Super User

Super User


Notice: Undefined property: JObject::$description in /home2/frenteam/public_html/components/com_k2/templates/default/user.php on line 59

Ahora que los comunistas vencemos en Nepal, a quien igual siempre recuerdo como a mis camaradas ya victoriosas nepaleses que ahora ya ellos con todo el pueblo y con la unidad de los comunistas, nos dan feliz ejemplo y ánimo para vencer también Colombia.

Pues los comunistas siempre somos la Esperanza real de la Vida Digna para los Pueblos.

El discurso aquí anexo en inglés, al final en traducción de mi camarada de Estambul y Griega que presenté en el verano del año 2000 en Atenas Grecia, también hace que rememore ahora que este discurso mío y todas mis intervenciones en cada País y continente donde participaba como comunista y Abogado Internacionalista Defensor de los Derechos fueron utilizados por los Fiscales de EEUU y por el Departamento de Estado yankee y la CIA para declararme dizque "enemigo para la seguridad nacional" de los yankees, ahora mismo mientras que lo releo y doy como Documento de estudio político a mis Estudiantes, Académicos, Colegas y camaradas sirve para animar igualmente a nuestro pueblo, pues demostramos que a la guerra y violentos los vencemos con nuestra propuesta acertada de la Solución Política a través del Armisticio para construir democráticamente la Paz con Justicia Social que el Estado colombiano, sus Instituciones y agentes del terrorismo de Estado y del uriboparamilitarismo pretenden trabar.

Objetivo inhumano de la derecha que no fructificará pues el anhelo nacional y nuestro es la Paz con Justicia Social en una Nueva Colombia.

Agregamos aquí el Texto de mí discurso prolegómeno del Acuerdo Especial Humanitario de Paz firmado en la Habana, Cartagena y Bogotá, Acuerdo que impulsé, propugné jurídica y políticamente, que  defiendo y defenderemos con la unidad de nosotros los Comunistas y del movimiento popular y unitario en un gran Frente Amplio Popular que nos conduzca a la liberación. 
Athemay Sterling

DISCURSO DE ATHEMAY STERLING  EN ATENAS:

Colombian Communist Party 
by Athemay Sterling

Dear comrades, 
It is a real revolutionary honour for me to salute the heroic Communist Party of Greece that is organising this international meeting on the subject of Communist experiences, struggles, alliances and collaborations at the present time.

It is my internationalist honour, in the name of the Communist Party of Colombia (CPC), to greet all the delegates to this meeting from fraternal parties in so many parts of the world.

From its foundation on 17 July1930, the CPC has always made its presence felt in all popular struggles.

At the same time it expresses the interests of the working people in the town and in the countryside who are victims of capitalist exploitation.

The CPC is a national, autonomous, patriotic and internationalist party which was established on the basis of Marxism-Leninism, which it applies creatively in the Colombian conditions, while at the same time bringing together the Bolivarian heritage, and the heritage of all patriots who made it possible to gain the first independence from the Spanish yoke.

We have on our side not only the justice of our activities for progress and peace, but also our continent-wide struggles for sovereignty and self-determination, for a People's Republic to be master in its own house, for an emancipated future.

Thus, our international relations are oriented toward all parties and movements that want to create links of solidarity with our common cause.

We are anti-imperialists, and our struggle is nourished by the memory of the liberator Simon Bolivar.

From there we can see that the second independence for which we are fighting is a continuation of the first independence led by our liberators.

We Colombian communists, in our on-going revolutionary action, also regard democracy not as an inherent element of bourgeois regimes, nor as a tactical element in our struggle, but rather as what Lenin calls a factor that inspires us and makes feasible the road to socialism.

The future of socialism is not over, as imperialism and global reaction proclaim.

Nor can they guarantee that capitalism will remain as an unshakeable system.

We are working in favour of a common policy on the international level, for the elimination of destitution in the so-called Third World, for a solution to the problem of foreign debt, for the abolition of the use of force in international relations, for disarmament and a halt to the production of weapons of mass destruction, for the protection of the environment, for the democratisation of the UN, and for the building of a new international order based on peace, friendship and cooperation between peoples.

The conflict that exists in Colombia is not solely an armed conflict, it is also a social, financial, and political conflict, as well as an armed one, in which there is a structural and statutory force, not because there is a rebel movement, as the ruling classes claim, but for precisely the opposite reason: there are revolutionary guerillas and a popular movement because there have been many years of social, economic, political and cultural violence: political violence, in throwing farmers off their land and raising the maximum limits of large landowners's farms; economic violence, cultural violence, and violence that has launched an undeclared but real war that has left hundreds of thousands of people dead, with blood shed by all sides.

This structural violence feeds the conflict, since through the serious restrictions on democracy, the dirty war, the paramilitary organisations, plus the savage economic exploitation of the working people, the increase in unemployment, the agrarian counter-reform, the unequal distribution of the national wealth, social injustice, the neoliberal accumulation, economic restructuring, the rapacious imperialist globalisation, privatisation of significant public enterprises, the mass dismissal of working people, the granting of large-scale benefits to the profiteers with the venture capital, the counter-incentives for agricultural production, the bankruptcy of producers, the reduced investments and social benefits that create destitution and absolute poverty for about 18 million Colombians, low wages, lack of housing, environmental problems, tens of thousands of people violently uprooted owing to institutional force, etc. have at the same time provoked the opposition of the people, which is expressed in various forms of struggle in which we Colombian communists have always been present, forms of struggle that were sometimes unarmed, sometimes armed, but legitimate on the level of society and of the community, and indeed constitutional forms which have nevertheless always been penalised.

This historic and creative combination of various forms of struggle was developed and is still being developed by the popular movement on the trade union and agrarian front, on the front of the citizens, native and black peoples, among students, women, and young people on the electoral front, applying legal and open forms of action or economic and labour claims, for social improvements, for land, for freedom, for human rights and culture, through electoral and parliamentary struggles.

Faced with the economic, social, political and military force of the oligarchy, the armed revolutionary struggle is developing and growing.

These are the forms of struggle that obliged the present government to sit down at the negotiating table in a dialogue process, which is evolving through complex conditions, with friends as well as with great enemies.

Friends of peace, who are fighting for it, are we communists who put forward proposals and take action to promote a political solution through the search for a peaceful agreement that will focus on eliminating the political, economic, social and cultural reasons for the conflict.

A friend of peace is the entire popular movement which includes the revolutionary armed movement, the trade union movement, the farmers' movement, the movement of national minorities, of women, of young people, and of citizens.

Friends of peace are also all members of the international community who are struggling to avert the destructive intervention by the US in the form of military aid, as expressed in the so-called Colombia Plan.

Friends of peace are all of us patriots and internationalists who are fighting for a political solution to the conflict that exists in Colombia.

The search for peace in Colombia also has powerful enemies inside and outside the government, but closely associated with it.

Militarist sections inside and outside the armed forces, in alliance with powerful right-wing circles whose political and economic programme includes efforts to destabilise the process of dialogue and negotiations through the fascist paramilitary action that has taken the lives of thousands of our compatriots.

Another powerful enemy of peace in Colombia is the increased intervention of the US in the form of military aid, as expressed in the Colombia Plan, which in reality is a plan for war, to be implemented in the next six years on the pretext of war against the drug trade and in which other countries are unfortunately involved, destabilising the region to benefit their own vested interests.

The military presence of the US in Colombia and in the region more generally consists of the following: Radar on the San Andres island of Colombia in the Caribbean A forward base on the islands of Aruba and Curacao.

Radar station of Risatsa in Goajira in Colombia Radar station and land base at Maradun, Vichada A 24-hour military brigade at Mocoa Putumayio Eastern military brigade at the Carvenio harbour, Vichada Radar and land base at San Jose del Guaviare, a special military rural force, the Barancon school The first military brigade in Florencia, in Caceta First anti-drug unit at Tres Eskinas, in Putumayio Brigade of river coast guard in the Legisamo port in Putumayio Forward base in Manta, Equador Radar and land base and a naval training base at Iquitos in Peru Radar and land base at Leticia in the Amazon.

In the newspaper Dallas Morning News, on Saturday 27 May 2000, journalist Tod Robertson reported that as the first step in the Colombia Plan, the US administration, with the consent of the Pastrana government, was sending mercenaries to our country financed and covered by private contracting firms.

