verdad judicial que coincida con la histórica, el ejercicio de la justicia internacional, la concreción de la reparación integral a las víctimas y definir acciones para la no repetición de estas acciones cruentas son un imperativo. 
 
Washington Junio 29 de 2007
 
Athemay Sterling 
Director Centro de Derechos Humanos USACA 
 
Julián Hoyos Salcedo 
Foro Internacional por Colombia en Washington 
 
Athemay Sterling Acosta 
Director
Centro de Derechos Humanos
Universidad Santiago de Cali
Subdirector CPDH-Valle
 
Washington junio 29 de 2007
 

http://fezlox649.blogspot.com/2018/07/historica-y-armisticio-athemay-sterling.html?m=1

Lunes, 02 Julio 2018 15:51

A MI PADRE DAVID

Dos presentes acariciando el futuro
 
Por Athemay Sterling Acosta, Buenaventura Junio 15-16 de 2013
 
1
Ácrata y  génesis enhebrados en medio de cafetales
Caminaban siempre jugueteando con vientos y aroma
Ahí metidos abrazaditos entre neblinas y manantiales
Esperando que amanezca cuando el sol asoma
 
2
Es parte de recuerdos que van y vienen como estas olas
Evocaciones encuclilladas que con tus besos tan dulces levito
En consecutivas cuestiones me dijiste  harías conmigo y no a solas
Mirándonos frente a frente vos quedándote y yo yendo al infinito
 
3
Pero juntos con consignas y reivindicaciones hechas bandera
Te aprendo un siglo después toda tu mirada en imaginadas sonrisas
Combinadas con besos sin parar recorriendo mi vida entera
Entre espinas y rosas flores hoy no espero ando sin prisas
 
4
Sé que aliados vos muerto pero viviendo y yo vivo pero transformando
Entre ambos existimos y somos entre nuestros paradigmas
Precursores de nuevas olas que encima se nos vienen galopando
Sin importar salgan nuevas ahora pero de nuestra realidad misma
 
5
Eso somos los dos crujiendo las maderas de quienes quieren quedarse
Mientras vamos cantando enmarsellados hacia nuevos barcinos
Que tronamos propuestas y alternativas que andan sin hundirse
Y felices el polen sus pistilos y enjambres ya todos buenos vecinos.
 
Por Athemay Sterling Acosta, Buenaventura Junio 15-16 de 2013
 

http://fezlox649.blogspot.com/2018/07/padre-david-por-athemay-sterling.html?m=1

Domingo, 24 Junio 2018 21:31

GANANCIA NEGRA

Por Athemay Sterling Acosta 
 
No fueron leyes para
 
liberación a esclavitud
 
capataces decretaron
 
maldición de esclavos
 
 
 
Aunque caminé alabaos
 
y lloros de vidas
 
lágrimas infantiles 
 
me mojaron con muerte
 
 
 
La conciencia paterna
 
alumbró nuestro existir
 
así enseñó Dominga
 
india negra y blanca
 
 
 
Con su conciencia libre
 
superó necropsias
 
que nietos y censuras
 
hoy matorralean lides
 
 
 
Recogiendo patrimonio
 
en berenjenales con sudor 
 
con nuevos matrimonios
 
ellos entreverdados ganan.
 
 
Domingo, 24 Junio 2018 15:39

JAIME BATEMAN CAYÓN NOS DIJO A COLOMBIA

"LA AMNISTÍA NO ES LA PAZ" 

Así escribió preludiando antes del inicio de las conversaciones en la Habana Cuba entre Santos y las FarcEp, el investigador del Grupo Palenque, Historiador y político doctor Athemay Sterling, Abogado Defensor de DDHH, tal como aquí se indica en https://twitter.com/athemayst/status/1010742725883424768?s=19:

“LA AMNISTÍA NO ES LA PAZ”
Por Athemay Sterling

Jaime Bateman Cayón, nacido un 23 de Abril en la linda Santa Marta, Ciudad donde murió Simón Bolívar como signándolo con este mes, de la belleza de las flores colombianas, indicó en su tiempo que “…la amnistía no es la paz…” y fue él y antes Jacobo Arenas quienes coincidieron histórica y políticamente en afirmar que “…sólo habrá Paz en Colombia cuando no sea apenas amnistiando o parando los tiros, sino cuando haya justicia social…” así a ambos les escuché y aprendí.

“La paz será ganada a través de la lucha de las diferentes expresiones del movimiento popular como lo dijo Manuel Marulanda Vélez, un hombre que formó juventudes y pueblo colombiano por la transformación que también es nuestro objetivo”, nos planteó Jaime Bateman Cayón cuando se le preguntaba por los diferentes medios de comunicación acerca de la diversidad y dificultades para encontrar la Paz en Colombia.

Era lo que él ejemplizaba con decir que “… todo esto es como un sancocho colombiano…”, explicando pedagógicamente que esa diversidad de expresiones de diferentes procesos por una Nueva Colombia sólo se puede dar si la unidad, también de diferentes niveles, era una concreción.

Cada conversación con Bateman era una enseñanza a través de ejemplos concretos y de la realidad colombiana como cuando Manuel Marulanda Vélez escribió una Carta al Presidente Andrés Pastrana Arango leída por Joaquín Gómez el día que quedó su silla vacía en el Caguán y él hablaba de manera concreta y sencilla sobre la expropiación terrateniente al campesino, colono y agricultor colombiano despojado de sus gallinas, tierra y arado.

Ambos, Marulanda y Bateman son hoy parte de la Historia de la Lucha de Clases y del conflicto social y armado en Colombia que nadie puede ni debe ignorar, pues su análisis sería incompleto y la historia mal contada.

Se les conoce sus pensamientos como si fueran profesor y alumno al unísono, cuando expresaban de forma sencilla sus planteamientos, cada uno en sus diferentes campos de acción calzando muchos puntos comunes, como cuando Bateman en casi todas sus entrevistas hacía alusión a Manuel Marulanda Vélez. Era una continuidad su remembranza.

No podrá la historia de Colombia eludir estos hijos de su patria, uno que murió en la selva de muerte natural sin ser vencido y el otro también en la selva, limítrofe entre Colombia y Panamá cuando la avioneta, en un mes de abril también, donde viajaba fue perdida, desaparecida o delatada para que la derribaran según las hipótesis que se barajan a través del tiempo.

Sobre los traidores, que hoy sí que los hay, decía que “…no eran más que malos hijos, buenos mandarines, pero con la capacidad de entregar principios y hasta su propia ascendencia con tal que la cooptación al régimen fuese en beneficio personal y en contra de los intereses de la población, todos unos cobardes…”

Y parece ser que Bateman tenía razón al conocer hoy a algunos de sus antiguos conmilitantes arrimados al Régimen y traicionando los principios que él les enseñó. No quiero nombrarlos, pues la opinión y la historia los conoce: estuvieron cogobernando con AUV, cohonestando toda la criminal acción de esos 8 años, criminalidad cometida lesionando a la sociedad y a la democracia.

Pero el desarrollo de la lucha popular ya tiene experiencia acumulada para lograr una Nueva Colombia y muchos de sus camaradas de antaño hoy dan ejemplo de continuar batallando para que sea el pueblo y sus organizaciones y procesos populares quienes en diferentes tipos de unidad logren las reivindicaciones y se alcance la Paz con Justicia Social, como era el sueño de Manuel Marulanda Vélez, Jacobo Arenas y Jaime Bateman, seguidores los tres del genio histórico del Anfictionismo de Simón Bolívar.

Por Athemay Sterling
Colombia Abril de 2011

https://t.co/cLnFXz9Voo https://t.co/DZU9nC4VHC

https://twitter.com/athemayst/status/1010742725883424768?s=19  

 

http://fezlox649.blogspot.com/2018/06/amnistia-no-es-la-paz-me-dijo-jaime.html?m=1


C/113 # 7-21 Torre A Piso 11
1 Bogotá, Colombia

 

Sábado, 23 Junio 2018 11:44

PRETENSIÓN

Por Athemay Sterling 
 
Este girasol mira así 
Su sentimiento solito
En su girar nó puede
Se lo lleva la luz cree
 
O el sentimiento igual
Le atrae aunque no es
Pues es despetalado
 
Su cáliz y caparazón 
Aunque helio le mire
Si ellos van o vienen
Encorazonarlo pretende
Página 1 de 69

Escúcheme aquí

En

Vivo!

No se pierda nuestro programa todos lo Jueves a las 10:30 am
Esperamos sus opiniones y denuncias. Aquí

Recorriendo

Colombia

Cerca al ciudadano, recorriendo palmo a plamo nuestro País, para dar a conocer sus derechos
 

En las Redes

Sociales

Conectate con nosotros y sigue nuestros proyectos y gestiones minuto a minuto

 

Joomla! ©2005-2009 Open Source Matters, Inc. All rights reserved.