They are all former military men, former fighters in various theatres of war, who are presented in a form of private business called outsourcing, i.e. they hire themselves out on an independent, self-employed, freelance basis.

The Colombia Plan is not a source of alarm solely to the peoples of Colombia and of Latin America; it is also of concern to the people of the USA, who do not want another Vietnam.

It is likewise of concern to the international community which calls upon its various governments not to take part by offering money, as they tried to do on 7 July in Madrid, which would have involved states in a war that does not benefit the peoples.

Another factor which militates against the peace process in Colombia is the neo-liberal policy of the regime which every day aggravates the people's condition and that of the working people with its autocratic imposition of a National Development Plan, which, in conjunction with the IMF loans in exchange for demands to implement an anti-popular tax restructuring, represents all those enemies of peace, a strategy against the armed movement, which jeopardises seriously the continuation of dialogue for peace between the FARC-EP and the government. As you can see, within the framework of this complex and contradictory situation, we Colombian communists are working in a country that desperately requires a profound transformation which will open the road to political freedom, democracy and social emancipation for the Colombians.

It is what we call a people's democratic, anti-imperialist revolution against the large latifundia; it is cultural and environmental, a substantial fact of the decision by the masses that will establish a new power that will be exercised by new social classes.

This is the historic obligation that we have undertaken.

To achieve this new power, the unity of the revolutionaries and all democratic forces who have an interest in a profound transformation of this society is of vital importance.

The irreplaceable key to a democratic transformation in Colombia is the broader and more decisive unity of the masses of the people.

The rapprochement, coordination and unity among those who embody similar strategic programmes is required as an essential core in the proposal of unity for revolutionary change.

We immediately set the target of forming a broad movement for all social and political organisations, for all people who want to contribute to the organisation and mobilisation of the masses in defence of their interests, for the full democratisation of the country and for a political solution to the social, political and armed conflict that our country is facing.

This movement must go forward to form a democratic popular government, broad and pluralistic, which will build and reconcile the country, promoting the reforms Colombia needs.

Comrades, Thank you for your attention.

My congratulations to the CPG for the success of this international meeting.

Warm greetings to your party members and the peoples of your countries.
Thank you.
Athemay Sterling
Colombian Communist Party

1)
http://solidnet.org/old/cgi-bin/agent02ca.html?meetings/779=communists_experience_with_alliances_and_cooperation_23-25_06_2000_athens/794=colombian_communist_party

Los Comunistas siempre somos la Esperanza luminosa de los Pueblos por los Derechos y la Vida Digna. Hemos ganado en Nepal, y lo haremos en Colombia, en Venezuela y en el mundo.
https://t.co/fZd6dVkKJW

Recuerdo a mí camarada y comunistas nepaleses.

https://t.co/fZd6dVkKJW

Recuerdo a mi camarada nepalés con quien en verano 2000 en Atenas compartía habitación y conversábamos sobre Unidad de los Comunistas, unidad Popular y vencer guerras.

Cumplimos en Nepal.
Y en Colombia hoy vencemos la guerra.

https://t.co/0PmieEwlUM https://t.co/g15SSOMSyY

https://t.co/0PmieEwlUM https://t.co/K5JRNnqagH

2)
http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/01/15/triunfan-los-comunistas-en-nepal/

"Partido Comunista Colombiano 
por Athemay Sterling Queridos camaradas:

Es un verdadero honor revolucionario para mí saludar a la heroico Partido Comunista de Grecia que está organizando esto Encuentro internacional sobre el tema de los comunistas experiencias, luchas, alianzas y colaboraciones en el tiempo presente.

Es mi honor internacionalista, en el nombre del Partido Comunista de Colombia (PCC), para saludar a todos delegados a esta reunión de partidos hermanos en tantos partes del mundo.

Desde su fundación el 17 de julio de 1930, el PCC siempre hizo sentir su presencia en todas las luchas populares.

En el al mismo tiempo, expresa los intereses de los trabajadores en la ciudad y en el campo que son víctimas de explotación capitalista.

El PCC es un nacional, autónomo, patriótico y partido internacionalista que se estableció sobre la base del marxismo-leninismo, que aplica creativamente en el Condiciones colombianas, mientras que al mismo tiempo juntos el patrimonio bolivariano, y el patrimonio de todos patriotas que hicieron posible ganar el primer independencia del yugo español.

Tenemos de nuestro lado no sólo la justicia de nuestras actividades para el progreso y la paz, sino también nuestro continente lucha por la soberanía y la autodeterminación, por una República Popular a ser maestro en propia casa, por un futuro emancipado.

Por lo tanto, nuestras relaciones internacionales están orientadas hacia todos y movimientos que quieren crear enlaces de solidaridad con nuestra causa común.

Somos antiimperialistas, y nuestra lucha se nutre del recuerdo de la libertador Simón Bolívar.

Desde allí podemos ver que segunda independencia para la que estamos luchando es una continuación de la primera independencia liderada por nuestro libertadores.

Nosotros los comunistas colombianos, en nuestro pensar y actuar revolucionario en curso, también consideramos la democracia no como un elemento inherente de regímenes burgueses, ni como un elemento táctico en nuestro lucha, sino más bien como lo que Lenin llama un factor que nos inspira y hace factible el camino al socialismo.

El futuro del socialismo no ha terminado, como sí el imperialismo y su global reaccionar que tampoco pueden garantizar que el capitalismo permanecerá como un sistema inquebrantable.

Estamos trabajando a favor de una política común sobre nivel internacional, para la eliminación de la indigencia en el llamado Tercer Mundo, para una solución al problema de deuda externa, por la abolición del uso de la fuerza en relaciones internacionales, para el desarme y el cese de producción de armas de destrucción masiva, para protección del medio ambiente, para la democratización de la ONU, y para la construcción de un nuevo orden internacional basado en la paz, la amistad y la cooperación entre los pueblos.

El conflicto que existe en Colombia no es sólo conflicto armado, también es un problema social, financiero y conflicto político, así como armado, en el cual hay una fuerza estructural y legal, no porque haya una rebelde movimiento, como afirman las clases dominantes, pero por precisamente la razón opuesta: hay revolucionarios guerrillas y un movimiento popular porque ha habido muchos años de vida social, económica, política y cultural violencia: violencia política, al echar a los agricultores de su tierra y elevar los límites máximos de los grandes terratenientes granjas; violencia económica, violencia cultural y violencia que ha lanzado una guerra no declarada pero real que ha dejado cientos de miles de personas muertas, con sangre derramada por todos los lados.

Esta violencia estructural alimenta el conflicto, ya que a través de las serias restricciones a la democracia, la guerra sucia, la organizaciones paramilitares, más el salvaje explotación de los trabajadores, el aumento de el desempleo, la contrarreforma agraria, la desigualdad distribución de la riqueza nacional, la injusticia social, la acumulación neoliberal, reestructuración económica, globalización imperialista rapaz, privatización de empresas públicas importantes, el despido masivo de gente trabajadora, la concesión de beneficios a gran escala al especuladores con el capital de riesgo, los contra-incentivos para la producción agrícola, la quiebra de los productores, las inversiones reducidas y los beneficios sociales que crean destitución y pobreza absoluta por alrededor de 18 millones Colombianos, bajos salarios, falta de vivienda, ambiental problemas, decenas de miles de personas desarraigadas violentamente debido a la fuerza institucional, etc. tienen al mismo tiempo provocó la oposición de la gente, que se expresa en diversas formas de lucha en las que nosotros colombianos los comunistas siempre han estado presentes, formas de lucha que a veces estaban desarmados, a veces armados, pero legítimos en el nivel de la sociedad y de la comunidad, y de hecho formas constitucionales que, sin embargo, siempre han sido penalizado.

Esta combinación histórica y creativa de varias formas de la lucha fue desarrollada y todavía está siendo desarrollada por movimiento popular en el frente sindical y agrario, en el frente de los ciudadanos, pueblos nativos y negros, entre estudiantes, mujeres y jóvenes en el frente electoral, aplicando formas de acción legales y abiertas o económicas y reclamos laborales, para mejoras sociales, para la tierra, para libertad, por los derechos humanos y la cultura, a través de elecciones y luchas parlamentarias.

Frente a lo económico, fuerza social, política y militar de la oligarquía, el la lucha revolucionaria armada se desarrolla y crece. 
Estas son las formas de lucha que obligaron al presente gobierno para sentarse a la mesa de negociaciones en una proceso de diálogo, que está evolucionando a través de complejos condiciones, con amigos y con grandes enemigos.

Amigos de la paz, que luchan por ello, somos nosotros comunistas que presentan propuestas y toman medidas para promover una solución política mediante la búsqueda de un acuerdo pacífico que se centrará en la eliminación de la razones políticas, económicas, sociales y culturales para conflicto.

Un amigo de la paz es todo el movimiento popular que incluye el movimiento armado revolucionario, el comercio movimiento sindical, el movimiento de agricultores, el movimiento de minorías nacionales, de mujeres, de jóvenes y de los ciudadanos.

Los amigos de la paz también son miembros de la comunidad internacional que están luchando para evitar el intervención destructiva de los Estados Unidos en forma de military aid , como se expresa en el llamado Colombia Plan .

Los amigos de la paz somos todos nosotros patriotas y internacionalistas que luchan por una solución política al conflicto que existe en Colombia.

La búsqueda de la paz en Colombia también tiene enemigos poderosos dentro y fuera del gobierno, pero estrechamente asociado con eso.

Secciones militaristas dentro y fuera del armado fuerzas armadas, en alianza con poderosos círculos derechistas cuya programa político y económico incluye esfuerzos para desestabilizar el proceso de diálogo y negociación a través de la acción paramilitar fascista que ha tomado el vidas de miles de nuestros compatriotas.

Otro poderoso enemigo de la paz en Colombia es el mayor intervención de los EE. UU. en forma de military aid , como se expresa en el Plan Colombia, que en realidad es un plan de guerra, que se implementará en los próximos seis años con el pretexto de una guerra contra el narcotráfico y en la que otros países lamentablemente están involucrados, desestabilizando la región en beneficio de sus propios intereses creados.

La presencia militar de los Estados Unidos en Colombia y en el la región más generalmente consiste en lo siguiente: Radar en la isla de San Andrés de Colombia en el Caribe Una base avanzada en las islas de Aruba y Curacao. Estación de radar de Risatsa en Goajira en Colombia Estación de radar y base de tierra en Maradun, Vichada Una brigada militar de 24 horas en Mocoa Putumayio Brigada militar oriental en el puerto de Carvenio, Vichada Radar y base terrestre en San José del Guaviare, un especial fuerza rural militar, la escuela Barancon La primera brigada militar en Florencia, en Caqueta Primera unidad antidrogas en Tres Eskinas, en Putumayio Brigada de guardia costera del río en el puerto Legisamo en Putumayio Base delantera en Manta, Ecuador Radar y base terrestre y una base de entrenamiento naval en Iquitos en Perú Radar y base de tierra en Leticia en el Amazonas.

En el periódico Dallas Morning News, el sábado 27 de mayo 2000, el periodista Tod Robertson informó que, como el primero paso en el Plan Colombia, la administración de los Estados Unidos, con el consentimiento del gobierno de Pastrana, estaba enviando mercenarios a nuestro país financiado y cubierto por contratación privada empresas.

Todos son ex militares, ex combatientes en varios teatros de guerra, que se presentan en forma de empresa privada llamada outsourcing , es decir que contratan ellos mismos en un independiente, autónomo, independiente base.

El Plan Colombia no es una fuente de alarma únicamente para el pueblos de Colombia y de América Latina; también es de preocupación para el pueblo de los Estados Unidos, que no quiere otro Vietnam.

También es motivo de preocupación para la comunidad internacional comunidad que llama a sus diversos gobiernos a no participar ofreciendo dinero, como trataron de hacer el 7 de julio en Madrid, lo que habría involucrado a los estados en una guerra que no beneficia a los pueblos.

Otro factor que milita en contra del proceso de paz en Colombia es la política neoliberal del régimen que cada día agrava la condición de la gente y la de la pueblo trabajador con su imposición autocrática de un nacional Plan de Desarrollo, que, junto con los préstamos del FMI a cambio de demandas para implementar un impuesto anti popular reestructuración, representa a todos esos enemigos de la paz, un estrategia contra el movimiento armado, que pone en peligro seriamente la continuación del diálogo por la paz entre las FARC-EP y el gobierno.

Como pueden ver, en el marco de este complejo y situación contradictoria, nosotros los comunistas colombianos somos trabajando en un país que requiere desesperadamente una profunda transformación que abrirá el camino hacia la política libertad, democracia y emancipación social para el Colombianos.

Es lo que llamamos un pueblo democrático, revolución antiimperialista contra los grandes latifundios; es cultural y ambiental, un hecho sustancial de decisión de las masas que establecerá un nuevo poder que será ejercida por nuevas clases sociales.

Este es el obligación histórica que hemos asumido.

Para lograr este nuevo poder, la unidad de los revolucionarios y todas las fuerzas democráticas que tienen un interés en un profunda transformación de esta sociedad es de vital importancia importancia.

La clave irremplazable para una democracia transformación en Colombia es el más amplio y más decisivo unidad de las masas de las personas.

El acercamiento, la coordinación y la unidad entre quienes incorporar programas estratégicos similares se requiere como una núcleo esencial en la propuesta de unidad para el revolucionario cambio.

Inmediatamente establecemos el objetivo de formar un amplio movimiento para todas las organizaciones sociales y políticas, para todas las personas Quieren contribuir a la organización y movilización de las masas en defensa de sus intereses, por completo democratización del país y por una solución política al conflicto social, político y armado que nuestra el país se enfrenta.

Este movimiento debe avanzar para formar un movimiento popular democrático gobierno, amplio y pluralista, que construirá y reconciliar el país, promoviendo las reformas Colombia necesariamente.

Camaradas, Gracias por su atención.

Mis felicitaciones para el éxito de esta reunión internacional.

Calentar saludos a los miembros de su partido y a los pueblos de su países.
Gracias. 
Athemay Sterling 
Comunista Internacionalista Colombiano"
Traductora turca y griega

 

 

 

 

 

 
Viernes, 09 Febrero 2018 08:56

LOS SORPRENDIÓ ESO?

Por Raúl Ramírez, Periodista

La turba que ayer en Yumbo atacó al que firmó la paz no me sorprendió para nada. Y no me sorprendió porque no fue espontánea y tiene todos los ingredientes históricos de la deliberación. 

Ella hace parte del examen intermedio de una cátedra que durante más de medio siglo se dictó en Colombia con unos buenos profesores enquistados en los medios de comunicación. Desde esas aulas con micrófono se impartió la clase de eliminar al contradictor político fuera como fuera.

Víctima de esos aventajados alumnos han caído Jorge Eliecer Gaitán, Guadalupe Salcedo, Carlos Pizarro Leongomez, Bernardo Jaramillo, Luis Carlos Galán, Jaime Garzón, Jaime Pardo Leal y miles y miles de colombianos que se han atrevido a pensar de otra manera. 

Lo de los enajenados de Yumbo no me sorprendió porque desde que se vislumbraron las posibilidades de acabar con el conflicto armado, aquellos que viven de él: políticos, empresarios, medios de comunicación, narcotraficantes y mercaderes de armas se unieron en una cruzada para  evitar que los fusiles se silenciaran.

En esa cruzada estaba impedir que los acuerdos de La Habana se cumplieran, como ha ocurrido, y fortalecer la matriz mediática del enemigo monstruoso. 

Así las cosas, a la vez que impiden que actúe la JEP, propagan en el imaginario colectivo que esta paz es impune y que los que la firmaron no tienen derecho a hacer política, fin supremo de todo acuerdo de paz. 

Sí, es cierto: la degradación de la guerra condujo a que las FARC cometieran atrocidades. Sus integrantes dijeron estar dispuestos a pasar por la JEP, una instancia que el uribismo ha atacado y torpedeado su accionar. 

Ojalá esa disposición de comparecer ante la JEP también la demuestren los otros actores de la guerra: militares, paramilitares y civiles. 

He ahí el embrollo puesto por los enemigos de la paz.

Hoy silenciados los fusiles, al menos los de las FARC, las estructuras mafiosas se quedan sin insumos, sin discursos y sin humo para tapar sus vergüenzas de corrupción y violencia. 

Por eso movilizan sus estructuras para sabotear los acuerdos y atacar a quienes firmaron la paz: ya van cerca de 50 exguerrilleros asesinados y ahora agreden a su candidato presidencial.

Ha quedado demostrado que las enajenadas turbas de Yumbo y otros municipios son dirigidas e incitadas por el Centro Democrático, un partido que cuando no hay bombas, muertos y violencia se queda sin oxígeno, hecho grave en una contienda electoral como la de ahora.

Hoy en Colombia está en juego la democracia: cercenar el derecho de un grupo que dejó las armas a participar en política es la cuota inicial para eliminar cualquier tipo de oposición. 

Hoy empiezan con la FARC, mañana siguen con los Verdes, El Polo, los liberales, los Progresistas y todo aquel que se desligue de doctrinas autoritarias, excluyentes, caudillistas y basadas en la guerra y el fanatismo.

Es hora de que la justicia actúe para frenar las agresiones, y ojalá la FARC no desfallezca en ese propósito de seguir caminando el sendero de la reconciliación y la paz. Los colombianos de bien lo sabremos valorar!

............................................................................

ADENDA:

Desde que EL ESTADO COLOMBIANO A TRAVÉS DEL DAS Y FFMM INSTRUYÓ QUE "MATAR COMUNISTAS ES LÍCITO" hay violencia.

Ahora con el Acuerdo Especial Humanitario de Paz debe crear condiciones para reconstruir y Reconciliar"

Athemay Sterling, Abogado Defensor DDHH y Consejero de Paz.

 

https://t.co/xZlQavVBh9 https://t.co/dOrDfn3K5d

Rechazo totalmente todo improperio contra el ser humano a quien debe preservársele los Derechos Políticos en una Campaña Electoral para que sea realmente civilizada.

En ejercicio de mi libertad y Derecho para optar políticamente según mí conciencia libertaria Yo votaré por FARC y los Comunes pues el Acuerdo Especial Humanitario de Paz recoge las aspiraciones más sentidas de la población.

http://www.frenteampliopopular.org/index.php/layout-1/layout-2/layout-3/layout-4/style-2/style-4/style-6/columns--com-left-right/columns--left-com-right/columns--right-left-com/columns--right-com-left/regions-1234/regions-1324/regions-1423/regions-4123/root/2012-09-13-23-35-50/item/664-tenemos-derecho-a-optar-políticamente

https://twitter.com/AthemayGobernad/status/961341139700854785

Recuerdo muy bien y feliz como Académico y Abogado Defensor de DDHH cuando fuí Candidato a Gobernador del Valle en 2011, y con los Candidatos también presenté y debatí propuestas concretas para que el Valle avance económicamente con progreso social,  propuestas populares que siguen vigentes, ejemplo: todo mi Programa Popular de Gobierno como crear para garantizar la Soberanía Alimentaria Zonas de Reserva Campesina, Zonas locales Productivas y las Acampadas de Paz, desprivatizar la Educación Superior, transformar la ILV en productora de alimentos en vez de emborrachar a la población, pues es digno alimentar y no embriagar a un pueblo con déficit alimentario, etc.

De estos debates públicos entre candidatos, siempre con sumo respeto, la población valoraba, aprendía, opinaba y proponía desde las Universidades y desde las Comunidades todas sus reivindicaciones. Y así se fortalecían nuestras propuestas del Programa de Gobierno que presentaba el suscrito, y cada uno de los Candidatos, a quienes hoy saludo, pues son mis amigos, aunque políticamente somos contradictores de Clase.

Recuerde cada quien que:
http://www.frenteampliopopular.org/index.php/layout-1/layout-2/layout-3/layout-4/style-2/style-4/style-6/columns--com-left-right/columns--left-com-right/columns--right-left-com/columns--right-com-left/regions-1234/regions-1324/regions-1423/regions-4123/root/2012-09-13-23-35-50/item/662-

Debemos entender que la reconstrucción del País es el fundamento objetivo para la reconciliación de la Nación.

Como igualmente ejercer justicia con base a la verdad que se debe conocer con el esfuerzo colectivo en y también de los Entes competentes para conquistar la Reparación Integral a las víctimas y a la sociedad en una Nueva Colombia donde nunca se repita la insulsa y atroz guerra que no queremos, nos convoca a propender para progresar en la Implementación del Acuerdo Especial Humanitario de Paz a nivel nacional y en cada región de nuestro pueblo rico en experiencia pero ávido de justicia social y reparación integral en una Nueva Colombia.  

http://www.frenteampliopopular.org/index.php/layout-1/layout-2/layout-3/layout-4/style-2/style-4/style-6/columns--com-left-right/columns--left-com-right/columns--right-left-com/columns--right-com-left/regions-1234/regions-1324/regions-1423/regions-4123/root/2012-09-13-23-35-50/item/726-amando-también-venceremos-pues-vivimos-para-transformar-y-ser-felices

Pues también es necesario reiterar que yo sólo quiero amar, ser feliz, defender los Derechos, conquistar la Vida Digna sin exclusiones en una Nueva Colombia donde siempre haya Paz con Justicia Social, y sobre todo se entienda que toda Vida es Sagrada para respetarla, preservarla y dignificarla.

http://www.frenteampliopopular.org/index.php/layout-1/layout-2/layout-3/layout-4/style-2/style-4/style-6/columns--com-left-right/columns--left-com-right/columns--right-left-com/columns--right-com-left/regions-1234/regions-1324/regions-1423/regions-4123/root/2012-09-13-23-35-50/item/681-la-vida-es-sagrada-no-la-sege-respétela-y-cuídela-pues-ella-nos-cuida

Un abrazo fraterno para vencer con y para el Pueblo

Athemay Sterling

@AthemayGobernad 

@AthemaySt

Temístocles de padre chocoano, ambos líderes sociales, son ejemplo de lucha popular por los Derechos, el Territorio y la Vida Digna.

La Justicia colombiana y el Estado en su conjunto tienen el deber de desarticular las estructuras paramilitares y mafiosas que en alianza con capitalistas y agentes del terrorismo de Estado siguen este genocidio político que el Gobierno cohonesta con su silencio cómplice.

El Centro de Memoria Histórica tiene todas las pruebas para la Fiscalia que Temístocles Machado Líder Social Comuna 6 Buenaventura entregó sobre dueños mafiosos y capitalistas de bodegas para contenedores que "Temís" enfrentó para defender el territorio ahí cerca al Estero Aguacate.

Ya la Fiscalía, mindefensa, mininterior y Santos no tienen argumentos para seguir patrocinando la impunidad y la violencia contra nosotros quienes defendemos los Derechos que el Estado vulnera, pues las pruebas las tiene, lo que no tienen estos gobernantes y agentes del Estado es voluntad política para cumplir los Acuerdos.

Athemay Sterling
Consejero de Paz, Víctima del terrorismo de Estado, Abogado Defensor de DDHH, Candidato Popular 2011 Gobernador Valle del Cauca, integrante de los Comunes en Colombia  

Viernes, 26 Enero 2018 08:31

MEJOR ASI

Por Athemay Sterling, Thesalonik Grecia 2000

Soy muy feliz díjome
Cuando el aire llegó
No sos rico ni pobre

Sos vida así me ví
Cuando él hablaba
Con sol sí entendí

Valgo más sin dinero
Vivo mucho con vos
Morís pronto con él.

Por Athemay Sterling
Thesalonik Grecia 2000

 

https://youtu.be/AtTfuC_AZNw

 


Amando también Venceremos, pues vivimos para transformar y nunca callar ante la injusticia.

Pues callar o ser indolente es cohonestar con los gestores o sujetos activos criminales quienes en guerra contrainsurgente contra el pueblo y contra nosotros que venimos sin armas propugnando por los Derechos Universales, por la Vida Digna y por la Paz completa con Justicia Social, éllos nos han victimizado. 

Hoy con amor patrio debo en Derecho escribir y presentar públicamente esta convocatoria nacional para aunar esfuerzos, conciencia y capacidad social, transformar la Sociedad, el Pensamiento y la Naturaleza para avanzar material y económicamente, pero con obligado progreso social y humano, y ser felices individual y colectivamente en Colombia y la Región, sin guerras y sin violencia.

Athemay Sterling

 

ATHEMAY STERLING CONVOCA A APOYAR CANDIDATOS Y LISTAS DE LA FARC PARA VENCER POR LA PAZ Y LA FELICIDAD

Fuí joven comunista en la JUCO, Candidato por la Unión Patriótica UP y el Partido Comunista Colombiano PCC al Concejo Municipal de Palmira donde me hallaba desplazado en plena catástrofe humanitaria contra la UP, contra los Comunistas y contra el Pueblo. Soy Víctima del terrorismo de Estado registrado legalmente en la UNV.

Fuí Candidato por el Polo Democratico Alternativo y por el Partido Comunista Colombiano a la Asamblea del Valle y luego a Gobernador del Valle en 2011 con la mayor votación lograda para un Académico Comunista a un cargo uninominal regional en Colombia.

Fuí varias veces preso político y de conciencia, torturado por el ejército, perseguido, amenazado expresamente de muerte por el Bloque Calima paramilitar, he sufrido atentados criminales, perseguido, hostigado, soy Académico comunista de toda mi vida en IE, varias Universidades de Colombia y del exterior.

Soy despojado violento de mi tierra, reclamante y dirigente por la Restitución de Tierras en Colombia.

Igualmente soy activo Abogado Defensor y litigante de DDHH  y Derecho de los Pueblos nacional e internacionalmente. Fundador y Directivo del CPDH, Centro de Derechos Humanos e Interpretación Política en la Universidad Santiago de Cali, ANDAS, DPDH y PALENQUE, Filósofo, Historiador y Escritor.

Fuí nominado internacionalmente en el 2008 al Premio Tulipán de Derechos Humanos del Ministerio Holandés de Asuntos Exteriores, ganador de premios y reconocimientos internacionales y nacionales por el ejercicio de mis tareas y trabajo profesional, literario y Académico. *

Propulsor en su momento del Intercambio Humanitario entre los Prisioneros de Guerra, propugné y lo sigo haciendo teórica, fáctica y políticamente por el Acuerdo Especial Humanitario de Paz en Colombia, conceptuando y creando Teoría Alternativa Jurídica, Política, Filosófica y Sociológicamente por los Derechos Universales, por la Vida, por el Armisticio y por la Paz completa con Justicia Social.

Igualmente Consejero de Paz por la Unión Patriótica en varias administraciones como consecuencia de Acuerdos Políticos de Paz. Alto Consejero y Alto Asesor de Paz.

Compromisario y gestor de múltiples acciones humanitarias y políticas en el suroccidente colombiano.

Dirigente Sindical y Político de la Dirección Nacional y Regional de FECODE, la CSTC, ASOPRENSA, APROENCA, ACPES, SUTEV y la CUT, de la Unión Patriótica, el Partido Comunista Colombiano, del Polo, del Frente Amplio Popular, de Radio Televisión Palenque en sus momentos vitales de la lucha para ampliar la democracia en Colombia, desde 1976 en el Semanario Voz y varios periódicos físicos y virtuales alternativos, universitarios y populares en Colombia y en el extranjero.

Hoy, en este momento histórico, convoco a los miles de estudiantes, amistades, camaradas, colegas, familia, colegas y a toda la población a apoyar la concreción de la Paz con Justicia Social votando este 11 de Marzo de 2018 por el Partido Político FARC y hacer parte de él para juntos lograr en lucha política consciente y organizada la Vida Digna en Colombia.

Votando por la Rosa Roja, Logo que representa a nuestro Partido Político legal Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC, es deber de toda hija y buen hijo de la Patria para transformar a Colombia.

Para  juntos en la más amplia Unidad Cívica y Popular conquistemos formal y realmente el poder, por fin, ejercer todos los Derechos Universales a Cabalidad, lograr la Implementación normativa y real del Acuerdo Especial Humanitario de Paz.

Actualmente soy Consejero de Paz, Académico Investigador en el Grupo Universitario y Popular de Investigación Palenque de Colciencias, escrito 12 Libros de Historia, Filosofía del Derecho, Poesia y literatura, de Política y Doctrina Jurídica.

En ejercicio de mi Derecho incólume de  libertad de Conciencia y en esta condición legal y en ejercicio de mis Derechos he optado políticamente por la legalidad y carácter libertario por el Programa Político y ser Integrante del Partido Político FARC y así coadyuvar y convocar a Colombianas y Colombianos a transitar juntos por la Reconstrucción del País, por la Reconciliación de la Nación, Pueblos de Colombia y de la Patria Grande para también en defensa de la Soberanía Nacional avanzar material y económicamente pero con progreso social y ecoambiental, y para lograrlo es vital e ineludible defender el Acuerdo Especial Humanitario de Paz votando por los Candidatos y Listas de la FARC y seguir cumpliendo lo acordado para vencer ya en una Nueva Colombia en Armisticio, sin guerra innecesaria por pensar y optar libremente.

Toda guerra genera atraso y ese no es el camino, sino Reconstruir, Reconciliar y Progresar civilizadamente como proponemos la Paz con Justicia Social desde el Partido Político Legal FARC que tiene el compromiso de toda Rosa Roja luchar con amor por la Vida Digna.

Amando también Venceremos pues vivimos para transformar y ser felices.

Athemay Sterling

Enero 22 de 2018

* http://www.frenteampliopopular.org/index.php/features16/perfil-de-athemay-sterling

http://fezlox649.blogspot.com.co/2018/01/amando-tambien-venceremos-pues-vivimos.html?m=1

Martes, 16 Enero 2018 08:51

LO CREIMOS

Me así a sus pistilos sentí rebosar mis estambres

Alados navegamos aires y diluvios entre vientres

 

Mientras veíamos abajo tres océanos sudorosos

Ellos tocaban y encimando la  pangea saludaban

 

Besaban y abrazaban como nosotros sin juntarse

Cuando con el viento resplandecían siendo lunas

 

Sin serlo aunque también como nosotros lo creían

Para al final darnos cuenta que ya no lo estábamos.

 

Por Athemay Sterling, Mar Egeo Julio 2000

 

Esta cuestión se resolverá a favor del pueblo y de los trabajadores en la medida que haya fiel implementación no sólo normativa del Acuerdo Especial Humanitario de Paz, como debe ser denominado, rescatando su carácter Iuris vinculante al tenor del Derecho Internacional Público contemporáneo de la Guerra, de los Derechos y de los Tratados Internacionales para que sea de verdad válido el Pacta Sunt Servanda.
 
Y también​ se concrete desde y en cada región colombiana la adopción del Acuerdo Refrendado como tal en los respectivos Planes de Desarrollo Departamentales, Distritales y Municipales con amplio y poder decisorio de la población nacional y extranjera que viva en esos territorios.
 
Igualmente con plena Soberanía Nacional sin Bases Militares norteamericanas y sus transnacionales cuasi-bélicas que son obstáculos de guerra para el crecimiento económico, el progreso social y la Paz con Justicia Social y no quedarnos en el importante Armisticio ya firmado y a defender.
 
De la misma manera, en este momento histórico, es deber libertario y democrático de quienes propugnamos conquistar para Colombia la Vida Digna, los Derechos y la Paz con Justicia Social ganar las Elecciones en Marzo de 2018 a Senado y Cámara de Representantes, en Mayo y seguramente en Junio de 2018 para Presidencia y Vicepresidencia de la República.
Así se resolverá la cuestión si ¿paz neoliberal o paz con Justicia Social?"
 
Afirmó en Popayán el Consejero de Paz doctor Athemay Sterling.
Prensa
RTVP
Popayán Enero de 2018
 
Lea aquí el planteo internacional sobre las dificultades a resolver para la implementación del Acuerdo.
 
 

Athemay Sterling

"Lucharé jurídicamente a nivel internacional  para rescatarlo como ACUERDO ESPECIAL HUMANITARIO DE PAZ
como así se estableció el 7 de noviembre 2016 basado en Art 3 Común de Convenciones de Ginebra depositado como tal ante Consejo Federal Suizo en Berna"

Afirmó a la Prensa el Doctor Athemay Sterling
Abogado Internacionalista Defensor de los Derechos y Consejero de Paz 
RTVP

https://t.co/WXa5Nw0aNU https://t.co/unZuhQjoJI
...........................................
Texto anexo:
BALANCE IMPLEMENTACIÓN ACUERDOS 
Por FARC

Análisis sobre el estado de la implementación del primer año de los Acuerdos de La Habana

Escrito por Farc/Jueves, 04 Enero 2018 06:00

"Señor Presidente, JUAN MANUEL SANTOS

Señores ex presidentes PEPE MUJICA y FELIPE GONZÁLEZ

Señor vicepresidente de Colombia, General OSCAR NARANJO

Señor Alto Comisionado de Paz, señores Ministros:

La paz de Colombia atraviesa uno de sus momentos más difíciles tras la firma del Acuerdo Final en La Habana. 
La jurisdicción Especial para la Paz, trascendental componente del Acuerdo, fue desfigurada en los debates del parlamento y su texto actual no es el consensuado entre las partes.

La Reforma Política se hundió en el convulso mar de la politiquería. No mejor suerte corrieron las Circunscripciones Territoriales Especiales de Paz. Siguen en prisión más de 600 integrantes de las FARC.

La Fiscalía ha bloqueado en el Congreso la aprobación de la ley de tratamientos penales alternativos para pequeños cultivadores, sin cuya aprobación es imposible poner en marcha los programas de sustitución de cultivos. Sin Reforma a la ley 152 no tenemos un Plan Marco de Implementación; no hay desembolsos para impulsar proyectos productivos, no despega la titulación de tierras y los asesinatos de excombatientes y líderes sociales no cesan. 
En este ambiente, sentimos que los Acuerdos de Paz de La Habana no han tenido un compromiso del Estado, ni de cumplimiento por el conjunto de la institucionalidad".

El pasado 15 de noviembre de 2017, Jeffrey Feltman, Secretario General Adjunto para Asuntos Políticos de NNUU, luego de escuchar a representantes tanto del Gobierno como de las FARC, exteriorizó, entre otras, las siguientes apreciaciones:

“Nos preocupa la falta de estrategia de reintegración acompañada de planes y recursos concretos que permitan su éxito. 
Creemos que se necesitan esfuerzos a mayor escala, incluso proporcionando tierras para proyectos productivos.

Compartimos la profunda preocupación por los vacíos de autoridad en muchas áreas y la inseguridad resultante para las comunidades a medida que grupos ilegales se movilizan para llenar el vacío. 
Seguimos viendo asesinatos de líderes sociales y algunos ex miembros de las FARC. Vimos esto trágicamente en Tumaco y me entristeció enterarme del asesinato, en los últimos días, de un ex miembro de las FARC en Antioquia y dos líderes comunitarios en Nariño y Cauca".

Un tercer punto de preocupación han sido las incertidumbres legales, especialmente para los miembros de FARC.

"La decisión de los insurgentes de renunciar a la violencia armada para hacer actividad política pacífica en un contexto democrático, es el corazón del asunto. 
Ese es el trato, y está en el centro del acuerdo de paz. El no cumplir con este compromiso esencial, después de la entrega de las armas, tendría repercusiones muy graves para el proceso y no sería entendido ni aceptado por la comunidad internacional. Existe una evaluación común de que se debe hacer más para garantizar que se mantengan los logros notables de la primera fase del proceso de paz”.

Unos días después, el 30 de noviembre, el Consejo de Seguridad a través de un comunicado precisa que el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de la Paz Estable y Duradera, es un documento oficial del Consejo de Seguridad.

Respalda la alta instancia internacional lo expresado por el señor Feltman, y pide se acelere la implementación y el proceso normativo en consonancia con lo acordado, al tiempo que reitera la importancia de defender la participación política de las FARC.

En entrevista reciente el reconocido columnista colombiano, Antonio Caballero, expresó lo que es ya una extendida certeza al interior del país:

“Me parece que la realidad política actual es sumamente catastrófica. En mi opinión, lo que fue de la destrucción de los Acuerdos de Paz acabó con lo que venía siendo lo más importante durante el Gobierno de Juan Manuel Santos. Lo único bueno que había sucedido en el país a lo largo de 30 años, lo están despedazando sin ningún sentido. Todo está frenado: las decisiones del Congreso, las conversaciones con el ELN, las conversaciones con los paramilitares.

Espero que un día podamos dejar de lado, al fin, la obsesión que hemos tenido con la violencia. 
Eso nos ha tenido estancados durante medio siglo. Mientras no cambiemos la manera de pensar, las cosas seguirán por el mismo camino”.

En el foro IMPLEMENTACIÓN: ENTRE LA PERFIDIA Y LA POTENCIA TRANSFOMADORA, realizado en el Centro Cultural Gabriel García Márquez en Bogotá, no encontramos mejor epígrafe que una reflexión contenida en La nieve del Almirante del escritor Álvaro Mutis para expresar nuestro sentimiento:

… Saber que nadie escucha a nadie. Nadie sabe nada de nadie. 
Que la palabra, ya, en sí, es un engaño, una trampa que encubre, disfraza y sepulta el precario edificio de nuestros sueños y verdades, todos señalados por el signo de lo incomunicable.

Señores expresidentes, luego del fin del Procedimiento Legislativo Especial, más conocido como fast-track, que buscaba la implementación normativa de aspectos esenciales del Acuerdo de La Habana, base de nuestro futuro, hemos venido presenciando el hundimiento triste del más grande esfuerzo colectivo de los colombianos por lograr la paz, sin que nadie de los que pueden, se atreva, a contracorriente de sus adversarios, a tomar las decisiones que sean necesarias para salvarla.

Lamentablemente ha incidido como una maldición la coincidencia del cierre de las negociaciones de La Habana con el comienzo de la campaña electoral en Colombia. 
Para nuestra desgracia, el ejercicio sublime de consagrar la paz como derecho superior exacerbó en las cámaras legislativas las más bajas y repudiables conductas de la politiquería: un mercado de transacciones de vicios y de ambiciones, de chantajes al gobierno para votar cada norma, terminaron distorsionando la letra y el espíritu de lo pactado.

De repente, y envueltos en ese torbellino de pasiones desbocadas, la contraparte, es decir las FARC a través de sus voceros de paz en el Congreso, quedaron convertidos en convidados de piedra, y obligados a contemplar desde las graderías con dolor la depredación del Acuerdo de La Habana. Es la verdad pura y limpia.

Deploramos la poca visión y la insensibilidad desplegada por algunos legisladores y agentes institucionales, que no han admitido que la paz es el más elevado de todos los derechos, el derecho síntesis, sin el cual no será posible la materialización de ningún otro derecho, como el de la alimentación, el derecho a tener agua, vivienda, tierra, salud, educación, trabajo, vías de comunicación, buen transporte público, conectividad, tolerancia, y democracia.

Acostumbrados a actuar de espaldas al sentido común, ciertos parlamentarios convirtieron la implementación normativa en un pretexto para renegociar el Acuerdo de La Habana.

Ni siquiera leyeron con atención el punto 6.1.8. Inicio de la implementación del Acuerdo Final, que a la letra dice: “Conforme a lo establecido en el Acuerdo del 7 de noviembre de 2016, el Acuerdo Final será firmado como Acuerdo Especial del artículo 3 común de las Convenciones de Ginebra y depositado tras su firma ante el Consejo Federal Suizo en Berna. 
A continuación, por el Presidente de la República se efectuará una declaración unilateral de Estado ante las Naciones Unidas comunicando dicho Acuerdo Final y solicitando la incorporación del mismo a un documento del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en los términos establecidos en el Acuerdo de fecha 7 de noviembre de 2016”.

Entendemos que el Estado, respecto al cumplimiento de lo acordado, ha adquirido unas obligaciones internacionales que no puede ignorar. Por nuestra parte solicitaremos al Consejo de Seguridad en Nueva York elevar una consulta al Tribunal Internacional de Justicia sobre los deberes que adquiere un Estado frente a una declaración unilateral de cumplimiento, respecto a un acuerdo de paz. Igualmente procederemos, como parte, a consultar a la oficina Jurídica del CICR en Ginebra los compromisos que vinculan a un Estado que firma un Acuerdo Especial, como el que busca la terminación del conflicto colombiano. No; esto no debe asumirse como un cuestionamiento al Gobierno, sino todo lo contrario. 
Es un derecho que tienen las FARC de exigir lealtad a lo firmado, al cumplir ellas el compromiso supremo de dejación de las armas.

Por otra parte, ni los legisladores, ni los poderes institucionales pueden soslayar que el Acuerdo de paz de La Habana ya fue refrendado por el Congreso de la República, y que fue investido de constitucionalidad por la Corte Constitucional, por lo tanto no puede ser modificado a rajatabla, antojo y capricho del Fiscal, de un grupo de parlamentarios, o por conceptos contradictorios de la misma Corte. Los acuerdos son para cumplirlos. Pacta Sunt Servanda.

Claro está, que las desgracias del Acuerdo de Paz comenzaron con los comunicado de la Corte, que, contrariando su propia jurisprudencia, abrió la compuerta para que todo el mundo le metiera la mano, lanzándolo así al foso de los depredadores para que lo hicieran trizas.

En materia tan elevada debió prevalecer la coordinación armónica de los poderes para asegurar la paz y no su autonomía para cambiar arbitrariamente, para asombro del mudo, la geografía de lo pactado.

Presidente Santos, vemos muy difícil que concluido el Fast Track, se puedan aprobar por vía de proyectos de ley con mensaje de urgencia, normas que reflejen fielmente lo pactado.

Vendrían nuevos chantajes, y mucho más en vísperas electorales. Todavía hay tiempo para optar y ejercer potestades constitucionales extraordinarias para momentos de emergencia.

Aplicarlas no es abuso de poder sino una obligación del Estado, siempre que estas vayan ajustadas al espíritu de lo pactado. El Gobierno tiene el deber de defender el Acuerdo de Paz en sus aspectos básicos.

Es decir, el Gobierno debe hacer respetar la obligación del Estado de cumplir con lo acordado en La Habana.

Las competencias para establecer Acuerdos de Paz y firmarlos se reservan en la Constitución al Presidente, quien únicamente tiene que dar cuenta de ellos al Congreso. 
Sin embargo, el Presidente ha obviado la utilización de sus facultades para alcanzar acuerdos de paz en orden al respeto y la correcta implementación de lo acordado.

Dentro de esta perspectiva, se puede aún salvar lo fundamental de la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz. 
La JEP debe mantenerse como jurisdicción para todos los actores del conflicto, sin diferencias odiosas ni rangos de clases, porque esta nunca fue concebida exclusivamente para enjuiciar a las FARC. 
No se puede vulnerar el principio de igualdad de las partes.

El sistema Integral fue creado para examinar las responsabilidades de todos los actores en el conflicto.

Teniendo en cuenta que solamente la verdad puede sanar las profundas heridas ocasionadas por el conflicto, debe ser una obligación para todos ofrecerla de manera amplia y suficiente. 
No permitamos que la inexequibilidad de la competencia de la JEP sobre terceros civiles o agentes del Estado no combatientes, involucrados en crímenes internacionales, siga dejando viva la impunidad al establecer fueros con extensión a todos los aforados constitucionalmente, reafirmando así la existencia de una casta privilegiada de intocables. Dejarlo de esa manera, sería equivalente a una burla cruel a las víctimas el conflicto.

Como grave complemento a las distorsiones de lo acordado se impide que los defensores de derechos humanos sean jueces de la JEP, limitación que no se introduce para quienes hayan sido defensores de miembros de la fuerza pública, de paramilitares o de las instituciones del Estado.

Por otra parte, no olvidemos que el Acuerdo Final se logró sobre la premisa de que la justicia ordinaria había actuado durante el conflicto de forma parcial, convirtiéndose en ciertos momentos en otra herramienta más de guerra e impunidad. 
Es necesario tramitar el Acto Legislativo que permita poner en marcha de forma definitiva la Unidad Especial de lucha contra las organizaciones criminales, para que se apersone de las 15 mil compulsas de copia existentes contra el paramilitarismo y que reposan sin molestia, engavetadas, en la Fiscalía General de la Nación. 
Debe preservarse la autonomía de la JEP, sin intromisiones de nadie inventando inhabilidades a magistrados para hacer parte de la JEP, ni a ex guerrilleros para hacer política. 
Está claro que la condición principal para hacer política es el abandono de las armas. No nos explicamos cómo en estos momentos se incrementan recursos de inhabilidad política ante el CNE, mientras el gobierno de los EEUU desempolva sus “indictments” o requerimientos judiciales contra antiguos dirigentes del Secretariado acusándolos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico y lavado de activos.

Pedimos al Gobierno del Presidente Santos retirar cuanto antes, mediante acción normativa, el epitafio Requiescat In Pace (Que descanse en paz) que el congreso le colgó a la Reforma Política. 
Nadie en Colombia pierde la esperanza de tener una democracia amplia y participativa. 
Deseamos una nueva calidad para el sistema político, abrir las puertas a la participación, recurrir al voto electrónico para sofrenar, o mejor, desterrar el fraude, la corrupción y el clientelismo. 
La Reforma Política es y será siempre, asunto cardinal para superar las causas históricas del conflicto.

Debemos reiterar nuestra preocupación por el crecimiento, cada vez mayor, de la inconformidad y desencanto de los antiguos guerrilleros en los espacios territoriales por los incumplimientos del Gobierno. 
En ninguna parte se ven proyectos productivos en desarrollo que no sean los adelantados por los esfuerzos colectivos de los excombatientes a través de cooperativas fundadas por ellos, aportando los pocos recursos de la bancarización.

Presidente, ordene a sus funcionarios espuelear ya el caballo de la reincorporación política, económica y social que desde hace un año esperan los excombatientes.

A muchos de los nuestros no les han resuelto todavía el problema de su identidad, y por lo tanto, no tienen acceso a la bancarización.

Ordene liberar ya a los centenares de prisioneros farianos que continúan presos en las cárceles porque a algunos jueces de ejecución de penas, no les vino en gana hacerlo, los cuales no han recibido ninguna amonestación o sanción por denegación de justicia. 
Que actualicen las bases de datos de la Fuerza Pública para que no se sigan deteniendo a guerrilleros amnistiados.

Que el cuerpo élite del policía creado para proteger la vida de ciudadanos y líderes sociales en los territorios empiece a mostrar resultados.

Y si los hay, que se den a conocer. Que sea motivo de preocupación que a un año de firmada la paz llevamos 30 ex guerrilleros muertos, también 11 de sus familiares y más de 150 dirigentes comunitarios asesinados.

Necesitamos tierras tituladas para desarrollar allí nuestros proyectos productivos y de vida.

Hasta el día de hoy no hemos recibido el primer centímetro de tierra para ese propósito. 
Que se empiece a formalizar, sin temor, a los campesinos que actualmente la ocupan y se les de tierra a aquellos que no la tienen o la tienen de manera insuficiente.

Todos queremos ver el inicio de la materialización de los compromisos del gobierno dirigidos a dignificar la vida en el campo.

La Reforma Rural Integral, luego de 5 años de nuestro primer acuerdo parcial, todavía no cobra vida. 
Pero sí tenemos, por el contrario, un proyecto de ley radicado en consulta previa sin haber pasado siquiera por la CSIVI, el cual hace añicos la ley 160 del 94 que era el cuerpo normativo del que se podían agarrar un poco las comunidades rurales para alcanzar sus reivindicaciones. Hoy se sigue expandiendo el latifundio y la extranjerización de la tierra, atropellando de paso la soberanía alimentaria y la preservación de los recursos del común.

La nueva política antidrogas pactada en La Habana, no es hoy un proceso genuino de sustitución con acento en el respeto a los derechos humanos, sino un proceso de erradicación brutal que cuenta entre sus logros más deplorables la masacre de campesinos en Tumaco y la multiplicación de los cultivos por la persistencia de una política equivocada. 
Mientras se trata de mostrar eficacia persiguiendo al eslabón más débil de la producción, ningún resultado notable se observa en lo que concierne a la persecución de capos solapados en las capitales ni de blanqueadores de dineros, que, incrustados en el corazón del capital financiero, son en realidad el motor del narcotráfico.

No desconocemos la voluntad del Presidente Santos, Premio Nobel de Paz, en intentar sacar el proceso al otro lado, pero hay mucha burocracia y unos enjambres de asesores que solo saben utilizar la norma, no para solucionar los problemas, sino para agudizarlos. 
Y no es justo, porque ello solo refuerza el saboteo de la derecha a los esfuerzos de paz. 
Hemos sido testigos de la preocupación del Presidente por el estado actual del proceso, pero también le hemos dicho, que tiene a su disposición potestades constitucionales para manejar exclusivamente las riendas de la paz. Lo reiteramos: Puede salvarla porque tiene a disposición herramientas legales concebidas precisamente para salvar un proceso de paz.

Como cierre de estas reflexiones, llamamos la atención por la disminución en el ritmo de producción de la CSIVI y el CNR, lo cual empieza avizorarse como un ocaso temprano de las dos instancias fundamentales concebidas para garantizar el impulso de la implementación y la reincorporación.

Finalmente, queremos de manera especial señalar el papel de La Fiscalía General de la Nación en contra del Acuerdo de Paz y de la JEP:

El Fiscal ha operado como jefe de bancada de Cambio Radical en el Congreso para conseguir la mayoría de las modificaciones operadas en la JEP, siempre en perjuicio de las FARC.

Atendiendo a las solicitudes del Presidente Santos, hasta en tres ocasiones nos hemos reunido con el Fiscal General para “negociar” sus propuestas, pero una vez logrado el consenso el mencionado funcionario salió con nuevas pretensiones que en últimas fueron las que hizo aprobar por el Congreso.

3º.- La Fiscalía ha bloqueado en el Congreso la aprobación de las normas necesarias para otorgar tratamiento de renuncia a la acción penal a mujeres en situación de exclusión social, con cargas familiares, condenadas por pequeños delitos relacionados con el narcotráfico sin carácter violento.
Estos tratamientos penales especiales son recomendación de la OEA y así se acordaron en La Habana.

La Fiscalía ha impedido la puesta en marcha de la Unidad Espacial de Investigación de crímenes del paramilitarismo contemplada en el numeral 74 de la JEP. 
Para ello, ha bloqueado las necesarias reformas constitucionales para que esta unidad pudiera funcionar con autonomía dentro de la Fiscalía General de la Nación. Aunque el Fiscal manifestó que estaba de acuerdo con que, para garantizar la autonomía de la Unidad Especial, eran necesarias reformas constitucionales, terminó bloqueando su realización.

Además, introdujo en el Decreto 898 de 29 de mayo, por el que se acordaba la creación de la Unidad Especial en el seno de la FGN –que debía ser complementada con las reformas constitucionales bloqueadas- un título II de reformas de la Fiscalía que va a provocar que la Corte Constitucional declare inexequible todo el Decreto, por haberse introducido en él, materias no previstas para el procedimiento Fast Track. 
Estas incorporaciones, no consensuadas en la CSIVI, se impusieron con la mala intención de que se declarara inexequible lo relacionado con la Unidad Especial.

Presidente Santos, señores expresidentes de Uruguay y España, con todo respeto, estas son nuestras principales preocupaciones en torno a los desarrollos del proceso de paz.

Por todo su respaldo al proceso de paz en Colombia, muchas gracias, señores expresidentes Felipe González y Pepe Mujica; Muchas gracias a los gobiernos de Cuba y de Noruega, países Garantes del proceso; Muchas gracias a Naciones Unidas por el extraordinario papel de su Segunda Misión.

Desde Cartagena, La Heroica, queremos que ustedes y el pueblo colombiano tengan certeza, que no obstante las dificultades, seguiremos marchando sobre la convicción de que haber puesto fin al conflicto, es el hecho más importante de las últimas décadas en el país."

Santos con el general Alberto Mejía nuevo comandante de FFMM desde noviembre 2017 hacen ilegal campaña electoral de clara guerra contrainsurgente contra el pueblo y contra el Acuerdo de Armisticio, repitiendo su "posverdad" o pseudo realidad con fines políticos de una supuesta victoria militar frente a las FARC.

¡Lo que en realidad hubo fue Armisticio¡

 

http://fezlox649.blogspot.com.co/2017/10/completa-con-justicia-social-es.html?m=1

 

Aún no hay paz con justicia social.

 

Pues decir que hay paz es otra "posverdad" o pseudo realidad.

 

Repito: lo que hay en estricto Derecho y en la Realidad, es Armisticio firmado.

 

http://fezlox649.blogspot.com.co/2017/10/completa-con-justicia-social-es.html?m=1

 

Armisticio pero ya vulnerado por el Gobierno y por las FFMM con el accionar paramilitar sistemático que ha perpetrado en calculada campaña electoral bélica asesinar a líderes sociales junto a Abogados y Activistas Defensores de los Derechos en Colombia en continuidad del genocidio político que venimos sufriendo quienes luchamos por una verdadera Democracia y una Nueva Colombia.

 

Y este tipo de guerra electoral contra la FARC por parte del Estado es para favorecer al militarismo que aún existe e impera con la teo-Doctrina Damasco.

 

Esta peligrosa Teo doctrina Damasco hija en parto infame de la Teoría yankee de Seguridad Nacional materializada en las ya más de siete bases militares de EEUU en territorio colombiano violado en su Soberanía Nacional con el visto bueno y sumisión de la oligarquía colombiana.

 

Como ya estamos en campaña electoral, la nuestra también debe contemplar esta denuncia y compromiso para desmilitarizar a Colombia y expulsar estas bases militares y misión militar yankee-israelí para poder de verdad implementar lo acordado en el Armisticio. O si no no habrá ni Armisticio, ni Paz con Justicia Social. Así de clara es la situación.

 

Quedarse callado es cohonestar al gestor de la guerra contrainsurgente contra el pueblo y contra nosotros quienes venimos sin armas luchando por los Derechos.

 

Candidato que calle cohonesta, y quien defienda al régimen político es traidor a la patria, y ninguno será legítimo en caso de lograr sendas investiduras.

 

Aquí no vale el vulgar pragmatismo ni el pérfido actuar de usar aún la guerra y la normativa contrainsurgente contra quienes queremos transformar y reconstruir al País para de verdad Reconciliar a la Nación con Vida Digna, es decir, ejerciendo los Derechos a plenitud, y no sólo satisfacer necesidades sobreviviendo.

 

Jacobo Arenas educó para VIVIR CON DIGNIDAD y no quedarse en la precariedad de apenas sobrevivir satisfaciendo como animal meras necesidades. Y así lo comprendemos con base al Materialismo Científico.

 

http://www.frenteampliopopular.org/index.php/layout-1/layout-2/layout-3/layout-4/style-2/style-4/style-6/columns--com-left-right/columns--left-com-right/columns--right-left-com/columns--right-com-left/regions-1234/regions-1324/regions-1423/regions-4123/root/2012-09-13-23-35-50/item/662-

 

Hoy en el Derecho Alternativo Contemporáneo éstas se caracterizan como Derechos Universales tanto Humanos como de los Pueblos para ejercerlos sin considerarlos esenciales neoliberales, sino Universales sin estar sujetos, como en Colombia, a la impuesta "Regla Fiscal". 

 

Indico así estas claridades necesarias, pues a la Nación no se le debe engañar, diciendo lo uno o lo otro. Hay que asumir siempre nuestra posición de clase por el pueblo, para él, para elevar de nivel la democracia que no sólo es referente a lo electoral, sino frente a la riqueza nacional.

 

Hacerlo así por los Candidatos, equivocarse con bajo nivel cultural y político, será vulgar Perfidia contra el mismo anhelo de lograr la Paz con Justicia Social para que haya de verdad Vida Digna.

http://www.frenteampliopopular.org/index.php/layout-1/layout-2/layout-3/layout-4/style-2/style-4/style-6/columns--com-left-right/columns--left-com-right/columns--right-left-com/columns--right-com-left/regions-1234/regions-1324/regions-1423/regions-4123/root/2012-09-13-23-35-50/item/717-cuestionario-para-candidatos-ya-inscritos

 

Athemay Sterling 

Bogotá Colombia Enero 01 2018

 

https://twitter.com/athemayst/status/947878781628420096/photo/1

Página 1 de 64

Escúcheme aquí

En

Vivo!

No se pierda nuestro programa todos lo Jueves a las 10:30 am
Esperamos sus opiniones y denuncias. Aquí

Recorriendo

Colombia

Cerca al ciudadano, recorriendo palmo a plamo nuestro País, para dar a conocer sus derechos
 

En las Redes

Sociales

Conectate con nosotros y sigue nuestros proyectos y gestiones minuto a minuto

 

Joomla! ©2005-2009 Open Source Matters, Inc. All rights reserved.